Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Lo veo y no lo creo

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
lunes, 21 de febrero de 2005, 01:08 h (CET)
Si no recuerdo mal la cita bíblica, o supuestamente bíblica, dice aquello de “si no lo veo no lo creo”, pero a mí en esta ocasión me está sucediendo todo lo contrario. Estoy viendo, más bien leyendo y escuchando, unas declaraciones de Manuel Fraga, Presidente casi perpetuo de la Xunta de Galicia y entro en trance con lo que veo. Me restriego la cara pensando que todavía ando con las legañas puestas en las persianas de los ojos y no, estoy bien despierto y aquí está D. Manuel, más o menos como siempre ha sido él, hábil y contradictorio, plantado cara nada más y nada menos que a José Maria Aznar, ese señor que se va pero vuelve y que muchos de sus seguidores, sobre todo los mas cercanos a la oportunidad de tocar algo de poder, desearían ver callado y lejos de los medios de comunicación. Muchos lanzaron suspiros de alegría cuando al “muchachito de Valladolid” le llegó esa jubilación dorada que supone dar clases, en un ingles macarrónico, en una universidad norteamericana. Pero ahora ven su gozo en un pozo. Don Manuel desde la verde tierra de las meigas abre la caja de los truenos y lanza un ataque en toda la línea de flotación del anterior Gobierno, es decir del que presidió durante ocho años el Sr. Aznar.

En el Partido Popular han presumido siempre de su unanimidad, con congresos generalmente sin problemas y con decisiones unánimes e indiscutibles aprobadas “a la búlgara”. Mientras José María Aznar anduvo al frente de las huestes populares todo era un engranaje tan perfecto como un reloj dotado de maquinaria suiza, pero en cuanto éste dejo, al menos oficialmente, el mando del partido éste se ha convertido en algunos lugares en una jaula de grillos. En Extremadura la lucha interna se lleva incluso al extremo de dar a la publicidad videos comprometidos con alguna de las facciones en lucha. En Catalunya abuchean en plena congreso al Sr. Piqué su máximo representante y en Valencia las luchas entre Zaplana y Camps son constantes, aumentadas ahora con la irrupción en el campo de batalla del presidente de la Diputación de Valencia, Sr. Giner, antiguo falangista y del presidente del PP en la provincia Sr. Rus, alcalde también de Xàtiva, y que insultó gravemente a los académicos de la Academia Valenciana de la Lengua. Estos chicos “populares” parece que siempre necesiten de la mano dura del papá protector para no convertir el partido en patio de colegio. Las discrepancias ideológicas siempre deben ser bien recibidas en el seno de los partidos, pero aquí no estamos ante ese caso, aquí lo que se dilucida, en la mayoría de ocasiones, es el poder de las influencias.

Pero ahora quien ha alzado la voz contra José María Aznar ha sido, ni más ni menos, que el Presidente Fundador, ese antiguo ministro del viejo dictador Franco que presumía de que “la calle es mía” y que no dudaba en mandar apalear estudiantes o mineros, igual le daba, para defender un régimen dictatorial. Aznar ha intentado hacerle rectificar pero Don Manuel, viejo zorro que presume de no haber utilizado nunca un condón, ni en la lengua ni el sitio idóneo para este adminículo, le ha plantado cara acusándole de no haber visitado la Costa da Morte en los días del chapapote. Me temo que todo esto no es más que una etapa más de la lucha interna del Partido Popular gallego de cara a unas elecciones que no se le presentan nada claras al tiempo que se intenta echar una mano al actual Presidente de los populares, ese Mariano Rajoy que, más de una vez, parece secuestrado por un oscuro y escondido poder. Ha hablado D. Manuel y como él dice: punto.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris