Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Política   -   Sección:   Opinión

Ruindad y deslealtad de la oposición en el Parlamento

“Vivimos en una sociedad donde el mentir se volvió rutina, traicionar, en monotonía y ser hipócrita es la ropa de hoy en día” Anónimo
Miguel Massanet
viernes, 17 de marzo de 2017, 11:23 h (CET)
Hay cuestiones que, por su trascendencia, su importancia para el pueblo, su efecto para la propia nación y las consecuencias que, de un mal enfoque, pudieran derivarse para la economía del país; debieran de ser motivo de una especial atención, prudencia, estudio y consideración por parte de los políticos. Es evidente que, en la actualidad, se está produciendo en España una situación que, por otra parte ya, tuvimos ocasión de pronosticar cuando el señor Rajoy tomó la decisión de aceptar la investidura, de una traza evidentemente precaria; con la oposición de toda la izquierda y el apoyo, cargado de condiciones, de C´s, logrado desde una trabajada y, a regañadientes, abstención del PSOE en el último momento, gracias a que P. Sánchez fue apartado de la secretaria del partido oportunamente, de modo que la Junta gestora tuvo la oportunidad de conseguir la abstención de su grupo, en la sesión de investidura ( no sin grandes protestas de una parte de sus afiliados).

Aquel optimismo del señor Rajoy no se ha visto correspondido, en modo alguno, por el comportamiento de aquellos en los que confiaba, cuando se ve que a través de las distintas sesiones parlamentarias, las derrotas del partido en el Gobierno se van sucediendo con la particularidad de que, Ciudadanos del señor Rivera, son los primeros en poner en aprietos a un PP al que todo parece irle mal y, o mucho nos equivocaremos o, en el futuro, esta tendencia irá in crescendo a medida que la izquierda extrema vaya apretando los tornillos ( nadie podía esperar una conducta distinta por parte de Podemos e IU) y las ocasiones de poner en apuros a la derecha se vayan multiplicando. El caso de Ciudadanos, no obstante, merece una consideración aparte por la torpeza que han venido demostrando, el señor Albert Ribera y su adlátere el belicoso y un tanto desnortado señor Juan Carlos Girauta, que parece haberse convertido en el Torquemada de su partido, en el manejo de las situaciones conflictivas.

Hay que reconocer que el trato, por parte de Rajoy y sus compañeros de partido, no ha sido el más adecuado para una formación que, a pesar de haberles chantajeado y obligado a ceder en muchas cuestiones en las que no hubieran querido entrar, fueron la base de que pudiera ser investido. No se puede hablar de “lentejas” ni poner en cuestión acuerdos que se firmaron, aunque puede ser que antes debieran habérselo pensado mejor. Pero lo han hecho y esto le ha ayudado al señor Rivera (siempre mirando sus posibilidades electorales que se enfilan, sin duda alguna, a los votos que pudiera detraerle a la derecha de Rajoy) a tener una buena excusa para desmarcarse del PP y hacer piña con el resto de partidos de la izquierda permitiéndoles, –como acaba de suceder con la convalidación del decreto por el que se acata la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE relativo a la liberación de la estiba portuaria –; derrotar de nuevo al Gobierno en algo que no tiene vuelta de hoja y que sólo va a acarrear que España, si no lo aprueba dentro del plazo previsto, se vea obligada a pagar una multa adicional de 134.000 euros diarios, hasta que se apruebe.

Aun reconociendo el excesivo optimismo del señor Rajoy y su equipo, respecto a poder mantenerse en el Gobierno con la mayoría de la cámara baja dominada por la oposición y dispuesta a no darle una oportunidad de lucirse; lo que es evidente es que estamos gobernados por una panda de políticos que difícilmente podrían encontrarse peores, aunque se hubiera buscado entre los más ineptos de los ciudadanos españoles. Aquí, señores, no estamos ante una cámara en la que “sus señorías” tengan la más mínima intención de preocuparse por España y los españoles; dispuesta a escoger el mejor camino para acabar de superar la crisis y a colaborar para que las grandes cuestiones de Estado se resuelvan de la manera más beneficiosa para la nación española. Por el contrario, los partidos que pudiéramos considerar como “constitucionalistas” no hacen otra cosa que enfrentarse los unos con los otros, poniéndose zancadillas, descalificándose, anteponiendo sus intereses partidistas a los del Estado y, no contentos con ello, sembrando la semilla del odio entre los ciudadanos, que ya van pasando de adversarios políticos a enemigos declarados en los que, la tolerancia desaparece para volver al odio y los rencores que tanto mal causaron a España, en aquellos tiempos que precedieron a la Guerra Civil.

Los grandes beneficiarios de esta situación, los comunista bolivarianos de Podemos, los que van a sacar más rédito de esta batalla sin cuartel, en la que vemos que, después de lo que sucedió durante la etapa de Pedro Sánchez con su famoso “ no es no”, del año que se perdió miserablemente en discusiones banales, sin conseguir formar Gobierno y, con todos los efectos perversos que se derivaron de aquella situación de interinidad, en la que no fue posible aprobar unos presupuestos para el 2017 y el Gobierno se ha visto precisado a prorrogar los del 2016, para poder continuar gobernado la nación, ante los requerimientos que, desde la UE, se nos hicieron para que cumpliéramos con nuestra obligación de someterlos a la aprobación de Bruselas, dentro del plazo reglamentario.

Ahora, ante el imperativo recibido del TJUE para que las empresas estibadoras puedan contratar libremente a sus trabajadores, cambiando una situación anómala entre los estibadores que los convertía en una especie de mafia en la que, las sociedades sindicales, tenían la sartén por el mango en cuanto a las horas que se trabajaban, el personal que se asignaba a cada estiba, y a quienes se contrataba de modo que, el clientelismo y el nepotismo, estaban a la orden del día en aquel privilegiado sector, en el que los salarios que percibían los que tenían la suerte de ser admitidos en el cónclave, hubieran causado envidia a muchos altos cargos de la empresa privada y a no pocos profesionales.

Aunque el Gobierno de España esté obligado, dentro del plazo que se le ha marcado, a cumplir con la sentencia del Tribunal Europeo, a pesar de los intentos del ministro del ramo y de los expertos que han estado negociando con los estibadores, de las cesiones y de las propuestas de una jubilación anticipada ¡con el 70% garantizado de su salario!; algo verdaderamente increíble cuando el resto de las pensiones están prácticamente congeladas y se nos anuncia que en los años venideros puede que tengamos dificultades para cobrarlas; lo cierto es que los estibadores se han negado, acostumbrados a dictar sus condiciones y encerrados en su bunker, no se dejan intimidar y amenazan con una huelga que puede poner la economía española a los pies de los caballos.

Ante esta situación, la cámara baja, no ha tenido el más mínimo reparo en echar para atrás un decreto que se limitaba a cumplir con lo ordenado por el tribunal europeo. El objetivo es claro: todos los partidos de la oposición prefieren que España se vea obligada a pagar la multa de los 134.000 euros diarios con la sádica intención de perjudicar al Ejecutivo, poner ante las cuerdas a España y hacer tambalear al Gobierno del señor Rajoy. Por supuesto que van a acabar cediendo y se aprobará un decreto, pero estén ustedes seguros que estos privilegiados estibadores van a conseguir otros beneficios que les van a conseguir estos partidos que, aun sabiendo que trabajan en contra de la mayoría de ciudadanos; aunque saben que los estibadores no tienen razón alguna; a pesar de que se apoye un chantaje y que, de salir victoriosos en su enfrentamiento con el Estado, no van a conformarse con lo que consigan e irán insistiendo, cada vez que quieran una mejora, usando el sistema de presionar al Ejecutivo sabiendo que siempre tendrán a los sindicatos de su parte ( debiera caérseles la cara de vergüenza a CC.OO y la UGT, el estar apoyando a unos caraduras que han creado una mafia que va en contra de la libertad de contratación y de un reparto, más equitativo, de los desmesurados salarios que vienen recibiendo).

No sabemos hasta cuando el gobierno de Rajoy va a poder capear el temporal, pero intuimos que, desde el mismo partido ya se están escuchando voces que ponen en cuestión la viabilidad de una legislatura, en la que no tienen la más mínima posibilidad de conseguir que, en la cámara baja, se imponga el sentido común y se aprueben las leyes que el país tiene precisión de que se pongan en marcha. Lo peor de todo es que, lo que seguramente va a suceder (si venciera el señor P. Sánchez, en las primarias del PSOE, ya no les quedaría otro remedio a los del PP que convocar nuevas elecciones) y, en el caso poco probable de que saliera vencedor Patsi López no creemos que pudiera sostenerse mucho tiempo sin hacerlo. La cuestión de Susana Diez ya es más confusa, aunque, en principio, teniendo unas bases tan contrarias a los acuerdos con el partido en el Gobierno, seguramente, de todas todas, la convocatoria de elecciones sería la única opción que les iba a quedar.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, vemos con rabia como todo lo previsto viene sucediendo y lo que se hubiera podido evitar, desgraciadamente, las lumbreras de la calle Génova parece que no han sabido cómo evitarlo, en su autosuficiencia.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

No lo estás viendo. Te lo están contando

Estamos en nuestra burbuja como si esta pudiera protegernos. Siquiera es nuestra, nos la han impuesto

Dar la cara

Estamos acostumbrados a escuchar declaraciones de todo tipo en las que se pontifica sobre cualquier tema. Posteriormente, el mantenerlas con los actos… es harina de otro costal

Verdades... ¿reveladas?

Cuando pasan cosas horribles como lo Manchester y El Cairo me pregunto: ¿Qué hay detrás de tantos muertos inocentes? Niños, adolescentes, padres, peregrinos. Religiosos o no.

Sin aceite de palma

Esta clase de aceite es un peligro para la salud, según dicen los expertos

Féminas ocultas

¿Qué había aprendido sobre mujeres en la historia? Definitivamente no tenía referentes donde verme identificada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris