Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Mourinho debe irse por el bien del Real Madrid

Mourinho, un mal Don Quijote del siglo XXI
Jorge Dargel
viernes, 6 de mayo de 2011, 07:33 h (CET)
Algunos siguen hipnotizados por la palabrería y los trucos de José Mourinho, pero otra gran mayoría por fin se empieza a despertar de un letargo que empezaba a ser preocupante. La llegada del ‘salvador’ del Real Madrid esta temporada se está convirtiendo en la peor pesadilla para el club blanco y sus seguidores. Se le trajo para conseguir títulos, pero a cambio de tan sólo una Copa del Rey, le está haciendo un daño irreparable a la imagen de una entidad centenaria y que siempre se ha distinguido por el señorío.

Todos eran conocedores de lo que implicaba traer un técnico como Mourinho, pero seguramente muchos no pensaban que iba a provocar tanto revuelo en su primera temporada en el banquillo madridista. Primero fueron sus declaraciones polémicas contra cualquier bicho viviente, ya no sólo contra entrenadores rivales como el ‘bueno’ de Preciado, sino también contra compañeros de club, como fue el caso de Valdano. Más tarde su blanco fueron los colegiados, ya sean de la Liga o de la UEFA, con sus habituales críticas que todavía no han cesado contra el sector arbitral. Pero la gota que ha colmado el vaso han sido sus teorías conspirativas a favor del Barcelona.

Sinceramente, creo que Mourinho se ha creado un personaje, un actor con un papel de rebelde sin causa, un James Dean del siglo XXI, un Don Quijote que se cree estar por encima de la ley y el orden. Lo más preocupante es que el portugués es de esos tipos de personas que absorben a los que tiene cerca o a los que le escuchan. ‘Mou’ tiene un aurea, algo especial que los científicos no podrían explicar, pero que hipnotiza a una mayoría al hablar, como algunos personajes históricos o políticos con grandes dotes oradoras.

Los que vivimos fuera del mundo ‘Matrix’ de Mourinho, llevamos tiempo anunciando el gran perjuicio que está causando el entrenador portugués al Real Madrid, pero no por criticar al portugués significa ir en contra del Madrid, por mucho que lo crean los ‘abducidos’. Todo lo contrario, algunos nos preocupa que el conjunto merengue sea el gran perjudicado con la campaña ‘anti-todo’ del ‘Mou’. El nuevo Don Quijote ve conspiraciones contra él y su equipo cuando en realidad no son más que molinos.

Pero Mourinho no vive en otra realidad, no defiende unos nobles valores como el bueno de Don Quijote. El portugués es una persona en su sano juicio que pretende ocultar con trucos la cruda realidad. Es uno de los mejores ‘magos’ del mundo, porque es capaz de desviar nuestra atención con palabrería y con movimientos para que no nos demos cuenta de lo que realmente ocurre. Su fútbol es aburrido, defensivo y va contra el buen gusto, pero para no reconocer sus defectos, busca enturbiar la atmósfera futbolista con infinitas excusas.

Es cierto que el arbitraje en el Camp Nou fue más casero de lo normal y que el gol de Higuaín era legal, pero de ahí a que el mundo esté contra él, dista mucho de la verdad. La verdad muchas veces duele, pero cada vez más aficionados blancos comienzan a darse cuenta de cómo es realmente ‘Mou’. Sí, el Madrid ha ganado una Copa del Rey, ¿pero a costa de qué? De sufrir un antimadridismo, no sólo en España, como nunca antes había pasado gracias a sus comentarios irrespetuosos contra medio planeta.

Ahora el último ‘molino’ de Mourinho es la UEFA, pero todo hace indicar que saldrá escaldado de su nuevo enfrentamiento. Me preocupa que algunos jugadores del Real Madrid se crean esas teorías conspiratorias y que se suban al caballo de Don Quijote para pelear contra los ‘gigantes’. Me preocupa que todavía muchos ‘Sancho Panzas’ sigan fielmente a un entrenador que tiene poco de ese caballero que era el personaje de Cervantes.

El fútbol debe ser un deporte de caballeros, donde el deporte y los jugadores sean los principales protagonistas, no un entrenador o un árbitro. Saber ganar y saber perder son dos reglas básicas para los que practican cualquier deporte y el ‘fair play’ debe imponerse a cualquier cosa. Si a Mourinho le queda algo de caballerosidad, debería desmontar ese caballo de Don Quijote y poner los pies en el suelo para luego, dejar tranquilo a los ‘Sancho Panzas’ que ya no se creen sus fantasías o ven sus fantasmas.

Todo esto lo debería hacer por el bien del Real Madrid, o para él, por el bien de Dulcinea…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris