Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Antes muerto que en silencio   -   Sección:   Opinión

La estrategia del PSOE y Bildu

En política, todo está previsto, nada queda en manos del azar
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
viernes, 6 de mayo de 2011, 08:17 h (CET)
No dudo de que ha sido una estrategia diseñada por Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba. Por un lado la Abogacía y la Fiscalía impugnan las listas de Bildu ante el Supremo, escenificando una postura que respeta el acuerdo con el PP en materia de terrorismo, aunque supone una amenaza de ruptura con el PNV. Pero está todo previsto.

Los tribunales ilegalizan la marca de la izquierda radical y el PSOE se cubre las espaldas en su compromiso con la formación conservadora. Después, sabedores de que Bildu va a recurrir ante el Constitucional la decisión del Supremo, es ahí donde, gracias al control que tienen, pueden deshacer el entuerto creado con los socios de legislatura. ¿Cómo? Muestran públicamente su compromiso de respetar las decisiones judiciales, la del Supremo y la del Constitucional, reclamando serenidad para que los tribunales decidan sin presiones. Mientras, Zapatero le hace un guiño a Urkullu, con aquello de que “dé un margen de confianza a la decisión del TC”, pues sabe cuál va a ser el resultado. Con todo atado y bien atado, el visto bueno a las listas de Bildu se produce y permite al gobierno socialista recuperar el apoyo necesario para terminar la legislatura, a la vez que se la mete doblada al partido popular.

Dos poderes y medio, una justicia politizada, cuya independencia respecto a los que gobiernan es nula, la misma que tiene un recién nacido con su madre. Pero esta justicia es la que hay y así la tenemos que aceptar, aunque nos pese y no podamos algunos comprender cómo se autoriza que los que atentan contra la vida, la libertad y la democracia participen en el juego que precisamente quieren destruir. No debemos olvidar que, al margen de concepciones morales, tan criminal es el que ejecuta un delito como aquél que lo defiende, justifica y protege.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris