Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cultura   -   Sección:  

La cultura española contemporánea es bienvenida en Praga

Silvia Muñoz
Silvia  Muñoz Cuello
viernes, 6 de mayo de 2011, 14:48 h (CET)
Luchando contra los estereotipos, la difusión de la cultura española en Praga ha recibido recientemente un soplo de aire fresco. Actores y directores de teatro se muestran decepcionados con las nulas oportunidades que encuentran en España y han abierto una nueva ventana para conocer España en la capital de la Bohemia.

EL PROYECTO LUCES DE BOHEMIA
Este no es un martes cualquiera para el actor español y escenógrafo, Eufrasio Lucena. Ha comenzado el nuevo año 2011 con un estreno histórico en Praga: El Auto de los Reyes Magos. Esta es la primera vez que el texto dramático más antiguo escrito en español (alrededor del siglo XII), se lleva a cabo en la República Checa.

Y es un éxito no sólo de Lucena sino también de Luces de Bohemia. El nombre del libro más importante escrito por el dramaturgo Valle-Inclán, fue elegido para la creación de un grupo literario integrado por amantes de la literatura española e hispanoamericana en el año 2000. Esta asociación (con el apoyo de la Embajada española, el Gobierno checo y el Instituto Cervantes) organiza una reunión mensual donde los miembros leen libros en español o interpretan diferentes textos dramáticos.

Eufrasio Lucena, una de las cabezas visibles de Luces de Bohemia, se trasladó a Praga hace siete años para estudiar en la DAMU, la facultad de teatro y artes escénicas. Allí, ha encontrado una manera diferente de mostrar la tradición española: "Nuestro objetivo es involucrar a público checo usando la retroalimentación. Traducimos libros del español al checo en muchas de nuestras reuniones y con esto, la gente de Praga puede sentirse atraída hacia nosotros. Nuestro proyecto es un puente cultural entre los dos países. De hecho, creo que tenemos muchas cosas en común".

Además, Praga ha cambiado la visión de su trabajo: "Aquí tengo la sensación de que mi trabajo es más apreciado que en España. Me siento más cómodo dirigiendo a checos. Son actores valientes, les gusta el riesgo. El proceso de realizar una obra en Praga pasa muy rápido, porque el director no tiene que preocuparse de si va a encontrar a los actores adecuados”, explica Lucena.

EL RETO DE VIVIR DEL TEATRO EN PRAGA
Quizá haya gente que piense que es imposible tener éxito como escritor o director de teatro en un país extranjero sin conocer bien el idioma local, pero ese no es el Carlos Be. Después de varios intentos fallidos en Barcelona, su ciudad natal, decidió probar suerte en Praga en el año 2006. Él mismo envió sus propios textos personalmente a varios teatros y en tan sólo unos meses recibió una respuesta positiva en uno de ellos. Tan fácil como eso.

Cuatro años más tarde, ya ha dirigido su obra Origami en el Divadlo Ungelt (teatro situado en el corazón de Praga) con la ayuda de un traductor: "Praga tiene un estatus de ciudad amante de la dramática, que no deja de crecer. Cualquier obra que se realiza aquí es vista con buenos ojos en el resto del mundo. La gran diferencia entre España y la República Checa está en la tradición del teatro y en la inversión por la cultura. En Praga hay muchísimas oportunidades porque aquí los proyectos son vistos como una creación. En España sólo son números".

VÍNCULOS HISTÓRICOS ENTRE ESPAÑA Y LA REPÚBLICA CHECA
La mayoría de los checos piensan en España como el país del sol, las fiestas y los toros, y quizá no encuentren ninguna conexión entre Praga y España, pero hay una fuerte unión entre ambos si nos remontamos siglos atrás.

Pavel Stepanek, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Olomouc, es uno de los investigadores más importantes sobre la historia española en la República Checa y, como él explica, "los orígenes de los contactos entre España y la República Checa se establecieron en el siglo X con alguna relación económica, cuando los árabes dominaban España. Sin embargo, encontramos que los vínculos más importantes se produjeron después del siglo XV, durante el reinado de Fernando II. En ese momento, España fue el país más poderoso del mundo y otras naciones querían imitarla, entre ellas el Imperio Austrohúngaro."

Por esta razón, los matrimonios entre la monarquía española y la bohemia comenzaron a darse a partir de 1521. Cinco años más tarde, el español Fernando I de Habsburgo se convirtió en rey de Hungría y Bohemia.

Otro hecho importante ocurrió en 1555, cuando la Compañía de Jesús llegó a Praga. Fue un importante nexo cultural, ya que propagaron el español en sus escuelas e implantaron la religión católica en la República Checa.

Como huella de esa influencia española en Praga, permanece la famosa escultura ’El niño Jesús’ en la iglesia de Santa María de la Victoria.

Fue a partir de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), cuando España empieza a perder su poder. "La cultura española no llega a tener de nuevo una relevancia importante en Praga hasta el siglo XX con los pintores Picasso, Miró y, sobre todo, Salvador Dalí. De hecho, el directo de cine Luis Buñuel, llamaba a Dalí el pintor checo", señala el profesor Stepanek.

LA RESURRECCIÓN DE LA CULTURA ESPAÑOLA
El pleno siglo XXI, el futuro de la cultura española en Praga pasa por huir de los estereotipos. Así lo piensa el consejero cultural de la Embajada española, Álvaro Díaz Duque: "Tenemos que encontrar un equilibrio entre pasado y presente, pero tenemos que ofrecer algo diferente, y ese es el reto para nosotros. El flamenco es importante, pero la cultura española es más que eso. La mejor manera de vender nuestra cultura es ser parte de la sociedad checa y trabajar juntos en los museos locales y en los festivales".

Como él mismo explica, "en los últimos dos años vivimos una especie de resurrección de la cultura española en Praga. La exposición de hace dos años, La Praga española, fue un punto de inflexión. A partir de ahí, la Embajada Española y el Instituto Cervantes han preparado ambiciosos proyectos como La Película, para difundir el cine español.

Estamos seguros de que en los próximos años vamos a recoger los frutos de todo nuestro trabajo", concluye Díaz Duque.

Noticias relacionadas

De septiembre a julio de 2014, tiempo de ERE en el Liceu

Periodos sin actividad artística

Descubren una ciudad maya oculta durante siglos

Hallazgo en la selva del este de México

¿Qué lugares de Siria están en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro?

Espacios reconocidos por su "valor universal excepcional"

Fotografías inéditas para unir los hogares de Picasso

Las viñas, huertos se mezclan con documentos y libros exclusivos del artista

La Sociedad Max Planck se lleva el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

En sus institutos trabajan más de 4.000 investigadores jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris