Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¡Ojalá haga crecer la paz, no el odio!

Xus D Madrid (Gerona)
Redacción
viernes, 6 de mayo de 2011, 11:25 h (CET)
Esperemos que el acontecimiento que ha acabado con la muerte de Osama Bin Laden no sea ocasión para un crecimiento del odio, sino de la paz. Y es que a esta tarea (la de conseguir la paz) merece la pena dedicar la vida, porque como tantas veces ha denunciado el Papa Benedicto XVI el fundamentalismo es irracional y utiliza el nombre de Dios en vano, justificando la violencia, cuando en realidad la fe es razonada y razonable, y Dios es siempre amor y nada tiene que ver en ningún caso con la violencia.

Ahora mismo crece la preocupación entre las comunidades cristianas que viven en países de mayoría islámica ante la posibilidad de ser víctimas fáciles del odio ciego de los fanáticos. Es el momento de que las autoridades de esos países y la Comunidad Internacional, asuman su deber de proteger a estos inocentes frente a cualquier agresión.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIX)

Mala cosa es enseñar los galones solamente; o peor, vivir de las rentas

El Gobierno impasible ante las amenazas a España

Sánchez resucita a Franco y Calvo minimiza la amenaza de Torra

Aquelarre monárquico en Barcelona

Hooligans sin respeto por las víctimas

Dios es grande

Sin la presencia del Padre de nuestro Señor Jesucristo las mujeres violadas difícilmente superarán el trauma de la fechoría cometida contra ellas

El mundo se acrecienta de víctimas

Solidaricémonos al menos con su poética mirada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris