Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

Irak: nueva fase

Enrique Vázquez
Redacción
martes, 8 de febrero de 2005, 17:08 h (CET)
La única expectación real que había sobre lo que el presidente Bush podría decir en su mensaje sobre el estado de la Unión el miércoles era un lógico correlato sobre lo que es ya un debate en la sociedad informada norteamericana: qué hacer ahora en Irak. Y no hubo sorpresa: el presidente rehúsa hablar de un calendario de repliegue.

La razón es obvia y parece fundada hasta para los legos en la materia: fijar lo que el presidente llamó un calendario artificial sólo ofrecería ventajas a los terroristas. Pero aceptó, además del criterio, muy aceptado, de que es preciso crear antes una poderosa y creíble fuerza de seguridad iraquí, que hay una nueva fase en Irak.

En estas pocas palabras hay un embrión de concesión, por pequeña que sea. Pueden y deben ser relacionadas con el hecho de que el domingo pasado hubo elecciones legislativas en Irak con resultados no conocidos, aunque predecibles, y una participación tampoco conocida pero descrita universalmente como alta. Se trataría de saber cómo insertar los comicios y qué relación genuina, en términos políticos, hay entre acudir a las urnas en un clima de intimidación y sostener o criticar la ocupación.

La oposición demócrata no ha perdido un minuto: sus líderes parlamentarios, la señora Nancy Pelosi en la cámara baja y el senador Harry Reid, pidieron formalmente el lunes que la Casa Blanca presente ya un plan detallado sobre lo que queda por hacer en Iraq y una previsión temporal de fin de la misión. La famosa estrategia de salida, a la que el principal asesor de comunicación de Bush, Dan Bartlett, replica con la tesis de la estrategia del éxito.

Es fácil entender que las dos son compatibles. Lo que queda por dilucidar es cuándo la ocupación y su expresión más explícita, la presencia militar norteamericana, dejarán de ser una ayuda y una parte de la solución para ser una parte del problema. Una opinión curiosa y tal vez muy perspicaz al respecto la expresó, indirectamente, el general Tom Turner, jefe de la 101 División aerotransportada que vuelve a Iraq, cuando dijo que él cree que muchos de los votantes del domingo querían «meterse en la democracia ( ) y acelerar la salida de las tropas».

Así pues, es verdad que antes o después habrá un calendario para la (eventual) retirada de las tropas, porque también hay un calendario político inseparable de las decisiones a tomar en la nueva fase. Cuándo y cómo dejar Irak es el inevitable debate de los próximos meses.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris