Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea  

Contra Don Quijote

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 20 de febrero de 2005, 00:20 h (CET)
Si a pesar del empacho quijotil que para algunos puede resultar este bienvenido y celebrado 2005, a alguien se le ocurre ir contra Don Quijote, se verá criticado por todo lo que Don Quijote de La Mancha representa en el mundo de la literatura universal. Pues hay autores que analizan esta lucha de enanos, hago notar que no digo gigantes, contra Don Quijote, sin que nuestro manchego ilustre salga desacralizado.

Andrés Trapiello, autor de la obra “Al morir Don Quijote”, una especie de osada prolongación de los personajes protagonistas que sobreviven al caballero andante, expresa su temor diciendo que “Avellaneda escribió un libro no contra Cervantes, sino contra Don Quijote.” Pues pinta a los dos personajes principales como “pasmarotes indignos, glotones y burdos.”

El poeta Luis Rosales en su discurso al recoger el Premio Cervantes nos dijo que con Don Quijote reímos pero también tenemos remordimientos. “Cuando la sociedad es injusta con don Quijote, y lo es continuamente, es indudable que no podemos comprender al caballero sin compadecerlo, y es indudable, también, que no podemos compadecerlo sin sentirnos culpables. Todos somos injustos. Todos hemos alzado la mano, alguna vez, contra don Quijote.”

Borges llegó a pensar en cambio que todo el libro es un alegato de los demás personajes de la obra contra Don Quijote, una aventura novelística en la que Don Quijote sale triunfante, porque siempre gozará de la simpatía de sus lectores.

Hay otros críticos como Vladimir Nobokov que se sienten disgustados por el trato que el mismo Cervantes da a Don Quijote, y así se lo decía a los estudiantes en las conferencias que les daba, conferencias que alguna vez hubo de anular ante las críticas de rectores y profesores universitarios. Un caso parecido es el del novelista francés Henry de Montherlant quien resalta los crueles chistes de la insigne novela. Tras estudiarlo capítulo a capítulo nos llega a decir que “ni una sola vez el autor expresaba compasión por su héroe.”

Una crítica mucho más reciente nos llega desde Chile en este cuatrocientos aniversario, nos viene del poeta y reconocido Premio Nacional de Literatura chilena, Nicanor Parra, ese antipoeta que se ha convertido en la nota discordante del Quijote en el mundo de las letras hispanoamericanas. Nicanor Parra arremete contra la obra y su protagonista. Hace tiempo le preguntaron en una entrevista en qué se parecen Hamlet y Don Quijote y respondió diciendo que “los dos son enderezadores de entuertos pero mientras Don Quijote es un loco de remate, Hamlet es un loco cuerdo.” El poeta chileno, creador de “Poemas y antipoemas” y de profundos versos como “Soliloquio del individuo” o “Manifiesto”, se autodenomina en una de sus estrofas “Un quijote que no conoce los caminos” pero ha sido capaz de crear cuatro “artefactos”, así como con ruido de explosión los llama, a las cuatro composiciones contra Don Quijote en pleno IV Centenario que a nadie dejan indiferente.

Nos consuela pensar que en uno de sus poemas anteriores confiesa: “Me retracto de todo lo dicho.” Pues eso, que se retracte pronto porque nunca, ni aún queriendo llamar la atención, poéticamente hablando, entre millones de amantes de la obra se puede ir en este año contra Don Quijote.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris