Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

A fumar al lavabo

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
jueves, 22 de septiembre de 2005, 19:13 h (CET)
Estos dí­as estoy recordando aquellos lejanos tiempos en los que en mi viejo colegio de los PP. Salesianos nos escondíamos a la hora del recreo en los mugrientos váteres para fumar aquellos primeros cigarrillos, normalmente Bisontes y algún dí­a excepcional un Winston, comprados en un puesto ambulante donde una viejecita envuelta, hiciera frío o calor, en una manta nos abastecía de aquel fruto prohibido de los cigarrillos sueltos. Nuestra magra economía no daba para más.

Los fumadores, yo ya no lo soy desde hace meses pero me solidarizo con ellos, se ven perseguidos y denostados cuales nuevos apestados. Ya tan solo falta que les hagan cargar con una campanilla, como a los antiguos leprosos, para ir anunciando su presencia. Mientras las estadí­sticas nos dicen que los jóvenes cada dí­a empiezan a fumar y beber alcohol más pronto, sobre todo ellas, las autoridades, sean del color que sean, creen que todo se resuelve mediante prohibiciones. Los de mi generación, la del pan negro y las cartillas de racionamiento, estamos hartos de prohibiciones. Las hemos visto durante tanto tiempo que ahora, cualquier logotipo con signos de prohibición nos da grima. En mi niñez y juventud recuerdo carteles en los que se prohibí­a 'escupir', 'blasfemar', 'hacer aguas menores' - escrito así­-, y en algunos bares y tabernas hasta estaba prohibido cantar. En mi ciudad estos días todaví­a he visto un viejo cartel, escrito con alquitrán en la pared de un viejo callejón que lleva a la antigua Universidad, que avisa de la prohibición de 'hacer aguas menores y jugar a la pelota'.

Ahora es RENFE quien prohíbe fumar en sus trenes. Hasta la fecha los amantes del humo tenían a su disposición unos vagones especiales, para fumadores, y también se podía saborear un cigarrillo en el vagón bar o en las plataformas. Los viajes en tren siempre me han gustado más que los de autobús, en el tren parece que el resto de viajeros sean como de la familia, se entablan conversaciones alrededor de las volutas de humo mientras desde la plataforma se ve desfilar el paisaje. Todo eso se ha terminado, a no ser que el viaje dure más de cinco horas, cosa que hoy es casi imposible. Creo que tan solo el viaje de Madrid a Cantabria dura el tiempo suficiente para que los fumadores puedan disfrutar de su cigarrillo, el resto con tanto AVE y tanto tren moderno ha acortado las distancias y ha cortado los cigarrillos.

Hasta en Cuba han prohibido fumar en algunos espacios públicos. Parece mentira que en la cuna del tabaco, una de sus principales fuentes de divisas, también se prohí­ba su consumo, pero ya sabemos que cuando la Organización Mundial de la Salud se pronuncia contra algo todos deben estar a favor. Creo que la prohibición no va a ser suficiente, aunque es lo más cómodo. Si se quiere evitar que los más jóvenes caigan en el tabaquismo se debe, desde instancias gubernamentales, educar en el no consumo de esta, también, droga. Antes que prohibir hay que educar. Las prohibiciones siempre fueron nefastas, recuerden la época de la prohibición del alcohol en Norteamérica que dio lugar al nacimiento de Al Capone y compañía. Mientras, aquellos que todavía fuman tendrán que volver a los lavabos de la infancia para poder seguir haciéndolo.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris