Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cine
Etiquetas:   Crítica de cine  

'El puente de San Luís', de Mary McGuckian

Antonio Martí­n Guirado
Redacción
viernes, 25 de febrero de 2005, 22:35 h (CET)
La novela escrita por Thornton Wilder, y ganadora del premio Pulitzer en 1927, “sufre” aquí su tercera adaptación a las pantallas de cine, y el resultado final, es cuanto menos, decepcionante. Por varios motivos: la guionista, y también directora de la película, Mary McGuckian, parece que se ha visto absolutamente superada por la complejidad y densidad del contenido de la obra, y el guión que ha facturado finalmente parece sacado de alguno de los trabajos que se cuelgan en el rincón del vago; sí, esos de los que todos alguna vez hemos echado mano cuando no sabemos por dónde salir cuando nos han encomendado una tarea, que francamente, nos supera, o no nos interesa, o vaya a saber usted qué, porque a lo largo de la película suceden cosas de las que no obtendremos nunca explicación alguna, y que suceden porque la guionista quería que estuvieran allí.

Otro motivo de decepción, y probablemente el más irrisorio de todos, son los actores: menudo desperdicio de talento. La directora ha contado aquí con uno de los elencos más impresionantes que yo recuerde en una producción de este tipo: Robert De Niro, Harvey Keitel, Kathy Bates, F. Murray Abraham, Pilar López De Ayala, Gabriel Byrne, Geraldine Chaplin... pero tal cantidad de personajes, sostenidos por una historia francamente enrevesada, terminan por sofocar al espectador, y lo que es peor, realmente te da igual el destino de cualquiera de ellos. Es una lástima, porque ver de nuevo juntos en la pantalla a la pareja que ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia reciente de Hollywood (De Niro y Keitel), requería mayor grado de oficio en el guión y sobre todo, un mayor ritmo narrativo, porque la película se hace muy larga y en alguna ocasión, incluso aburrida.

Pero no todo van a ser pegas: por supuesto, los decorados suntuosos, la magnífica fotografía de Javier Aguirresarobe, y un vestuario de época realmente conseguido, harán que por momentos pensemos que estamos ante una película de cierta calidad... a lo que ayudan ciertas situaciones intensas logradas por el arrojo de Keitel y López De Ayala, y la enorme presencia de De Niro. Aunque finalmente, lo que termina por imponerse es esa sensación, presente para el espectador durante toda la película, de que ni los propios actores se creen sus papeles, y que por tanto, nada de lo nos cuentan tiene mucho interés.

Noticias relacionadas

La cara oculta de los Oscar: así son de rentables

Las estrellas nominadas a mejor actor ganan un 20% más en su siguiente papel

Cinco películas inspiradoras en la lucha contra el cáncer y su papel en la psicooncología

Ver películas que abordan el cáncer desde un punto de vista positivo resulta beneficioso para los pacientes y sus allegados

Por qué la película 'Roma' desconcierta al público masculino

Estrenada por Netflix en diciembre

La Muestra de Cine de Lanzarote clausuró su octava edición con casi 1.700 asistentes

'La imagen que te faltaba', de Donal Foreman, obtuvo el Premio a Mejor Película, tras una innovadora deliberación pública

La película 'Le temps des égarés' de Virginie Sauveur gana el Premio a Mejor Película en el Zoom Festival

Attila Szász obtiene el Premio a Mejor Dirección por 'Örök tél'
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris