Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   Crítica de televisión   -   Sección:   Televisión y Medios

Sábado

Javier Esparza
Redacción
jueves, 3 de marzo de 2005, 23:55 h (CET)
TVE-1 estrenó el sábado 'El sábado': un programa de humor que presenta Minerva Piquero y que viene a sustituir a 'Noche de fiesta'. La médula de 'El sábado' es la risa: una sucesión de actuaciones, grabadas o en plató, a cargo de artistas invitados o del equipo de actores del programa, compuesto, entre otros, por Roser Pujol, Enrique Villén, Trinidad Iglesias Ángel Ruiz y Víctor Carretero, nombres más conocidos por su condición de secundarios cómicos de la escena.

El contenido no es malo, pero tampoco impulsa a la euforia: las actuaciones de artistas invitados llegan a ser geniales, pero casi todas las habíamos visto; respecto a los otros 'gags', oscilan entre la crítica política aceptable y el minimalismo de guión extremadamente primario. Minerva Piquero está impecable en su papel y el trabajo de los actores manifiesta una clara voluntad de calidad, pero en 'El sábado' hay algo que deja insatisfecho. Las comparaciones con 'Noche de fiesta' son inevitables.

'El sábado' puede alegar en su favor que responde a un concepto más depurado, mejor delineado que el de su predecesor, porque la gala eterna de Moreno no dejaba de ser un batiburrillo. Pero 'Noche de fiesta' queda muy por encima si lo que comparamos es la puesta en escena, porque 'El sábado' es de una austeridad que raya con la carestía: el escenario es de una frialdad polar, los recursos técnicos habituales parecen inexistentes, el acompañamiento musical se diría elaborado por el John Cage de 'Silencio', la disposición del público en graderías simples tiene algo de entablado de fiesta de pueblo, la presentadora comparece en una soledad propiamente desértica...

Tal vez todo esto forme parte de una expresa voluntad de ahorrar costes, pero la sensación que el espectador recibe es desoladora. Sobre todo, ya digo, porque las comparaciones son inevitables, y la imagen que el espectador guarda de las noches del sábado de TVE-1 es todavía de fastuosas escenografías de Moreno, 'kitsch' pero efectivas, que le transmitían a uno la impresión de estar viviendo la gran fiesta de su vida. En eso 'El sábado' debe mejorar.

Noticias relacionadas

Uno de cada tres europeos prefiere consumir contenidos audiovisuales solo a través de internet

El consumo en streaming supera a las descargas de series y cine

Netflix estrena la tercera temporada de 'Las chicas del cable' el 7 de septiembre

La plataforma presenta el trailer de los nuevos episodios

Las mejores playas con Wifi para disfrutar de cine y series en la arena

El 24% de los españoles aprovecha las conexiones WiFi de los hoteles y apartamentos de vacaciones para ver ficción

Esty Quesada se une al reparto de la serie 'Vota Juan'

La primera serie propia del canal TNT ya ha comenzado su rodaje

Más de 10 millones de espectadores vieron el España-Portugal

Telecinco lidera el día seguida de Cuatro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris