Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Referéndum

María Isabel Pérez Pita (Ciudad Real)
Redacción
domingo, 13 de febrero de 2005, 06:23 h (CET)
Tengo un contrato de trabajo en un pueblo perdido de la Mancha, Almacén, como fisioterapeuta. Queriendo votar, solicité el voto por correo. Posteriormente he recibido la notificación de ser vocal en la mesa electoral. Ante las complicaciones para asistir, presente una alegación, que fue denegada sin más.

La conclusión es que tengo que coger un autobús el sábado a las 14:30, un tren, dormir en la estación, o pagar una pensión horrorosa, no puedo permitirme más. Estar en la mesa mínimo ocho horas, dormir en otra pensión por no haber autobús Ciudad Real – Almacén, eso suponiendo que llegue al tren, y el lunes por la mañana coger el autobús, dejando a mis pacientes sin su tratamiento. La broma me cuesta unos 120 € y me pagan unos 52. Que alguien me lo explique.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris