Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Internacional

Etiquetas:   Siria   -   Sección:   Internacional

En Siria la economía tampoco va bien

Algunos factores económicos y estructurales influyen en la situación actual, su impacto sin embargo no es sencillo de evaluar aisladamente
Redacción
jueves, 5 de mayo de 2011, 06:59 h (CET)
La economía siria se asienta en el petróleo, la agricultura, la industria y el turismo; concentrando las dos primeras el 50% del PIB. Y precisamente es desde los pilares económicos desde los que se divisa un peor horizonte.

Javier Arrieta Ferraz / Analista internacional

El petróleo representó en 2008 el 22% del PIB, pero se prevé que en la próxima década Siria sea importador neto. Cada vez la producción es menor y las rentas percibidas se diluyen. Así mismo todo el gas que produce se consume internamente. En cuanto a la agricultura, el país vive graves sequías y polución.

El desempleo oficial es del 13% aunque según otras fuentes alcanza el 20% y el sector público aglutina el 30% de los empleos. El 65% de la población tiene menos de 35 años, más del 40% tiene menos de 15 y cada año la fuerza de trabajo aumenta en 200.000 personas.

Además de los problemas citados Siria cuenta con un sector público muy pobre, un débil sistema financiero, un centralismo ineficiente, sanciones internacionales, baja productividad, elevado desempleo, rápido crecimiento de la población y un exceso de demanda eléctrica que la poca inversión no es capaz de abastecer. Siria no está en la OMC, quizá otro obstáculo hacia un futuro mejor, pero aún cuenta con financiación exterior, principalmente de Rusia, Alemania, Francia e Irán.

Todos estos datos que conducen a la insostenibilidad han llevado al gobierno a emprender ciertas reformas, entre las que destacan la bajada de tipos de interés, la consolidación de los tipos de cambio y permisividad para operar con divisas (algo antes prohibido), el aumento de precios de productos subsidiados, la creación de la Bolsa de Damasco, la potenciación de las corporaciones empresariales, la creación de deuda pública y la apertura a créditos de bancos extranjeros y a la banca privada. Así mismo se ha comenzado una profunda diversificación económica enfocada a la industria relacionada con el gas, el turismo y los servicios.

Ideológicamente la privatización no se plantea, la propiedad de la tierra y la producción pertenecen al Estado. Sin embargo, ya hay algunos vestigios privatizadores en la gestión de puertos, aeropuertos o generadoras de energía, y la mayoría de los sectores están abiertos a la inversión.

El peso que el incierto porvenir económico de Siria está teniendo en las revueltas que asolan el país estos días es difícilmente medible, más aún desde que la terrible represión gubernamental ha provocado un crisol de razones para protestar.

Noticias relacionadas

Dios nos libre del ministro del Interior italiano

Se veía venir. Más tarde o más temprano sabíamos que sucedería

Italia tiene un gobierno, pero ¿por cuánto tiempo?

Las diferencias entre M5S y La Liga hacen muy complicada la viabilidad del Gobierno

"El aumento de refugiados está incrementando las cifras de hambre en el mundo"

Más de la mitad de los refugiados son niños y niñas

El 65% de los españoles cree que hay que cambiar la ley y el sistema de acogida para evitar muertes

Al 80% de la ciudadanía le preocupa el crecimiento del racismo y la xenofobia

Los mejores planes para disfrutar del verano en California

Cada vez son más los españoles que eligen los Estados Unidos como destino para sus vacaciones y el estado de California es uno de los más atractivos para disfrutar de la época estival.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris