Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Balonazos   -   Sección:  

Personalidades suplantadas

Juan Arbide
Redacción
lunes, 14 de febrero de 2005, 01:21 h (CET)
Importante revuelo el que se ha montado en el mundo futbolìstico nacional e internacional tras la conversaciòn mantenida la pasada semana por los compañeros de la cadena Cope con el jugador Josè Antonio Reyes y su representante.

Vaya por delante mi respeto y aplauso a la digna, entretenida y divertida forma de ver el mundo del deporte que tiene el programa "el tirachinas". Las particulares imitaciones que llevan a cabo de personajes varios hacen que nos vayamos a dormir con una sonrisa, algo que tal y como estàn las cosas, se agradece bastante. Sin embargo, creo que existe cierto peligro en tan complicada tarea. La franja que separa el buen del mal gusto puede ser delgada, muy delgada y en este caso muchos creen que se ha sobrepasado.

No es de recibo utilizar un cebo como el del director deportivo del club màs laureado del mundo para sembrar la incertidumbre en el seno de una familia. Si, una familia. En Sevilla son muchos los que conocen las bondades del entorno que rodea a Josè Antonio Reyes, empezando por sus padres, todo un ejemplo de amabilidad y buena fe, que no dudaron en dejar la tranquilidad y calma de su pueblo, Utrera, para acompañar a su hijo en toda una aventura.

Una de las urbes màs complicadas y excitantes del planeta al mismo tiempo, Londres, se le ha hecho un autèntico mundo a la familia Reyes. Con muchas dòsis de cariño y otras de buenos alimentos de la tierra natal, se fueron haciendo al nuevo hàbitat. Pero nunca podrà ser lo mismo. De ahì la increible ilusiòn que destilaban las palabras de la madre del jugador cuando ya se veìa con las maletas en el aeropuerto de Barajas. Pero, al menos de momento, se ha quedado todo en un sueño. Otra cosa es la cara con la que Reyes se presenta en el vestuario despuès de sus palabras.

Difìcil papeleta para un futbolìsta y una familia que no han tenido mucha suerte en los ùltimos tiempos con asuntos extradeportivos (recordar la indirecta "participaciòn" de Reyes en la polèmica de Luis Aragonès y Henry).

Sòlo queda esperar, por su bien, que la cosa cambie.
Sea en Madrid, en Londres o en la Conchinchina.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris