Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La censura a Hortensia Morán y el código de ética de Fernando Lugo

Hortensia Morán lanzará su segundo libro
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
viernes, 6 de mayo de 2011, 07:58 h (CET)
La madre de un niño de tres años que el cura Fernando Lugo se niega a reconocer, Hortensia Morán, comunicó que este sábado realizará el segundo lanzamiento del libro de su autoría, “El Pastor Mentiroso”, con una fuerte custodia privada, en la localidad paraguaya de Fernando de la Mora.

Razones no faltan a Hortensia para temer incluso por su vida, considerando la siniestra caterva de oscuros personajes que se han apoderado de todos los resortes del poder en Paraguay, y que hoy se disputan los fondos públicos como cerdos hambrientos. La palabra y la denuncia son consideradas como enemigos mortales por Fernando Lugo y sus secuaces, que han hecho de todo para encubrir su verdadera identidad política y su catadura moral.

Coherente con lo que ha hecho desde su llegada al gobierno, el cura Fernando Lugo ahora intenta encubrir los robos de su gobierno bajo el rótulo paradojal de un "código de ética" que busca restringir el acceso de la prensa a cierta "documentación sensible".

El principal impulsor del "código" es el secretario Miguel López Perito, sindicado como uno de los principales responsables de la corrupción e impunidad imperantes en el gobierno arzobispal.

El diario ABC color ha reconocido en sus recientes publicaciones que López Perito es "fuente" de algunas de sus publicaciones, por lo general operativos de prensa diversivos.
Varios escándalos, por otro lado, envuelven a los medios paraguayos, tales como despidos injustificados de periodistas y levantamientos de programas sin explicaciones al público.

En pocos ámbitos ha sido tan duradero el legado de la dictadura neo nazi de Stroessner como en el mundillo del periodismo: los principales empresarios que manejan la prensa hoy, son los mismos que manejaban los medios que apoyaban la dictadura. La manipulación, la mentira descarada y el servilismo están a la orden del día en un alto porcentaje de los medios, que ignoran vastas áreas de la realidad en ofrenda al poder de turno.

El principal argumento para blanquear al gobierno de Lugo, es el mismo que fue puntal propagandístico de Stroessner: la energía de Itaipú.

Proyectos para gastar dinero

Según Cristian Leiva, huelguista de hambre y miembro del sindicato de trabajadores de la casa de gobierno de Paraguay, el gobierno de Fernando Lugo hace proyectos sólo para gastar dinero.

Desafió a que el secretario del cura, Miguel López Perito, demuestre qué proyecto concluyó de todos los que inició, y lo calificó como el secretario más incompetente de la historia del Paraguay.

Realizar proyectos para gastar dinero y luego no llevarlos a término es una estrategia común en los personeros de las ONG paraguayas, que inventan coartadas para recibir grandes sumas y luego no cumplen con lo proyectado.
Así el pais está lleno de gente que se dedica supuestamente a atender a los indígenas, los niños de la calle, etc., y sin embargo estos sectores cada vez se encuentran más desatendidos.

Engañando a los trabajadores

“Las negociaciones con el gobierno de Lugo desactivaron las convocatorias a huelga y no la concesión” asegura por su parte el Partido de los Trabajadores, uno de los más críticos ante las políticas privatistas y neoliberales del luguismo.

Según el PT, el proceso de negociaciones que se abrió con el gobierno de Lugo-PLRA, forzado por la fuerza de la movilización y las bases de los sindicatos, concluyó en el levantamiento de la huelga y con la firma de un acuerdo que es abiertamente favorable a la concesión de los aeropuertos.

En ese sentido tenían toda la razón Efraín Alegre, candidato a continuar el “nefasto proceso de cambios” y Emilio Camacho, asesor legal de la Presidencia, afirmando ambos que la concesión gozaba de buena salud y no se frenaba, y que las inquietudes de los sindicalistas serían consideradas en decretos “posteriores”, etc.

En síntesis, el acuerdo firmado no expresa, hasta donde nos consta, los deseos y las aspiraciones de las bases, ni el espíritu y la letra de las resoluciones de las asambleas. Las bases de la DINAC sintetizaban su posición en veto o huelga en el sentido de que están en contra de toda forma y modo de concesión

Sin embargo el Acuerdo firmado por los dirigentes que asistieron a la última reunión en Mburuvichá Roga en la noche del 25 y madrugada del 26 de abril no es anti-concesionista. En este sentido, el Acuerdo no recoge el Plan Maestro de los sindicatos que se opone a toda concesión por innecesaria y porque sólo es negocio y lucro para los que ganen la concesión y a costa del despojo de la soberanía.

Nubarrones sobre la libertad de expresión

“En Paraguay existen grandes nubarrones que impiden la expresión popular a través de las empresas de comunicación” señala por su parte el sindicato de periodistas. Concentración de medios de comunicación en pocas manos, conglomerados empresariales que aplican sistemáticas censuras sobre temas de su interés comercial, criminalización de la lucha social, prácticas restrictivas para emisión de materiales en nuestro idioma guaraní así como un ambiente de deterioro laboral impactan negativamente sobre el respeto al derecho a la libertad de prensa. Y también sobre la calidad informativa que debe transmitirse a los oyentes, lectores o televidentes.

La persistencia de la impunidad de los crímenes contra 9 compañeros y compañeras periodistas es otro reto a enfrentar. La debilidad del sistema jurídico, sin entrar a especular sobre intereses en juego, genera un territorio fértil para que persistan los ataques a los comunicadores de varios medios de comunicación, en diversas regiones de frontera.

A todo esto debe añadirse que la presentación de un libro de Hortensia Morán, madre de un hijo no reconocido por el cura presidente, intentó ser evitada desde la junta municipal de Asunción, motivo por el cual la autora debió hacer su acto en una Plaza céntrica de la capital.

No contentos con haber relegado un lanzamiento de libro a una plaza y haberlo condenado a la inclemencia del tiempo, los fanáticos del régimen luguista se hicieron presentes para incidentar el acto de Hortensia con un fabricado festival folklórico, el cual no pudo realizarse por la lluvia.

La insólita actituda no se vivia en Paraguay desde los tiempos en que el dictador Stroessner expulsó al novelista Augusto Roa Bastos por participar de un lanzamiento de Libro en el Centro cultural de España.

No en balde Paraguay lleva tiempo siendo catalogado como un cementerio de teorías, donde la realidad siempre supera la ficción.

Noticias relacionadas

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga

El cuidado de la casa común

J. Domingo, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris