Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Alarma en USA, el 65% de los hijos de divorciados no soporta a su padre

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
martes, 3 de mayo de 2011, 15:23 h (CET)
Una firma de abogados de Chicago, FGA Law Firm, colocó una valla publicitaria creada por una de sus querellantes; el anuncio contenía un eslogan osado, para muchos deshonesto: “La vida es corta, divórciate”. El mensaje además, estaba alojado entre dos bustos, uno corpulento, masculino y otro, erótico, femenino. La controversia fue tal que las autoridades de Chicago desmontaron el cartel publicitario.

Por otra parte el presidente guatemalteco Álvaro Colom y su esposa Sandra Torres han presentado el divorcio voluntario. La primera dama anunció que la separación no es por desamor sino por ambición, ya que desea presentar su candidatura y suceder a su marido en la Presidencia. Sandra Torres recurre a la figura legal del divorcio para cometer un fraude a la ley.

El matrimonio favorece las buenas relaciones entre padres e hijos. Al llegar a mayores, los hijos de matrimonios disfrutan de mayor unión con sus padres que los divorciados. En Estados Unidos, el 30% de los jóvenes de padres divorciados tienen malas relaciones con su madre, frente al 16% de los hijos cuyos padres siguen casados. Y en la relación con el padre, el 65% tiene malas relaciones si está divorciado; pero si siguen casados, la proporción baja al 29%. Los niños de padres divorciados los ven con menor frecuencia y sus relaciones son menos cordiales que las existentes entre hijos y padres cuando estos están casados y mantienen el vínculo, incluso aunque el matrimonio pudiera ser infeliz.

También el matrimonio es un seguro contra la pobreza de madres e hijos. El divorcio hace que queden más desprotegidos económicamente. Los cambios en la estructura familiar son una causa importante para que las personas caigan en la indigencia. Cuando el matrimonio se rompe, es más probable que los hijos sufran pobreza grave y persistente. Una quinta parte de las mujeres que se divorcian caen en la penuria, tras la ruptura.

“El estado de los casados es un estado noble, santo y muy preciado por Dios”, afirma Fray Luis de León.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris