Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Tenis

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Tenis

Carlos Moyà: “No echo de menos el tenis, ahora me divierto como asesor”

El tenista balear, retirado en noviembre de 2010, debutó como enlace entre dirección y jugadores
Rafael Merino
@RM_rafamerino
miércoles, 11 de mayo de 2011, 08:54 h (CET)
Su amigo Rafa Nadal acaba de caer en la final del Masters Series de Madrid. “Son cosas del deporte. Djokovic ha estado en campeón. No se puede decir nada más”, reflexiona Carlos Moyà (Palma de Mallorca, 1976). Para él, esta final tampoco ha sido una más. Este torneo ha supuesto su estreno como coordinador entre jugadores y dirección. “Ha sido una nueva experiencia y me he sentido muy cómodo”, reconoce. Este debut detrás de las pistas se ha realizado seis meses después de su retirada como jugador profesional. “Fue una gran época”, apunta. No es para menos. Moyá ganó un Roland Garros (1998), una Copa Davis (2004) y alcanzó el número 1 del ranking ATP (1999).




Moyá durante una exhibición.

Carlos Moyà nació tenísticamente con un “hasta luego, Lucas” y, tras quince temporadas en la elite, se despidió con otro “hasta luego, Lucas”. Su primera peculiar despedida, o presentación en sociedad, se realizó en Melbourne, después de proclamarse subcampeón del Abierto de Australia (1997) tras caer ante Pete Sampras. La segunda vez que se escuchó su mítica frase fue durante la rueda de prensa que ofreció en Madrid con motivo del anuncio de su retirada del tenis. Entre ambos momentos, Moyá consiguió veinte títulos ATP, cuyo mayor éxito fue en París, en el Roland Garros de 1998; disputó 894 encuentros oficiales (balance de 575 victorias y 319 derrotas); formó parte del equipo español que se alzó con la Copa Davis de Sevilla y con Estados Unidos como adversario; se proclamó subcampeón del Abierto de Australia y de una Copa de Maestros; y alcanzó el número 1 del ranking de la ATP en 1999, siendo el primer español en escribir su nombre en el primer puesto de esta prestigiosa clasificación.

Después de estrenar paternidad, Carlos Moyà decidió guardar las raquetas a mediados de noviembre de 2010. Las lesiones y la edad pasaron factura, permitiéndole estrenar una nueva faceta dentro del mundo del tenis, al otro lado de la red. Ahora, Moyà ejerce desde los despachos y su primera aventura sucedió en la recién finalizada décima edición del Masters Series de Tenis de Madrid, donde el balear actúo como interlocutor entre dirección del torneo y jugadores. Escasas horas después de concluir esta experiencia, Moyá compartió con Diario Siglo XXI (y www.rafaelmerino.com) sus primeras impresiones sobre este campeonato, en el que debutó en los despachos.

¿Qué valoración hace de la décima edición del Masters Series de Madrid?

Para mí, creo que ha sido un éxito, tanto en organización como en lo deportivo. La asistencia ha sido muy buena durante todos los días y pocos torneos pueden presumir de contar con estas infraestructuras y con los tres mejores jugadores del mundo en semifinales. Y además hemos contado con una gran final. Se ha visto un buen espectáculo. No podemos pedir más.

Quizá que hubiera ganado Nadal, ¿no?

(Sonríe)… Bueno… sí, pero estas cosas suceden en el deporte. Enfrente estaba un gran Djokovic, que ha completado una gran semana de tenis, jugando siempre a un gran nivel. Su temporada está siendo de diez. No se puede decir nada más. Ha merecido ganar el torneo, aunque está claro que nos hubiera gustado ver ganar a Nadal. No ganó porque además no tuvo su día. Y esto es clave para que Nadal no gane, como se ha visto en la final con Djokovic.

¿Romperá Djokovic con ese binomio establecido entre Nadal y Federer?

Bueno… está claro que va a contar mucho a partir de ahora. Djokovic está jugando un gran tenis, está más centrado y creciendo como jugador. Será otro enemigo más de Nadal en los torneos que vienen y también lo será en la lucha por ser número 1. Luego están Murray y Del Potro, pero éstos deben dar un paso adelante. Y nunca debemos descartar a Federer, es un jugador de gran clase y experiencia y nunca se va a rendir.

Aparte de Nadal, ¿cómo ve de salud al tenis español? En este torneo, salvo Ferrer, nadie más ha llegado a las fases finales…

Creo que tenemos muy buenos jugadores. Tenemos a Ferrer, a Feliciano que hizo un enorme partido contra Federer, a Almagro, a Verdasco… El problema es que estamos mal acostumbrados y en cuanto no se gana… Ferrer, por ejemplo, está haciendo una gran temporada sobre tierra. Tenemos muy buenos tenistas y cada vez jugamos mejor sobre cualquier superficie.

Por cierto, ¿cómo ve Carlos Moyà eso de jugar sobre arcilla de color azul?

Bueno… es una innovación y durante estos días todos hemos podido probarla. Yo no he notado nada diferente en la forma de jugar ni en el bote de la pelota. Veremos cómo evoluciona todo…




Moyá recibiendo el trofeo de manos de Pelé.

¿Se ha sentido cómodo en su nueva faceta de coordinador entre dirección de torneo y jugadores?

Sí, me ha gustado bastante y me he sentido muy cómodo con este trabajo. Para mí ha sido una experiencia nueva, porque he estado haciendo cosas diferentes a las que había realizado antes en el tenis. Estos cargos te permiten ver este deporte de otra manera diferente a como lo había visto antes. Han sido unos días de aprender muchas cosas. Han sido días muy positivos.

Entonces, sobra decir que echa de menos el tenis en activo…

Así es. No lo echo de menos, porque si lo echara de menos, no podría estar ni trabajando como enlace entre dirección y jugadores. Ahora, disfruto del tenis de otra manera a como lo hacía antes.

Durante esta semana, usted ha sido homenajeado por la Federación de Tenis de Madrid (FTM), ¿cómo lleva estos temas de reconocimientos tan continuos? ¿Se llega a cansar?

Siempre es bonito que la gente se acuerde de ti. Es emocionante que reconozcan tu trabajo cuando ya han pasado unos cuantos meses desde mi retirada. Siento que la gente me quiere. La verdad es que estoy encantado de recibir estos homenajes, y más cuando se trata de la FTM, que siempre me ha tratado muy bien.

Para finalizar, y repasando su trayectoria profesional, ¿con qué momento se queda?

No podría escoger porque he vivido momentos muy bonitos. Ha sido una gran época. Me quedaría con mis cinco temporadas seguidas entre los diez mejores tenistas del momento, con la Copa Davis de Sevilla, con el triunfo de Roland Garros y, lógicamente, con aquella final de Australia contra Sampras.

Más en Twitter: @RM_rafamerino
Noticias relacionadas

Nadal: "Volver al número uno significa que se ha mantenido la ilusión"

El español se prepara para defender liderazgo en el US Open

Muguruza no da opción a Halep en la final de Cincinnati y ya es número 3 del mundo

Culmina así una semana de ensueño

Ferrer se queda a las puertas de la final

Kyrgios y Dimitrov lucharán por el título

Ferrer: "Fue mi mejor partido de esta temporada y de los últimos dos años"

En semifinales ante el australiano Nick Kyrgios tratará de "disfrutar" el momento "sin presión"

Muguruza tira de épica y Carla Suárez cae en Cincinnati

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris