Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Deportes

Etiquetas:   Fútbol / Primera división   -   Sección:   Deportes

Valencia y Real Madrid intentaran meter presión al lider

El Barça jugara el domingo ante el Atlético
Redacción
martes, 8 de febrero de 2005, 17:39 h (CET)
El Real Madrid, que recibe al Espanyol, y el Valencia, que abre la jornada 22 ante una Real Sociedad muy necesitada, confían en sumar dos victorias que les permitan meter presión al líder, el FC Barcelona, que juega el domingo ante el Atlético.

Después de cinco victorias ligueras sumadas en este inicio de 2005 y con la Copa como único borrón en la cuenta de Vanderlei Luxemburgo, el Real Madrid recibe al Espanyol, un rival ante el que sumó su primera derrota en la primera vuelta (1-0) y que fue el último de José Antonio Camacho.

El adiós del técnico de Cieza supuso una crisis interna en el equipo, que no pudo terminar de frenar la llegada de Mariano García Remón y de la que el Real Madrid parece comenzar a salir de la mano del entrenador brasileño.

Los jugadores coinciden en que los entrenamientos son más duros y el equipo parece comenzar a recuperar el equilibrio gracias a los cambios de Luxemburgo que, si bien no ha conseguido que se recupere la brillantez al menos sí parte de la confianza y la racha de triunfos lo que esperan mantener en el nuevo césped del coliseo blanco.

La llegada de Gravesen permite un respiro a la defensa, mientras que Beckham se encuentra más cómodo en la banda, aunque ahora el debate estriba en la presencia de Guti en el once, uno de los jugadores más en forma, pero que ha perdido su puesto. La gastroenteritis que ha sufrido Zidane esta semana ha servido para que el entrenador realizara pruebas con el madrileño en la banda izquierda, pero el técnico no ha decidido aún quién se quedará en el banquillo: Zidane, Gravesen o Guti.

EL ESPANYOL, A CAMBIAR LA HISTORIA PESE A LAS BAJAS
El RCD Espanyol, por su parte, llega a Madrid en una situación histórica, situado en la cuarta posición de la Liga, aunque mermado por las bajas del delantero Raúl Tamudo, que debe cumplir sanción, y de dos indiscutibles en defensa que han caído lesionados, el veterano central Mauricio Pochettino y el joven lateral David García.

El conjunto españolista, que ganó a los blancos en Montjuïc (1-0, gol de Maxi) busca un triunfo para seguir en la zona de 'Champions', aunque sabe lo difícil que es ganar en el Bernabéu, el estadio de sus peores estadísticas, donde sólo ha logrado cuatro victorias en toda su historia --la última con Camacho en la temporada 1995/96--.

Tres años seguidos perdiendo en feudo madridista y tres jornadas consecutivas sin ganar no ayudan al optimismo, como tampoco el hecho de que Miguel Angel Lotina no ganase ninguno de sus tres partidos en el Bernabéu con el Celta y el Osasuna, aunque, principalmente, lo que preocupa al técnico vasco son los cambios obligados en su equipo.

Lotina tendrá que cubrir el lateral izquierdo de la defensa con el francés Didier Domi, un jugador fichado el pasado verano que aún no ha debutado en la Liga y cuya respuesta es toda una incógnita. En lugar de Pochettino, apostará por Toni Soldevilla o Dani Jarque.

En ataque, Dani García jugará por Tamudo, justo delante de Iván De la Peña, también llamado al protagonismo por su primera convocatoria con la selección. El once sería el formado por Kameni; Ibarra, Lopo, Soldevilla, Domi; Ito, Fredson; Maxi, De la Peña, Serrano; y Dani.

LA REAL QUIERE PONER FIN A SU CRISIS
En el otro partido de la jornada, la Real Sociedad tratará de poner fin mañana en Anoeta a su profunda crisis de resultados y sumar sus primeros puntos del año 2005, aunque para ello ha elegido a uno de los peores rivales posibles, el Valencia, que tras su mal partido ante el Athletic y el consiguiente enfado de su técnico necesita ganar para no perder el pulso a la Liga.

Cuatro derrotas y media --si sumamos los seis minutos del Bernabéu-- es el preocupante balance que atesora en enero el conjunto donostiarra, que se encuentra a sólo dos puntos del descenso. A la delicada situación clasificatoria y deportiva se une la no menos insostenible coyuntura institucional y económica del club.

Todo parece ponerse en contra del equipo realista, incluso su propia afición que, si hasta ahora demostraba abiertamente su malestar criticando a los jugadores y a los gestores del club desde la grada, en esta ocasión ni siquiera quiere estar presente en Anoeta. 8.500 abonados han decidido castigar al Consejo con su ausencia, con lo que el estadio donostiarra puede presentar mañana la peor entrada de su historia, para regocijo del rival.

En el plano meramente deportivo, Amorrortu volverá al habitual sistema 4-4-2, debido a la baja de Alkiza por lesión y al regreso de Nihat una vez cumplida su sanción. El turco formará pareja de ataque con Kovacevic, que ha superado su gripe, y Mikel Alonso y Aranburu serán la pareja de pivotes.

Por su parte, el Valencia de Ranieri espera sacar tajada del entorno que envuelve a la Real Sociedad con la intención de lograr un triunfo que lo devuelva a la dinámica ganadora que perdió hace tres jornadas, aunque tanto el entrenador como los jugadores son conscientes de que el equipo no pasa por un buen momento de juego.

El equipo valencianista no quiere buscar excusas con las lesiones que merman el potencial de la plantilla. Las bajas de Ayala, Vicente, Curro Torres y Sissoko no las quiere utilizar nadie en la plantilla como argumento para explicar la mini crisis de juego por la que pasa el equipo. El preparador tendrá que colocar a Carboni o a Moretti como centrales, mientras que Aimar se podría quedar en el banquillo de entrada en favor de Di Vaio.

Ranieri recupera a Rufete y Navarro para el equipo, aunque ninguno de los dos está al cien por cien. El objetivo que se ha marcado la plantilla es el de quedar entre los cuatro primeros de la Liga y más después de que el liderato esté tan lejos.

El Valencia vuelve a un campo en el que sólo ha perdido en dos ocasiones en la última década, mientras que Ranieri nunca ha logrado un triunfo en Anoeta ni al frente del Valencia y del Atlético de Madrid.

Noticias relacionadas

El Burela acaba con la imbatibilidad del Betis FS (3-5)

Primera derrota de la temporada de los verdiblancos, que no tuvieron su día ante un rival directo

Cinco razones por las que jugar al pádel con zapatillas especializadas

Podemos dar un salto de calidad brutal en nuestro juego

Gómez Noya concluye undécimo en el Ironman de Hawái

El alemán Patrick Lange se proclama campeón

Huelva recibe a Carolina Marín como "la reina del bádminton mundial"

Homenaje a una deportista onubense que ha ganado tres veces el Campeonato del Mundo de bádminton

Un Betis FS muy serio aplaca al Bisontes (4-0)

La pegada, el control y la seriedad de los béticos acabaron con el otrora Playas de Castellón
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris