Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Reportaje / Fútbol   -   Sección:  

El jugador imprescindible

David Camín Martínez

lunes, 21 de marzo de 2005, 04:22 h (CET)
Iván de la Peña, un jugador rodeado por el perpetuo debate, ya sea éste de cualquier signo, se convirtió en el gran ausente de la victoria del Espanyol ante el Getafe (2-0) y su entrenador, Miguel Angel Lotina, admitió que su equipo le había echado muy en falta, unas palabras que confirman que su concepto sobre el jugador ha ido mejorando a pasos de gigante desde la pretemporada.

Entonces, recién aterrizado Lotina, surgió ya cierta controversia. Si Dani García Lara era el media punta y Raúl Tamudo el ariete, ¿dónde ubicar a De la Peña? El técnico lo colocó en el centro del campo para aplicar su teoría. "Si su mejor capacidad es el pase de gol, es más aprovechable con dos delanteros que con uno", analizó Lotina.

Sin embargo, la conexión entre el jugador y su técnico daba la impresión de no funcionar del todo. En sus primeras semanas como entrenador, el discurso de Lotina hacia De la Peña era neutro. Daba la impresión de que tenía más en cuenta sus escasísimas aptitudes defensivas que su gran visión de juego.

Además, pesaba aún demasiado el gran rendimiento que el anterior entrenador, Luis Fernández, había extraído de De la Peña, y además, la estadística tampoco ayudó al jugador, porque el Espanyol sólo ganaba fuera de casa (Betis, Levante, Real Sociedad) cuando él no participaba en el partido.

El debate alcanzó su punto álgido mediado el mes de noviembre. Iván de la Peña era suplente. Sobre todo, según el propio Lotina, porque aún no había asimilado los conceptos defensivos y porque perdía demasiados balones en su intento de dar el pase final, el pase del partido, el definitivo.

Parecía que 'Lo Pelat' volvía a caminar de nuevo hacia la incomprensión, pero todo se arregló. Ante el Racing de Santander salió desde el banquillo para resolver el partido y, desde entonces, sólo las lesiones le han sacado del once inicial.

Su buen nexo con Lotina está ahora fuera de toda duda. Cuando De la Peña no juega, al Espanyol le cuesta enormemente enlazar y llegar al área rival. Se ha reencontrado, además, con el gol.

Por si había algún asomo de confusión, llegó la llamada de Luis Aragonés para la selección española. Y todo fueron elogios entre ambos. "Se lo debo al míster y a los compañeros", proclamó De la Peña. "Se lo merece, defiende mucho mejor y su capacidad en el último pase es prodigiosa", comentó su entrenador.

El cántabro ha sido tradicionalmente acusado de no ser capaz de convencer a ningún entrenador, pero con Lotina lo ha logrado. En el planteamiento de trabajo del técnico, De la Peña ha pasado de ser un jugador discutido e incluso prescindible a convertirse en un fijo sin sustituto. "Como él no hay otro", según Lotina.

Noticias relacionadas

Los hoteles ibis de Valencia ofrecen a sus clientes la posibilidad de decidir el precio a pagar por su estancia

Del 2 al 6 de marzo lanzan la promoción “Nosotros ponemos la calidad, el precio lo pones tú”

La hostelería, como el vino, mejora con el tiempo

Después de la mejor temporada turística de la historia el sector sigue mejorando su competitividad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris