Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Vida   Reflexiones  

El puente de la vida

Es tan corto el periodo terrenal que cuando se aprende a vivir ya estas tocando a la puerta de la parca
Carmen Muñoz
domingo, 26 de marzo de 2017, 12:41 h (CET)
Para morir solo hace falta estar vivo. Admitir que estamos de paso, que solo quedaran nuestras obras, buenas o malas, que los recuerdos perduraran en el tiempo dependiendo la trascendencia de la actitud, positiva o negativa, tenida en este mundo etc., es una obviedad tan patente que sería ridículo insistir más en la naturaleza de la misma.

Es tan corto el periodo terrenal que cuando se aprende a vivir ya estas tocando a la puerta de la parca. Sería beneficioso que se enseñara también desde la infancia el precioso regalo de la vida para que se apreciara y se disfrutara en todos momentos, en vez de perderlos en discusiones y disertaciones absurdas que no conducen a nada. El relativizar las cosas quedándote solo con lo verdaderamente importante, no deja de ser una valoración positiva de la vida.

La positividad, la alegría, la bonhomía, la generosidad proporcionan una satisfacción tan grande, que es una pena que no pueda ser reconocido como generalidad. Evidentemente convivimos personas de muy distintas condiciones, sin importar color, nacionalidad, raza, etc., ya que nada de esto importa para trasmitir la esencia de su intimidad.

Cuando se tiene la suerte de encontrar personas que gozan de los adjetivos anteriormente citados, te das cuenta de lo fácil que resulta vivir a su lado, como se suavizan las dificultades, como lo más negro se puede desteñir para dar paso a diversos colores, como se recibe mucho más, cuando se da a los demás en tiempo y obras. Hay que intentar ver siempre lo bueno y positivo que la vida ofrece, que es mucho, cada día es una experiencia nueva que puedes interpretarla a tu gusto, una hoja en blanco que cada uno va escribiendo en el libro de su existencia. Procurar que sea lo más amable y dulce depende de cada cual.

Reconocer las excelencias personales en vida resulta tarea ardua para la mayoría de los mortales, solo unos pocos gozan de ese privilegio, porque a la mayoría se les da forma en coronas fúnebres, que de manera repetitiva van colgando del furgón de su vida.

El amor es un sentimiento de una atracción emocional tan intenso que lo envuelve todo de forma natural y desinteresada. Como valor es el único que considera la esencia del bien y del mal. Es la fuerza para impulsarnos hacia cualquier cosa de bien. Induce fuerza, paz, tranquilidad, alegría y por ende un bienestar en el ser humano.

La sociedad actual, ¿habrá confundido este maravilloso sentimiento por el del hedonismo, la avaricia, el quítate que me pongo, la egolatría absurda……? ¿Tendremos todos un poco de culpa en todo este proceso?

Descansen en paz todos los seres que de una manera u otra dejaron una huella imborrable en cada uno de nosotros.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Mi barrio y yo

Mi pregunta para Ada Colau es, si llega a leerla claro: ¿Está usted dispuesta a asumir las consecuencias, y de qué modo personal alguno, si uno de esos extranjeros por ejemplo viola o asesina a alguna persona en nuestra ciudad?

Historia Maldita en América del Sur

La historiografía sudamericana sigue intentando narcotizar a las naciones de las antiguas colonias con una memoria adulterada, disecada y llena de olvidos interesadamente voluntarios

Irrespetuoso respeto

“No hay respeto por otros sin humildad por uno mismo” Henri Frederic Amiel

¿Qué se propone Oscar Camps el capitán del Open Arms?

“Siente el pensamiento, piensa el sentimiento.” Miguel de Unamuno

La luz del mundo

La luz y las tinieblas son incompatibles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris