Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Hablando en plata   -   Sección:  

Haciendo el mono

Egoitz Basurto
Redacción
miércoles, 16 de febrero de 2005, 23:14 h (CET)
Puede causar mayor dolor el insulto xenófobo que una piedra o una botella y, en un fútbol acostumbrado a ponerse la venda, se hace necesario que se dé un paso adelante. El liderazgo de Eto'o es una sirena de alarma porque sabe que el peor de estos comportamientos anida en la calle y entra en los recintos deportivos. ¿A qué espera la federación para sancionar a un club que no hace lo suficiente? ¿A qué espera el árbitro para denunciar las bestialidades que escucha desde la grada? ¿Y el compromiso, no ya gremial, sino humano de los propios jugadores, sobre todo blancos, para sus compañeros de otras razas? ¿Y el deber de los periodistas? ¿Y los aficionados que no reprueban las animaladas de los violentos?

Eto'o ha hecho uso de su privilegiado altavoz para advertir que las expresiones racistas y xenófobas en los estadios por parte de una minoría van más allá de una moda pasajera. Son ya excesivos episodios en los últimos años, y el fenómeno debe ser erradicado antes de que el monstruo se agrande. Es cierto que esto del racismo lo hemos podido contemplar durante toda la vida y hemos respirado racismo durante todos estos años, pero el momento en el que más repercusión ha tenido todo esto ha sido tras las inoportunas declaraciones de Luis Aragonés al jugador del Arsenal Jose Antonio Reyes al decir "negro de mierda" para referirse al compañero de equipo del jugador de Utrera. El seleccionador español nunca lo dijo con intenciones racistas pero la gente ha querido vender a 10€ algo que lo han comprado a 5€, en definitiva; que la prensa británica ha rociado gasolina a la hoguera y todo esto está prendiendo de una forma descontrolada.

Es en vano gastarse miles de millones de euros en campañas publicitarias,partidos benéficos,agotar todas las pulseras contra el racismo en un abrir y cerrar de ojos etc. si semana tras semana en los campos de fútbol de la que dicén que es la mejor liga del mundo seguimos escuchando gritos racistas y a graciosos haciendo el mono.
Además los monos no se merecen ser comparados con estos especímenes que acuden a los terrenos de juego a incitar a los profesionales, por lo tanto tal vez sean los monos los que en el Siglo XXI, época en la que los avances tecnológicos nos invaden tengan que ser los que dén lecciones a esta gente.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris