Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   La vida que yo veo   -   Sección:   Música

El rock está más vivo que nunca en Barcelona

Música
Estefanía Jiménez Solís
domingo, 1 de mayo de 2011, 22:50 h (CET)
El Centro Comercial Arenas de Barcelona no sólo es un espacio con tiendas y restaurantes. Abierto al público a finales de marzo pasado, aglutina a una gran cantidad de personas que se acercan a esta plaza de toros de la Ciudad Condal por la novedad, porque los comercios no presentan grandes novedades respecto a otros centros similares. No obstante, en la cuarta planta se halla el elemento que hace singular a este sitio. Se trata del Museu del Rock.

Siempre queda la duda de si los objetos expuestos son verdaderos o no (más cuando algunos adjuntan un certificado de autenticidad y otros no), pero la idea de hacer un recorrido por la historia de los artistas de este género musical ya es bastante potente para atraer al curioso. Chaquetas, discos de platinos, carteles de películas, guitarras firmadas, juegos, ediciones de coleccionista… Centenares de objetos que incluyen desde denuncias, peticiones de detectives o contratos de conciertos hasta carátulas de discos censurados en ciertos países. Curioso al menos es.

Las salas permanentes están dedicadas al rock nacional, The Beatles y The Rolling Stones. Esta colección fue declarada en 2010 Patrimonio Cultural por la Generalitat de Cataluña. Una cuarta sala acoge una exposición de Queen, que se mantendrá durante unos meses para celebrar que se cumplen 40 años de la formación de la banda. Este espacio irá variando las exposiciones a lo largo del tiempo.

Para unos, 10 euros por entrar les parecerá una ganga. Sin embargo, el museo no es muy grande y, todavía, no tiene sus servicios abiertos al cien por cien (al menos el día de mi visita), como una cafetería desierta o un puesto para hacer tu propia chapa gratis desatendido. Por eso, es aconsejable acercarse en los días y horas que cuesta 5 euros. Tampoco en la tienda de regalos se encuentran, todavía, elementos musicales. Algún bolígrafo de The Beatles, cuatro libros sobre rock y unas cuantas tazas de grupos es lo único que había. El resto, productos con el logo del Museu del Rock, algo muy pretencioso para un local recién inaugurado. Nada de camisetas de grupos, discos o un modelo de guitarra que popularizó tal banda.

Con todo, la visita deja un buen sabor de boca. Además de los curiosos objetos, el entorno está muy cuidado y se brinda la oportunidad de escuchar cientos de canciones en unos puestos con cascos. También hay un escenario donde, quien lo solicite, puede grabarse actuando o un photocall para posar ante las cámaras como una estrella. Algo absurdo por otra parte, ya que no se permiten hacer fotos. El rock será rebeldía, pero el negocio es el negocio.

Noticias relacionadas

El Coca-Cola Music Experience agota todas las entradas

En el WiZink Center de Madrid

Javier Rubial, Premio Nacional de Músicas Actuales 2017

Compositor, arreglista, guitarrista y cantante

Lady Gaga y su 'descanso' del mundo musical

Reconoce lamentarse de su estado de salud

Ricky Martin deslumbró en el MTV Gibraltar Calling

Doce canciones, 50% en inglés y español

Hospitalizado el cantante de Smash Mouth

Por problemas respiratorios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris