Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Domingo, rastro en el Mestalla

Africola
Redacción
miércoles, 9 de febrero de 2005, 01:02 h (CET)
Esta madrugada, bien pronto, empiezan los vendedores de sus respectivas paradas a montar y ordenar todas esas cosas que llevan de aquí a allá con el fin de venderlas por un precio justo. Hoy es domingo y eso quiere decir que toca rastro en el Mestalla.

La semana pasada fui a dar una vuelta allá las 10 de la mañana, con el objetivo de comprar una estantería y una bici, lo más baratas posibles, por eso no pensé en ir a una tienda. No sé si era por la hora o que ese día justamente ya no quedaban bicis por vender. Fuese lo que fuese, tuve suerte y encontré una que me encantó, eso sí algo subida de precio, por lo que regatee todo lo que pude.

El vendedor, me contaba las mil y una historias sobre lo maravillosa que era la bici, sobraban las palabras, 'Antártida', como la he llamado, era para mí, estábamos predestinadas. Así que después de mucho pensar, la compré muy contenta. Esa mañana la ocupe en pasear por buena parte de Valencia, hacia un día genial.

Me paseé hasta la hora de comer, ¡qué sol hacía!, iba en manga corta en pleno invierno, después de unos días muy duros de frío. Fue un gran día, sí señor!

Al llegar a casa, conté a mis compañeros que me había comprado una bici preciosa en el rastro. Que allí no parecía que se vendieran cosas robadas porque todo eran cosas muy viejas y en ocasiones en mal estado, como para ser usadas. Ingenua de mí, fui muy tarde como para ver los 'chollos'.

Si quieres algo bueno, no un trasto, has de madrugar! Equipos de música de coches, bicis que duermen en la calle, ... Una buena lista de objetos que son robados esa noche del sábado.

Tengo una amiga P.Z.G., que esta semana visité. Ella vive en el Mestalla y me contó que a su tío hace un mes le abrieron el coche cerca del Mestalla y le robaron su equipo de música, al día siguiente fue al rastro y lo vió, por el módico precio de 6euros. Pero no lo compró, pues si lo hace estaría contribuyendo a dar dinero a una gente que no antes le ha robado, irracional. Y a que continuén haciéndolo, pues es rentable.

Los vecinos del Mestalla viven esperando que la noche del sábado no les roben nada.

Lo más gracioso de todo ésto es que el domingo hay policías en el rastro controlando el orden púbico, y saben que previamente ha sido alterado, para que se pueda hacer el rastro. Las autoridades de Valencia, el ayuntamiento, la Generalitat, Barbéra, Canal 9, ... Todos aquellos que se supone que nos protegen como ciudadanos que pagamos nuestros impuestos, no lo hacen.

Todo lo contrario, se ponen del lado del ladrón y hacen la vista gorda a los robos del sábado noche en Mestalla. Así su vida es mucho más cómoda, son simples espectadores, y nosotros sufrimos su pasividad en nuestras carnes.

Los gitanos, parecen 'Los Intocables', nadie puede hacerles nada, porque se unen y nos la devuelven, y me pregunto yo, ¿Por qué no nos unimos aquellos a los que la democracia y el estado de bienestar nos importa?

Porque este mundo es así, y no cambiará, cada uno mira para él, "A mi no me han robado, no digo nada, no sea que aún la pague yo". Sociedad conformista, individualista, egoísta, homogeneizada... Claro, así nada cambiará. Sólo espero no cambiar yo.

Noticias relacionadas

Mucho después del ultimátum

Caminando sobre el alambre más largo de la historia

Donde se habla de un poeta, dispuesto cambiar el mundo

“El camino del Infierno está empedrado de buenas intenciones” Refrán español.

Proverbio árabe

Podemos lleva cuatro años atacado furibundamente por todos

La lista electoral como arma

​En el momento político actual, parece que en algunos partidos está ocurriendo lo mismo: La facultad-arma de hacer listas electorales condiciona todo

Torra burlándose del Gobierno, la Junta electoral y España. ¡Cáspita!

El señor P.Sánchez y su gobierno, con la señora Celaá de encubridora oficial de chanchullos, no han hecho, hacen ni harán nada para parar al independentismo del señor Torra. Tienen demasiado que perder
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris