Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Los padres de él', de Jay Roach

Antonio Martín Guirado
Redacción
lunes, 21 de marzo de 2005, 04:01 h (CET)
Estamos ante una novedad en el terreno de las secuelas: es endiabladamente divertida, original y abre nuevas territorios sin explorar en la película anterior. La película se inicia donde concluyó “Los padres de ella”: a la familia de los Byrnes (De Niro y Danner) les toca conocer a sus futuros suegros (Hoffman y Streisand). Greg y Pam (Ben Stiller y Teri Polo) ven cada vez más cerca el día de su boda, y creen que la ocasión ideal para que sus familias se conozcan es que pasen un fin de semana en la casa de los Fockers (los Follen en español).

Tras un prólogo hilarante en la casa de los Byrnes (ojo a ese pequeñín robaescenas que hará las delicias del público), la acción se desplaza a la residencia de los Focker en Miami, donde pronto todos se darán cuenta de las diferencias existentes entre el modo de vida de una familia y otra: unos son tremendamente liberales, mientras que los otros son mucho más conservadores, lo que propiciará un choque cultural importante, a la vez que situaciones descacharrantes, entres las que se cuenta un memorable duelo entre el gato de los Byrnes y el perro de los Focker.

Objeto de casi todas las burlas de la película es Ben Stiller, ese pequeño gran cómico que desde “Algo pasa con Mary” parece haberse convertido en el rey Midas de la comedia americana, a pesar de algún traspiés que otro. Si esta película se ha convertido en un taquillazo en Hollywood (y a buen seguro que lo será en España) no sólo se debe a él, sino a ese espléndido reparto que encabeza un Robert De Niro que borda de nuevo su personaje de suegro enrabietado, y a esa pareja adorable y desprejuiciada que inventan Dustin Hoffman y Barbra Streisand, quien vuelve a las pantallas de cine tras casi diez años de ausencia.

A pesar de que en algún momento, al director Jay Roach se le va la mano con el metraje y la sal gorda, es de agradecerle que sepa levantar el asunto cuando parece que la cosa decae un poco, y así nos regala algún momento tan inesperado y desternillante como el cameo de Tim Blake Nelson.
Si buscan una película para pasar un rato agradable y reírse con un buen puñado de gags memorables, ésta es sin duda una elección perfecta.

Noticias relacionadas

Mariano Barroso, único candidato para presidir la Academia de Cine

El director y guionista se presenta junto al productor Rafael Portela y la actriz Nora Navas

El cine español, visible en Cannes

Seis títulos de nuestra industria participarán en el festival más importante del mundo

'Mary Shelley', Mejor Película en el BCN Fiml Fest

Una cinta de Haifaa Al- Mansour

El 21 Festival de Málaga arranca con una gala con mucho ritmo

Desde el Teatro Cervantes

Málaga despliega la alfombra roja para ser epicentro del cine en español

Con 20 película en la Sección Oficial
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris