Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Moda / Barcelona Bridal Week   -   Sección:  

Bundó y sus amaneceres

Dos diseñadoras para una colección
Teresa Berengueras
@berealsina
viernes, 13 de mayo de 2011, 16:04 h (CET)
La pasarela de Raimon Bundó apareció casi desnuda, sólo al fondo de la misma una colección de todas las medidas de cornucopias con espejos la adornaban. También candelabros antiguos, majestuosos, grandes y sin velas se hallaban allí, como escondidos pues lo importante era lo que venía después. Bundó siempre ofrece doble ración sobre la pasarela Barcelona Bridal Week, ¿por qué?, muy sencillo, en un mismo desfile vemos dos tendencias bien diferenciadas creadas por las dos mujeres diseñadoras de la casa, ambas centradas en el mundo del arte y sus tendencias y conociendo al detalle el mundo de la novia.




Malena Costa para ir de bundo.
Foto: Ugo Camera


Nadie nos dice cuales son los diseños de cada una de ellas, pero las colecciones se diferencian claramente por sí mismas, vimos vestidos importantes, de los de toda la vida, aquellos que tienen un patronaje que podríamos llamar “vintage” cosidos con esmero, mucha precisión y con tejidos muy adecuados a cada uno de los modelos presentados. Abrió el desfile un palabra de honor en seda salvaje ceñido a la cadera, le siguió otro palabra de honor con media manga, también ceñido en la cadera lo que permite darle mucho volumen a la falda, en algunos vestidos de los que vamos a llamar clásicos Bundó pudimos ver los guiños del clasicismo imperante en este estilo de vestidos, algunos de ellos llevaban el cuerpo bordado con algún lazo que nos recordaba a Audrey Hepburn en la película “Sabrina”.

Le siguieron otros de estilo griego por sus drapeados y con un detalle de distinción bien marcado en sus ramos, pequeños, distintos a los que vemos por la vida y que iban sujetos por un talle corto y asentados en una rejilla de color gris antracita. Modelos con tela plumetti, escote en pico atrás y redondo por delante, los corsés aparecen en esta colección para encumbrar los talles de avispa, siempre tan elegantes y nacen confeccionados con otomanes, con sedas, en esta colección es preceptivo el mikado, los dupiones y las sedas naturales, también los dobles cuellos, recordamos el modelo de Fabiola de Bélgica cuando se casó en esa tendencia.

Faldas amplias con poca cola, escotes barco, en pico, tanto detrás como delante, todo ello con la elegancia espléndida de las mujeres que quieren vestir de novia, son modelos que la casa Bundó ha recuperado de su largo historial, desde hace años visten a las mujeres con clase, con elegancia y por sus talleres han pasado, y lo siguen haciendo, los apellidos más representativos de la burguesía catalana. Su diseñadora, Cristina Arana, trabaja con un equipo que sabe lo que es preciso darle a cada diseño, tanto en tejido como en formas, es una colección en extinción pues si bien para el día del “si quiero” el clasicismo lo desean muchas mujeres en el mercado cada día hay menos posibilidades de encontrar uno de estos modelos con todos sus ingredientes sin adulterar.

Cristina Arana le da a su colección prestancia, elegancia, clase y calidad, de ahí viene el porqué gustan sus modelos y son fetiche imprescindible para toda novia que desee un día de boda para recordar durante toda la vida.

La innovadora de la casa
La alegría de la casa la aporta Ivonne Ruiz que es innovadora y creativa y sabe que hay muchas mujeres que prefieren el “Allure” para ese día importante, Ivonne crea diseños para la chica que quiere ir distinta, con gracia pero sin parecer otra, una mujer que está al día y en su fiesta quieren unir a la familia y a los amigos y sentirse admiradas, queridas y estar muy guapas pero cómodas.

La colección llamada “Ir de Bundó nos embriagó porque son diseños muy alternativos pero se hacen querer, los tules aparecen y desparecen de la pasarela como en un suspiro. Atrevido el pantalón de tul de seda bajo de talle con un top de puntilla atado en la espalda como si fuera un pañuelo de seda. Impresionante el short de chantilly de algodón que cerró la pasarela, un short (la prenda de moda de esta temporada) escueto para unas largas y bien torneadas piernas, este apoteósico modelo final se adornaba además con una cola de tul y un top de encaje de calais, una maravilla para una boda de verano lejos del encorsetamiento pero apto para personas de mentalidad muy delicada.




Short de novia. Foto: Ugo Camera


Ir de Bundó es un canto a la libertad, todos los modelos de Ivonne presentan una novia sin encorsetar, libre como el viento, como ese mar siempre presente en esta colección, como los amaneceres del pre impresionista William Turner, los escotes son en uve, con un hombro al aire, profundos escotes en la espalda, las novias de Ir de Bundó llevan la cabeza tapada con tul ilusión que a veces se alargan hasta formar la cola, las faldas las conforman diferentes capas de tul en distintos cortes, les cuerpos pueden ser plisados o semi plisados, todo con mucho patronaje, muy bien confeccionado pero como si fuese improvisado, la costura de Ir de Bundó es muy difícil no se ata a las novias con diseños estrictos, pero tienen la gracia de la improvisación sin serlo, en costura conseguir el toque de parecer y no ser demuestra tener mucho arte y precisión al mismo tiempo.

Ivonne trata los guipures, los chantillys y los encajes de tú a tú, el guipur es maravilloso, como lo son el chantilly y el encaje, y pueden usarse tal como vienen, sin más siempre lucirán hermosos si lo son de verdad y no poliéster, que no es el caso, la diseñadora estos tejidos los hace suyos envejece el encaje y lo plasma en un modelo con tul en la cintura de la novia como si fuera un nuevo corsé, en color envejecido tirando a rosa, o a dorado ofrece un efecto impresionante, novedoso que le dan a una ganas de casarse inmediatamente, también vimos un modelo que nos recordaba el art decó, falda semi amplia con cuerpo hasta la cadera un poco abullonado, todo en chantilly tirando a azul, en el interior del vestido un modelo clásico en seda.

El corsé, de la mano de Ivonne, llega otra vez para los vestidos más clásicos firmados por Arana, y las dos unidas han recreado esta pieza, en los vestidos más elegantes de forma más estricta y en la línea más innovadora como si estuvieran en sus modelos como por casualidad. A todo este ambiente hay que añadir la actuación en directo del grupo Plantación que nos acompañó con música funky y reggae, algunos momentos del desfile nos transportaron a los amaneceres maravillosos de islas como Eivissa y Formentera donde tantas bodas se llevan a cabo y se seguirán celebrando. Ahora, con el verano a la vuelta de la esquina, pronto tendremos noticias frescas que nada tienen que ver con la moda nupcial de Ivonne Ruiz, una sorpresa que nos tiene preparada para dentro de pocos días. De momento nos quedamos con las novias, sutiles, rutilantes, para los amaneceres, atardeceres y a toda hora, ¡ah¡ el amor es algo maravilloso.

Matilde Cano la “Carmen” de la BBW
La cordobesa Matilde Cano, acompañada por sus dos hijas Marisa y Olga, presentó en esta pasarela sus vestidos de fiesta, unos vestidos que nacieron en el año 1976 y que durante estos largos años se han afianzado no sólo en el mercado nacional sino también en el internacional.

A la colección le han llamado “Carmen” para recordar a esa mujer independiente y con personalidad que plasmó Bizet en su ópera . Sonaba la operística Habanera cuando una escultural modelo, muy racial, pelo ensortijado largo y negro, se decidía a pasar el primer modelo, una falda negra de volantes, magnífica, ceñida la cintura con un amplío corsé y un top blanco con los hombros al aire, en ese instante le corta el paso el bailarín Rafael Amargo, todo de negro, fajín azul oscuro como el mantón de Manila que agita artísticamente el bailaor mientras danza sobre la pasarela rindiendo honores a la modelo y a la colección de Matilde Cano.




Amargo con la Carmen de Matilde Cano.

Este racial y muy aplaudido inicio fue seguido por una larga sintonía de modelos muy apreciables no sólo por su forma de estar trabajados sino también por la amplia oferta de los mismos. Una colección de 25 modelos en donde poder escoger para todos los gustos pero todos con único sello que distingue a toda la colección. La etiqueta de Matilde Cano, tanto en los vestidos largos como cortos, es reconocida sin necesidad de leerla, después de esta primera aparición vinieron otros modelos como un vestido mini en verde agua con mantón de Manila a juego, los flecos del mantón lo hacían más espectacular así como la flor en el pelo que era grande, muy desestructurada y del mismo tono que el vestido.

En la mayoría de las propuestas de trajes de fiesta en corto los diseños eran muy por encima la rodilla, vimos otro vestido mini en guipur también en verde agua, muy escotado, con sandalias rojas y la flor en el pelo de rejilla del mismo color.

Matilde Cano mezcla sabiamente los accesorios con los tocados haciendo que los colores sean los mismos, usa el satén y los volantes al bies guardan la proporción y dan aire a la persona que los luce.

Los vestidos largos con volantes plisados y desiguales los combina con corsés, también usa plumas, siempre muy femeninas, pero no escandaliza con los colores, las presenta en azules oscuros. Ciñe la cintura en mini corsés, con cinturones ricos en bordados o en brillos.

Delicado y muy bien estructurado el vestido mini de plumas de color de rosa, con tirantes, flor beis en el pelo y sandalias a juego. Precioso vestido para las más exigentes y novedosas, las plumas están a la orden del día si bien es cierto que se deben poner para actos que lo merezcan, nadie, al menos hoy en día, iría a comprar al súper vestida con un delicado modelo de Matilde en plumas, en cambio para una fiesta especial, es el mejor reclamo para una mujer que sabe de moda.

También muy preciosa la falda larga con volantes en seda arrugada de color azul oscuro, elegante como el que más ayudado por ese top de satén de seda en beis que caía de un lado de la espalda hasta la media manga, terciopelo para vestidos y faldas largas, también diseños importantes, los lazos, tan únicos, no los olvida en otros minuciosos detalles, tampoco faltan los estampados sutiles y más llamativos, cuerpos de guipure, de encaje, mezcla el blanco con el negro, siempre tan clásicos pero únicos, y sus satenes deslumbran con el rojo, recordemos que a “Carmen” la vemos siempre en rojo, nuestra retina parece que la vea siempre vestida de este color.

El rojo es al color de las fiestas, de la alegría, el satén tiene caída y es muy sugerente, en una colección llamada “Carmen” esperábamos la miscelánea de rojos, llegó uno con cuello halter, largo aunque la parte delantera mostraba las maravillosas sandalias, en el escote delantero un babero que parecía de corales pues estaba rematado en piedras, una “Carmen” exuberante, muy en tendencia, otro rojo llevaba volantes a un lado, la espalda al aire y las sandalias rojas, en otro modelo rojo el cuerpo era de satén y la falda llevaba aplicaciones de flores grandes a tono, la apoteosis de la “Carmen” de Matilde la representaron tres modelos en la pasarela BBW, modelos de largo recorrido aunque muy jóvenes, fueron Malena Costa, novia del azulgrana Carles Puyol, Carla Crombie y Davinia Pelegrí.

El broche de honor lo puso la novia, una novia que lucía un espectacular mantón de Manila propiedad de Matilde Cano y que era un modelo “vintage” muy especial, muy precioso, esta novia iba acompañada por el bailarín Rafael Amargo que se vistió de blanco par hacer de novio improvisado en esta pasarela llena de color, embrujo y precisión en el trabajo bien hecho. Trabajar los vestidos de fiesta es muy complejo y hacer felices a una amplia clientela tiene su magia, como la de la “Carmen” que vimos esa tarde en la Pasarela Gaudí Novia de BBW.

Noticias relacionadas

Lalanne Reserva, un genuino Somontano con recuerdos de Burdeos

Más de 100 años elaborando vinos de calidad es la vitola de Bodegas Lalanne

Heidi Klum y sus posaderas

Todos los veranos podemos ver fotos de las famosas y sus despistes en la playa. Un bikini mal colocado, el pelo despeinado...

4.300 árboles para la recuperación del oso pardo en el Bierzo

Más de 7 hectáreas de monte con el fin de recuperar el hábitat natural del plantígrado

Bodegas Martín Códax presenta la II edición de conciertos “Os Xoves de Códax”

La terraza-lounge de Bodegas Martín Códax se encuentra en la colina de Burgáns

Vuelven a Barcelona los veleros clásicos

VI edición de la regata Puig Vela Clássica
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris