Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El batiburrillo   -   Sección:   Opinión

La importancia de morir

Vicente Luís Mulero
Redacción
martes, 22 de febrero de 2005, 01:39 h (CET)
Sólo se habla bien de alguien cuando muere, lo cual es una lastima y un asqueroso acto de cinismo y falsedad, me enerva sobremanera que solo se le reconozca a alguien sus obras y acciones solo cuando acaba de morir y poco después se le va a condenar al olvido más absoluto.

Eso es duro cruel y despiadado me aterra este modo de actuar es duro pensar que hay que morirse para obtener algún brillo, si era tan buena persona por que no le ayudaron cuando lo necesitaba, pregunto por que no le apoyaron cuando lo pidió.

Es una gran mentira, los elogios son mentira el afecto es mentira entonces todo es mentira, hay demasiado cinismo.

Generalmente en vida siempre te ponen trabas para llevar a cabo tus ideas a no ser que tengas un padrino y es que sistema de las recomendaciones sigue funcionando como en el siglo XIX, así que se puede decir que no hemos avanzado gran cosa este sentido y es que el hombre según para que comportamientos sigue en el pleistoceno.

Abunda también la falsedad de aquellos que mientras están a tu lado te adulan y cuando te das la vuelta tratan de desprestigiar tu imagen, difundiendo rumores sobre tu carácter para tratar de hacer creer a los demás que eres una persona intratable aunque sea mentira, hay quien se divierte descalificando a los demás por sus defectos o carencias personales, eso se da en los ambientes literarios y periodísticos y lo digo por experiencia personal.

Tampoco es muy común apoyarse entre compañeros, resulta más fácil y más moderno jugar a hacerse la vida imposible.

Solo se habla bien de alguien cuando se muere alguien entonces esos que te hacían sufrir te elogian y hacen homenajes, que jamás disfrutaras…

Lo mejor de la vida es mentira.
Todo lo bueno dura poco.
Todo lo positivo es breve.
Por eso, pese a todo la vida es bonita y breve lo peor es levantarse de buen humor y con pensamientos positivos ya vendrá alguien a ponerte de mal humor, lo peor de todo es tener que esperar a la muerte para que hablen bien de ti.

Eso es muy cruel pero muy cierto.
Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris