Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La vida desde dentro   -   Sección:   Opinión

Pesimismo antropológico

Santiago González
Redacción
jueves, 17 de febrero de 2005, 23:47 h (CET)
Atesora usted en cantidad, mi señor Zapatero, la cualidad inmanente del líder, su capacidad de constituirse en venero doctrinal para el Gobierno que preside y el partido que dirige. De ahí que los altos cargos del primero y los dirigentes del segundo empiecen a repetir el sintagma del 'optimismo antropológico' con el que usted se definió frente a Ibarretxe: «Yo estoy siempre en el terreno del optimismo antropológico y no del pesimismo; siempre estoy en ese terreno y desde luego este país me ha dado muchas razones para ello».

Ya sabíamos que tenía usted buena opinión del paisanaje. Lo pudimos leer hace pocos meses en un retrato periodístico elaborado por la mano amiga de Millás: «Yo, cada noche, le digo a mi mujer: 'Sonsoles, no te puedes imaginar la cantidad de cientos de miles de españoles que podrían gobernar'».

Esto prueba que tenemos banquillo y que siempre vamos a poder encontrar un inquilino para La Moncloa, pero, amén de felicitarle y felicitarme por ello, me gustaría discutir ese amable dicharacho suyo que parece inspirado por el volteriano doctor Pangloss, el optimista preceptor de 'Cándido': «que en el mejor de los mundos posibles, el castillo de monseñor el barón era el más hermoso de los castillos, y que la señora baronesa era la mejor de las baronesas posibles. (...) En consecuencia, los que afirmaron que todo está bien, han dicho una tontería; debieron decir que nada puede estar mejor».

La democracia es desde siempre un contrato de desconfianzas, presidente, un mapa erizado de cautelas que parte de la aseveración de Plauto recogida siglos después por Thomas Hobbes: «El hombre es un lobo para el hombre». Francis Bacon había llegado a conclusión pareja: «A la justicia debemos que el hombre sea un dios para el hombre y no un lobo». El pesimismo antropológico, presidente, es la materia de la que están hechos los sueños constitucionales, los cimientos del derecho y la democracia misma. Si su optimismo tuviese fundamento no tendríamos oposición, ni control parlamentario al Gobierno, ni separación de poderes. No necesitaríamos ejércitos, cuerpos de seguridad del Estado, instituciones penitenciarias, tribunales de justicia, de cuentas, ni de las aguas; no habría Código Civil ni Código Penal y no tendrían razón de ser los Ministerios de Justicia, Defensa e Interior, por poner algunos ejemplos. Como dice la madre de mi amigo Felipe, que nos ha salido hobbesiana, «la gente es mala y envidiosa», idea que redondeaba Lorca con una visión más de conjunto: «Y la vida no es noble, ni buena, ni sagrada».

Considere a la luz de estos candiles que para un hombre de Estado, tal vez sea más provechosa, aunque seguramente más árida, la lectura del 'Leviatán' que la de 'Heidi'. Pero, además, presidente, permítame que someta su optimismo a la prueba del nueve: ¿usted conoce a Javi Madrazo?

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris