Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

El cinismo de Cospedal

El PP no ve la viga en su ojo
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 1 de mayo de 2011, 00:18 h (CET)
La muchachada de la gaviota cada día y a cada golpe de encuesta gallea más por todos los rincones y se siente más envalentonada, su Secretaria General, María Dolores de Cospedal, no podía ser menos, al fin y al cabo es la abanderada de las acusaciones sin pruebas ni solvencia jurídica que el Partido Popular un día si y otro también lanza contra todo quisque que no opine en la línea que ellos marcan. Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid la señora Cospedal aprovechó la otra mañana su presencia en el programa “Los desayunos de TVE” para espetarle a la periodista Ana Pastor que los informativos de la televisión pública se manipulan tergiversando las noticias para intentar favorecer al PSOE en perjuicio del PP.

Poniendo a salvo la reputación de los buenos profesionales que trabajan en las televisiones públicas hay que decir la frase bíblica de que “quien esté libre de pecado tire la primera piedra”, el poder, sea del color que sea, siempre desea tener a su servicio los medios de comunicación públicos pero algunos llevan a cabo este deseo hasta extremos inconfesables. Se aprovecha la primacía política para colocar al frente de los medios que pagan con sus impuestos todos los ciudadanos a periodistas afines, dóciles, domesticados y que nunca osarán levantar la voz contra la mano que les da de comer y les ha otorgado el mando de un medio de comunicación, se compran programas a productoras amigas, mediante el procedimiento digital, es decir a dedo, se contratan periodistas que escriben al dictado del amo de turno y que tan sólo son meros botafumeiros echando enormes cantidades de incienso alrededor del poder con el fin de evitar que los espectadores puedan percibir los efluvios perniciosos que emanan de la corrupción, el nepotismo y la mala gestión que muchas veces emana desde las cloacas del poder. Todo esto ha pasado, pasa y supongo que seguirá pasando sea quien sea el mandamás de turno mientras buenos profesionales de las plantillas se pudren por los pasillos de los estudios.

Pero la señora Cospedal, rodeada de tanto meapilas en su partido, parece desconocer otra frase de la Biblia y es aquella que habla de “ver la paja en el ojo ajeno e ignorar la viga en el propio”. En una muestra de cinismo acusa de imparcialidad y manipulación a TVE cuando si mira a su alrededor, en sus propias filas y a sus queridos conmilitones, la imparcialidad, la manipulación, la mentira, el enchufismo, el pagar a periodistas afines y domesticados es el pan nuestro de cada día, veo que hoy me están saliendo muchas reminiscencias del colegio religioso donde me desasnaron los curas. Muy cerca de ella, en Madrid, Cospedal tiene a la televisión de Esperanza Aguirre, un medio de comunicación público que no es precisamente un ejemplo de imparcialidad y en el que acogen en sus programas a lo más granado del periodismo zafio, mentiroso, baboso y bilioso como es, entre otros, Salvador Sostres, ese ínclito defensor de maltratadores y machista asqueroso hasta la médula.

Un poco más allá, aunque ahora con el Ave está más cercana, la manipuladora Cospedal se puede acercar hasta el feudo de Francisco Camps que ha hecho de Canal 9, la televisión pública valenciana, un medio de comunicación que más se asemeja al antiguo NO-DO franquista que a una televisión del siglo XXI. La televisión pública valenciana ignora sistemáticamente todas aquellas noticias que puedan dañar la impoluta, virginal y clerical imagen de su “señorito”, allí el caso Gürtel nunca ha existido, menos todavía los trapicheos sureños, quiero decir de Alicante, de Ripoll y los suyos entre las basuras donde tan bien se mueven las carroñeras gaviotas, allí los partidos de la oposición no existen sino es para denostarlos y allí en fin se ha dado acogida con dinero de los valencianos a toda una pléyade de periodistas mesetarios que vía AVE llegan a los estudios de Burjassot para entonar a diario “magnificats” y “Te deums” en loor de quien les paga agitando profusamente el incensario en loor de Camps y sus palmeros.

Cospedal, una vez más, ha meado, perdón por la expresión, fuera de tiesto, tal vez creía estar siendo entrevistada en una de esas cadenas en las que venales periodistas les bailan el agua continuamente, ella es así, lanza acusaciones sin ton ni son, sin pruebas de ningún tipo y sabiendo que en los juzgados nunca será condenada, ya lo ha hecho en otras ocasiones y ni se ha dignado acudir a los juzgados cuando ha sido citada. Esta actitud de la Secretaria General del PP me hace pensar en lo que va a pasar en los medios de comunicación estatales cuando tomen el poder, volveremos a los tiempos de Urdaci, ahora defensor de Cospedal y de la libertad de expresión y antaño fiel servidor del amo Aznar cuando deletreaba las siglas de Comisiones Obreras para no manchar la pureza de su lengua con el nombre del sindicato. Veo llegar a Rajoy a la Moncloa con las tijeras de podar, no tan sólo la precaria sociedad del bienestar de la que ya sólo quedan retazos sino también la sacrosanta libertad de expresión.

Noticias relacionadas

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad

Fariseismo religioso

El fariseísmo, sea religioso o político, mata todo lo que toca. Una sociedad edificada sobre la mentira se destruye

Matanza en Barcelona

Es una guerra y somos tan inconscientes que decimos no tener miedo

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris