Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La vida desde dentro   -   Sección:   Opinión

Paros comarcales

Santiago González
Redacción
sábado, 19 de febrero de 2005, 01:05 h (CET)
Por si teníamos poco problema sanitario con la nunca declarada como tal huelga de celo de los médicos de hospitales en reclamación de la deuda que la Sanidad Pública vasca tiene con ellos, a cuenta de la valoración de las horas extraordinarias, ahora ELA, el Sindicato Médico de Euskadi y el de Enfermería han convocado siete jornadas de huelga, la primera de las cuales se producirá mañana en el hospital de Galdakao y los de Zaldibar y Bermeo, en la Comarca Interior y en el Banco Regional de Sangre. La segunda jornada afectará a los hospitales de Mendaro, Zumarraga, Mondragón y la Comarca Gipuzkoa Oeste y así sucesivamente. La huelga, como la risa, irá por barrios hasta el día 22 de abril, víspera del Día del Libro, aunque el dato no tenga una relación estricta con el conflicto, en que la huelga afectará a todo el sector al mismo tiempo.

La lista reivindicativa es larga como un día sin pan: ordenación de la tabla salarial en torno al complemento específico de puesto, valoración de puestos funcionales, disminución de la jornada laboral para mayores de 55 años sin pérdida retributiva y contrato de relevo, abordar la precariedad y antigüedad de internos y eventuales, revisión de las guardias, necesidad de una carrera profesional y digna, complemento específico exclusivo, mejora en las condiciones de trabajo en Atención Primaria, revisión de las condiciones de trabajo del personal residente en formación y euskaldunización sin pérdida salarial.

Casi nada. A esto hay que sumar la deuda acumulada de Osakidetza con los médicos de hospitales, que ha seguido engordando mientras el Gobierno vasco amortizaba deuda pública por valor de más de 130.000 millones de las antiguas pesetas, unos 800 millones de euros, para que ustedes me entiendan, un pastón. El lehendakari ha proclamado públicamente en varias ocasiones su orgullo por nuestro modelo sanitario y hay razones para ello. Sólo falta que podamos pagarlo.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris