Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   Crítica de televisión   -   Sección:   Televisión y Medios

Estereotipos

Lucia Martínez
Redacción
sábado, 12 de marzo de 2005, 23:16 h (CET)
Es de todos conocido que la mayor, o acaso la única, preocupación de las mujeres que trabajan en los servicios informativos de cualquier televisión del mundo tiene que ver con su aspecto. Entiéndame: ellos, los periodistas, se desvelan por los contenidos de los programas, por el rigor en los datos, por su verificación, por presentar esas informaciones de forma correcta, bien expresada, sin que se produzca confusión alguna o la audiencia pueda malinterpretar algo. Mientras ellos están afanados en esas cuestiones, ellas se preocupan porque el plano no deje ver determinadas partes de la cara o el cuerpo, o por aparecer frente a mujeres que sean menos atractivas, para no salir mal paradas. Además, las pocas ocasiones en que reflexionan es sobre ese tema, y sus lenguas se vuelven viperinas.

Eso al menos se desprende de un numerito que se dejó ver el jueves en 'Vaya semanita'. La invitada era Ana Urrutia, la periodista que informa sobre le tiempo en el segundo canal de ETB. Óscar Terol dirigió a su invitada algunos piropos; durante un poco más de tiempo de lo que puede ser considerado normal. ¿Qué es lo normal? Pues mire, ni idea, pero todo ello se produce en un contexto determinado. La entrevista a Urrutia vino salteada con vídeos y un sketch en el que Estíbaliz Ruiz de Azua y Adela González -ellas en persona, sin imitaciones, y confío en que siguieran un guión- iban desgranando o despellejando a Urrutia, que si no es tan guapa como dicen, que sin primeros planos cualquiera, que patatín y patatán. Aun tratándose de un espacio de humor, qué sonrojo.

'Vaya semanita' incurre más que a menudo en actitudes sexistas. Una de las actrices representa semanalmente el papel de tía buena, de mujer deseada; sin embargo, no tiene un equivalente masculino. ¿Quién de ellos es la bomba sexual? Espero que no me haya pasado desapercibido. Y por abundar un poco más, no recuerdo que ninguno de los invitados hombres haya recibido un tratamiento similar, y no eran tan feos, ¿no?

Noticias relacionadas

Uno de cada tres europeos prefiere consumir contenidos audiovisuales solo a través de internet

El consumo en streaming supera a las descargas de series y cine

Netflix estrena la tercera temporada de 'Las chicas del cable' el 7 de septiembre

La plataforma presenta el trailer de los nuevos episodios

Las mejores playas con Wifi para disfrutar de cine y series en la arena

El 24% de los españoles aprovecha las conexiones WiFi de los hoteles y apartamentos de vacaciones para ver ficción

Esty Quesada se une al reparto de la serie 'Vota Juan'

La primera serie propia del canal TNT ya ha comenzado su rodaje

Más de 10 millones de espectadores vieron el España-Portugal

Telecinco lidera el día seguida de Cuatro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris