Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

¿Quién pesa más?

Rafael Pérez Ortolá
Redacción
martes, 1 de febrero de 2005, 22:44 h (CET)
¿Reír o llorar? ¡Menudo dilema!

Firmada por RAYMA, aparece cotidianamente una viñeta humorística en EL UNIVERSAL de Venezuela. Procuro no perderme ni una por su agudeza y sensatez, por su humor avieso y agradable.

Aún me estoy riendo con una de las entregas recientes. El coche funerario de caballos, un cochero muy tieso y serio, una murmuración a sotovoce y socarrona: "No pesa más un venezolano del gobierno que uno de la oposición" .

Será bueno concretar, ni un venezolano ni un español, ni..., en general se dan pocas oscilaciones del peso cuando se alcanzan esos últimos momentos. Y eso viene a destacar el enlutado conductor del coche funerario.

¿Hablamos de kilogramos? Ya en esto habría discusiones, no faltan países democráticos donde se empieza a valorar la penalización del sobrepeso a la hora de las atenciones médicas, más complicaciones, etc. Aún así, porqué meterse sólo con los gordos y no hacerlo con los esmirriados, mal encarados, bigotudos...

¿Nos referimos a su verborrea? También aquí la variedad es manifiesta, las escucharemos totalmente vacías, otras extensas pero livianas y no fallarán tampoco ejemplos de carácter plomífero total, auténticas apisonadoras.

¿Valoración propia del interesado? En este apartado no disponemos de básculas apropiadas, ni con las grúas más articuladas seríamos capaces de removerlos de sus poltronas. Son capaces de ordenar el voto general, el particular y hasta de corregir al arco iris. Tan impresionante peso no se puede calibrar.

¿Valoración ajena? ¡Ay amigos! Para eso sería necesario oírlos y escucharlos, siendo estas actividades muy anticuadas, desconozco si se dará algún caso en la realidad actual. ¿Quién es capaz de escuchar a nadie? Oir quizá... ¿Escuchar? La respuesta deriva en desconocimiento de los hunos - está bien así - hacia los ogros - los demás -.

¿Peso después de incinerados? Por aquello del peso específico, no vendría mal conocer el peso de esos restos.

En fín, que por el peso los conoceréis y nos conocerán, cada uno que se acoja a la sintonía preferida.

Una sonrisa ¡Por favor!
Un pensamiento ¡Sólo para los muy lanzados!

Un desdén airado ¡Para los más ocupados!

Hablar de más tipos de peso ¡Para los más inconformistas!

Aunque con estas sonrisas no concluyamos en tonos fuertes, ya de por sí no se trataría de un mal final. No andamos sobrados de rasgos humorísticos. Por otro lado, el carácter tétrico de esos momentos finales nos pone a todos a una distancia empequeñecida, nos parecemos más de lo supuesto. Y tampoco esa evidencia nos vendrá mal.

Si pesamos aproximadamente lo mismo, en todos los sentidos referidos, porqué no seremos lo bastante aguerridos para comportarnos con menos enfrentamientos.

Se impone la creación de una comisión técnica especializada para promover el estudio pormenorizado de todos los valores personales e investigación de nuevos métodos de pesaje con objeto de efectuar su correcta valoración estadística. Se podrá escribir de forma más breve, mas se trata de un tema demasiado enrevesado para tomarlo muy en serio. ¿O quizá no?

Como dije, sería interesante conocer aquellas parcelas en las cuales cada persona quiere pesar más, unos sólo en kilos, otros en sabiduría, en buen carácter, o en ocupar las poltronas más macizas. Estoy seguro de que habrá gran cantidad de preferencias distintas.

También cabe el estudio por sectores. Cuánto pesa la cara de tal personaje, cuánto la grasa, cuánto el orgullo que infla sus mofletes, pudiendo continuar de esta guisa por las diferentes partes del cuerpo.

¡No nos liemos demasiado con los pesos! Mas pensándolo bien, ¿Porqué no?, si al final es algo tan importante.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris