Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Televisión y Medios
Etiquetas:   Crítica de televisión  

El Papa

Javier Esparza
Redacción
sábado, 26 de febrero de 2005, 00:11 h (CET)
La enfermedad por la que ha atravesado Juan Pablo II ha sido la noticia de la semana. La gripe de estos últimos días había concitado una atención informativa extraordinaria. Este domingo, los informadores tenían una cita decisiva: el rezo dominical del Ángelus, que el Papa suele realizar desde el Vaticano.

Toda la expectación estaba puesta en las ventanas del hospital donde Juan Pablo II se halla ingresado: ¿Saldría el Papa? ¿No saldría? Esa imagen iba a ser la clave para conocer su estado de salud, al margen de los partes médicos oficiales. Por eso en los alrededores de la clínica había un despliegue impresionante de medios informativos y, especialmente, de televisiones de todo el mundo, que iban a ofrecer en directo la imagen decisiva. Estaba incluso la japonesa. La que no estaba era la española: TVE pasó de la comparecencia papal. ¿Por qué? Incomprensible.

Durante toda la semana, TVE nos ha estado contando la gripe del Papa con abundancia de detalles en la crónica diaria. Y cuando llega el momento de obtener y transmitir la imagen más importante de ese argumento informativo, TVE desaparece. Para más 'inri', en un día y a una hora en la que La 2 ofrece programación religiosa. No puede extrañarle a nadie que Fran Llorente, el director de los informativos de TVE, haya recibido críticas furibundas. No es que haya minusvalorado a los espectadores católicos; eso, al fin y al cabo, no dejaría de ser una opción editorial. Es que Llorente se ha fumado la noticia del día, quizá de la semana, y eso, en una perspectiva profesional, no hay por dónde cogerlo.

Este viernes, por cierto, su Telediario de las nueve volvía a quedar por debajo de las Noticias de Antena 3. Y ello a pesar de que la oferta posterior de TVE 1, el programa de Cruz y Raya, iba a ser el más visto del día. Que un canal público pierda audiencia puede ser efecto de una programación poco escandalosa. Que esa audiencia se pierda en los informativos es algo mucho más grave: significa que la gente no se fía de la televisión por la que está pagando.

Noticias relacionadas

Estirge, la nueva webserie vampírica española de Carlos Marín

​Para contar su historia también aparecerán otros personajes como Berni, Karen, Lucio o Aurelio

Los hermanos Fesser comienzan el rodaje de su nuevo proyecto en Filipinas

Uno de cada cinco niños en el mundo sufre desnutrición crónica

Los programas de televisión con más impacto en Twitter

GH Dúo, Chester y Salvados encabezan el ranking de programas con mayor número de tweets

OT Y GH VIP: dos fenómenos para jóvenes y adultos

Más del 90% de la audiencia de ambos programas usaron Youtube durante el período

'Inside No. 9' vuelve a Filmin por Navidad

La plataforma de streaming estrena episodio especial la próxima semana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris