Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Segunda División   -   Sección:   Fútbol

El Granada acaricia la promoción complicando la vida al Nàstic (0-3)

Los de Fabri ganaron con goles de Mikel Rico, Geijo y Collantes
Fernando Castellanos
domingo, 8 de mayo de 2011, 17:57 h (CET)
La Liga Adelante se calienta y demuestra que nada está en el saco hasta que éste está bien atado. El Granada asalto el Nou Estadi y salió de Tarragona con tres goles en su haber y tres puntos de oro que le acercan al sueño de la promoción de ascenso. El Nàstic perdonó en exceso en el primer acto, lo pagó, y ve como el colchón de puntos sobre la salvación disminuye hasta quedarse en uno.

Ficha técnica
0- Gimnàstic: Rubén Pérez (2), Xisco Campos (1), Mairata (2), Álex Ortiz (1), Mingo (3); Rodri (2), Seoane (2), Álvaro Rey (1), Miki (2), Tuni (1); Powel (2)

3 - Granada: Roberto (3); Nyam (1), Iñigo (2), Mainz (2), Siqueira (2); Lucena (2), Mikel Rico (3), Collantes (3), Orellana (3), Abel (1); Ighalo (1).

Cambios : En el equipo local Eloy Gila (1) por Rodri (45’), Rubén Navarro (1) por Tuni (54’) y Medina (1) por Miki (71’). Por los visitantes jugaron Geijo (3) por Ighalo (63’), Álex Cruz (1) por Collantes (75’) y Granada (1) por Abel Gómez (86’).

Goles: 0-1 Mikel Rico, min. 37. 0-2 Geijo, min. 64. 0-3 Collantes, min. 69’.

Árbitro: Piñeiro Crespo (colegio asturiano) (3). No mostró tarjetas.

Incidencias: 5.703 espectadores en el Nou Estadi en un partido correspondiente a la jornada 37 de la Liga Adelante. Se guardó un minuto de silencio en tributo a Severiano Ballesteros, genial golfista fallecido en el día de ayer.

Datos destacables
Lo mejor: Sin tarjetas
El colegiado del partido, el señor Piñeiro Crespo, no mostró cartulinas para ninguno de los dos bandos, síntoma del juego limpio que hubo sobre el verde. En los tiempos que corren, noticia..

Lo peor: Ocasiones falladas
El Nàstic tiró por la borda un fantástico inicio y el Granada no perdonó.

El dato: 1 punto
La zona de abajo se aprieta: el Nàstic, que estaba a +4 antes del inicio de la jornada, está ahora a solo un punto del Salamanca.
Fernando Castellanos / Tarragona

Con las pilas cargadas, como si la vida le fuera en ello, el Nàstic salió como de él se esperaba, a por todas. Pisando fuerte, mermó el ánimo del Granada, que se jugaba el play-off y que se vio desbordado por el arreón inicial grana. Cuando todavía algunos seguidores buscaban su butaca, Álex Ortiz cabeceó un centro desde el flanco izquierdo de Mingo, precedido de un saque de esquina botado por Miki y previo pase de Tuni. Fue el primero de los varios “’uys” que se escucharon en el Nou Estadi durante el primer cuarto de hora.

La respuesta llegó un minuto después con un lanzamiento de falta de Collantes que se marchó alto, pero ese intento de contestación quedó frustrado con las siguientes acciones granas, todas ellas de mucho peligro y escaso acierto. En el 7’, una asistencia de Seoane –que fue la novedad en el once junto a Miki y Álvaro Rey—a Tuni acabó con un disparó del centrocampista balear que se marchó a las nubes. Acto seguido llegó la ocasión más clara de los granas en el primer acto. Un incisivo Miki, el futbolista más destacado sin duda alguna por parte local en los primeros 45 minutos, recibió un magnífico pase al espacio de Powel que, sin embargo, no pudo definir por la gran intervención del guardameta Roberto. En el 13’, Rodri, dentro del área, también se topó con el portero visitante en una jugada en la que el Granada reclamó fuera de juego.

Ante tal dominio, el Granada optó por unas contras eléctricas en las que la velocidad de Collantes se imponía a la de cualquier defensor. Mikel Rico, de cabeza, hizo lucir a Rubén Pérez en la primera llegada con cierto peligro de los hombres de Fabri. Corría el cuarto de hora y, de ahí al camino de los vestuarios, las pilas del Nàstic se empezaron a desgastar mientras que las del Granada empezaban a cargarse. No fue hasta prácticamente la media hora cuando Abel Gómez, con un tímido lanzamiento, trató de romper la baraja. Un disparo calcado en cuanto a peligrosidad es lo que hizo posteriormente Miki.

El balón apenas corría por el espléndido verde del Nou Estadi. Más bien volaba, o abusaba de estar en los pies de alguien en particular. Los de Oliva no encontraban espacios, no jugaban a la primera como habían hecho en el inicio, y el Granada vio cómo y por dónde se le podía hacer daño al cuadro tarraconense. El público se desesperaba, sobre todo cuando Álvaro Rey, un jugador con mucha progresión, buscaba con descaro filigranas tan innecesarias como poco prácticas. Cuando todo hacía indicar que al descanso se llegaría con tablas, un mal despeje de Xisco Campos en su campo provocó una recuperación en ataque del Granada. Orellana buscó el hueco, se sacó un potente disparo y Rubén Pérez lo despejo… a las botas de Collantes, que con la caña a punto fusiló las esperanzas locales y avanzó a un Granada que tiró de efectividad para hacerse con el dominio del marcador.




Powel no tuvo apenas ocasiones. (www.gimnasticdetarragona.cat)


Un 0-1 que hizo bueno aquello que el que juega con fuego se acabando. Porque el Nàstic la tuvo y la retuvo en sus manos y la dejó escapar hasta tal punto que el Granada, con pocos acercamientos, sacó petróleo. Oliva dejó en el vestuario a Rodri para dar entrada a Eloy Gila. ¿El objetivo? Refrescar el ataque con un hombre que pese a ser un habitual de los segundos actos suma ya cinco goles en el campeonato. Fabri, por su parte, siguió confiando en los mismos hombres, dejando sobre el césped, por cierto, a un Ighalo titular en detrimento de Álex Geijó, que volvía tras su sanción.

La revolución ofensiva continuó con la inclusión de Rubén Pérez por Tuni. Sin embargo, el que tiene guardado un as bajo la manga era Fabri, que sacó al terreno de juego a Geijo para que en el primer balón que tocó, convertirlo en gol. Fue una contra perfectamente dirigida, con un pase perfecto hacia el desmarque del delantero que, en un abrir y cerrar de ojos, puso el 0-2 en el electrónico. Cinco minutos después, con el Nàstic descompuesto y con las ideas bastante espesas, una asistencia del propio Álex –que recibía una falta de Miki pero que el colegiado otorgó una merecida ley de la ventaja—terminaría en las botas de un Collantes que no perdonó ante la mirada de un incrédulo Rubén Pérez.

En cinco minutos, desde la salida de Geijo, el Granada selló la victoria. Mientras parte de la afición abandonaba sus localidades desconsolada, los aún presentes pudieron ovacionar a Álex Cruz en su regreso a Tarragona. Con la misión imposible de marcar cuatro goles, el Nàstic bajó los brazos, el Granada se agrandó y siguió el goteo de ocasiones visitantes. No hubo rastro de revancha salvo el primer cuarto de hora en el que se malgastaron varias claras ocasiones y el Granada, aunque no fue un 6-1, sí logró una bonita goleada para sus pocos pero ruidosos seguidores desplazados al Nou Estadi. Los de Fabri, con este triunfo, ven cada vez más cerca el sueño de disputar el play-off y el Nàstic rompe una buena racha de dos victorias seguidas y se aproxima a la zona de descenso, que con el triunfo del Salamanca en Vallecas, está ahora a solo un punto. Quedan cinco finales y, sobre todo, una aventura apasionante llamada Liga Adelante.


Sala de prensa
Joan Carles Oliva (Entrenador del Gimnàstic)

“Ha sido la derrota más injusta desde que soy entrenador del Nàstic. La diferencia entre los dos equipos ha sido la eficacia, y en la segunda parte la calidad individual también ha sido importante. Pero tranquilos, nos levantaremos, conseguiremos el objetivo y este resultado no condicionará a los jugadores. Hemos asumido riesgos y lo hemos pagado porque estamos trabajando al límite de nuestras posibilidades. Quedan cinco partidos para conseguir el objetivo y lo lograremos. Sabemos que esta va a ser una semana complicada para darle la vuelta a la situación, pero estoy seguro, que nadie lo duda, que lo haremos”.
Fabri (Entrenador del Granada)

“Para nada ha sido un partido fácil. Ha sido tremendamente difícil. Quiero destacar, con letras mayúsculas, que nuestro portero ha hecho un par de paradas con 0-0 que han sido muy importantes. El Nàstic quizá ha salido presionado por la victoria de ayer del Salamanca y hasta el segundo gol no hemos jugado fluido. Matemáticamente estamos a seis puntos del play-off. Si hace unos días lo teníamos al 60%, ahora podemos decir que está al 75%”.


Noticias relacionadas

El Athletic remonta en Grecia y encarrila su billete a la Liga Europa

Seis minutos mágicos, tras una nefasta primera mitad, fueron suficiente para voltear la eliminatoria previa ante el Panathinaikos

Cristiano, Messi y Buffon, candidatos al premio al Jugador del año de la UEFA

El jurado de este premio está compuesto por periodistas y técnicos

Zidane: "No va a haber euforia, disfrutamos del momento y queremos seguir así"

"Este equipo tiene hambre y cada vez que jugamos se nota"

Escudero y Ben Yedder encaminan la 'Champions' a Sevilla

Berizzo: "Es un resultado que nos obliga a rematarlo"

El Real Madrid barre al Barça por otra Supercopa

Los de Zidane vuelven a imponerse con goles de Asensio y Benzema
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris