Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A bote pronto   -   Sección:   Opinión

Sombras en el Windsor

Anado Uni

lunes, 21 de febrero de 2005, 01:08 h (CET)
Todo el mundo conoce ya que en la noche del día 13 al 14 de febrero el rascacielos Windsor fue pasto de las llamas. Que parece ser, por lo que dicen los bomberos, que se tardó en avisar del incendio. Que parece, a tenor de la empresa de seguridad, que se avisó en el momento preciso, tras llevar a cabo el protocolo que exigen estos casos. Detección, comprobación e intento de sofoco. Tras esto y si el incendio no es gobernable por los vigilantes se avisa a los bomberos. Estos tardan en llegar apenas cuatro minutos, y al poco se dan cuenta de que el fuego es inabarcable desde dentro y que será mejor hacerle frente afuera y con todas las esperanzas en el muro de hormigón que separaba la planta 17 de las inferiores. Se dedican a atacar el fuego directamente y a mojar esa planta para reforzar su naturaleza de cortafuegos. Pero no lo consiguen. Al fuego le lleva algo más de tiempo pasar, pero luego prende varios pisos a la vez y prosigue en lo que es un caso único entre los incendios de edificios, directamente hacia abajo, como si quisiera cruzar la calle. Y es que todo el mundo sabe, y los bomberos mejor que nadie que los fuegos tienden a crecer hacia arriba, menos este tan insensato.

El edificio tras el paso de los bomberos y en teoría quedaba totalmente desierto. Los vigilantes lo habían desalojado, saliendo ellos que eran en principio, sus únicos habitantes. Pero hete aquí que una señora, de visita en Madrid cámara en mano grabó, se discute si en el piso dieciséis, varias sombras cruzando las ventanas. Sus imágenes a las 3:45 de la mañana son entonces incongruentes. Los bomberos afirman que a esa hora no había ninguno de sus hombres en las oficinas de Deloitte, los vigilantes ya habían salido también. Pues, si es cierto que quedaban dos personas en el edificio a esa hora, ¿cómo no se las ha identificado? No debiera ser fácil salir del edificio, de nuevo a la calle, con todo el parque de bomberos en la acera. Otra opción, es que no salieran, y eso es mucho peor, pues si se dio una circunstancia positiva en la catástrofe, fue precisamente que no hubiera víctimas.

Ahora la inmobiliaria propietaria del edificio ha decidido interponer una demanda penal para que se busque al culpable del incendio. Ellos descartan absolutamente que se originara, como se ha dicho, por un cortocircuito, y se amparan supongo, en las sombras misteriosas. Espectrales como ya ha apuntado alguno.

Queda casi un año hasta que puedan retirar el esqueleto del coloso, ya sin llamas, la gente que es muy sabia y sabe relativizar las tragedias, sobre todo si no afectan en carne propia, ya ha dicho que ahora sí seguro nos conceden las Olimpiadas, tras la memorable llama olímpica que Gallardón dispuso en la Castellana.

Yo no las tengo todas conmigo al respecto, y me da el pálpito de que nos ganarán, como en el fútbol siempre, los franceses.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris