Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Con las víctimas no se juega

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
miércoles, 28 de diciembre de 2005, 16:44 h (CET)
El pasado sábado 22 de diciembre tuvo lugar en Madrid una Manifestación convocada por la Asociación de Ví­ctimas del Terrorismo (que engloba a víctimas de ETA, GRAPO, Terra Lliure y el 11-M), bajo el lema 'Memoria, Dignidad y Justicia'. A dicha manifestación acudieron decenas de miles de personas, pese al silencio oficial sobre la convocatoria extendido por casi todos los medios de comunicación. Y como fue un éxito, algunos medios -los de siempre-, resaltan los incidentes aislados y no el número de asistentes en un claro intento de acallar, una vez más, la voz de las víctimas.

Sucedieron tres hechos que han acaparado la atención de los medios, sobre los que me gustarí­a dar mi opinión. El primero y lamentabilísimo fue que el Ministro de Defensa, José Bono, que no acudió a la segunda cabecera (la de los polí­ticos), sino que se mezcló con los asistentes, fue duramente increpado y, al parecer, incluso se le trató de agredir. Este hecho es absolutamente repulsivo y condenable, propio de exaltados fanáticos que no respetan la libertad. Igual que los exaltados fanáticos que el 12 de marzo de 2004 obligaron a Rodrigo Rato (entonces Vicepresidente del Gobierno) y a Josep Piqué (Presidente del PP de Cataluña), a abandonar la manifestación por las ví­ctimas del 11-M en Barcelona. Los mismos totalitarios. Y minoritarios. En Madrid y en Barcelona. Esperemos que la Policía investigue estos hechos y, de paso, los del 12 de marzo. Va siendo hora de atajar este tipo de conductas.

Poco más hay que añadir a esto y supongo que todos estaremos de acuerdo.

El segundo hecho fue que, al término de la manifestación, un grupo de personas (cerca del millar) se acercaron a la sede de la Cadena SER en la calle Gran Vía de Madrid (al lado de donde terminaba la manifestación) y estuvieron coreando consignas como 'Grupo Prisa, España no se pisa' y 'Queremos saber'.

Pues bien, este hecho es en mi opinión legítimo. Y les voy a decir por qué: ha sido legitimado por el Presidente del Gobierno, ZP. El 13 de marzo de 2004, día previo a unas Elecciones Generales y jornada de reflexión, las sedes del Partido Popular fueron rodeadas por miles de personas que llamaban 'asesinos' y 'mentirosos' a sus dirigentes, simpatizantes, militantes y votantes. La JEC emitió, a las 3 de la mañana (cuando ya no quedaba nadie) una nota declarando la ilegalidad de dichas concentraciones, no autorizadas y remitiendo la actuación a la Fiscalía General del Estado, pues entendían que podrían ser constitutivas de delito. Pues bien, varios Juzgados, tras las querellas y denuncias interpuestas, han considerado que no hay nada ilegal en una concentración no autorizada en jornada de reflexión electoral. Una Juez de Aranjuez llegó a archivar una querella interpuesta por llamar 'asesina' a una interventora del PP, porque lo consideró un 'desahogo'.

Asimismo, el Presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, así como su partido (del que numerosos cargos fueron denunciados por convocar desde organismos públicos por SMS a dichas concentraciones o por participar en ellas) no ha condenado en ningún momento estas actuaciones (en su intervención ante la Comisión del 11-M quedó claro que no las condena; llegó a decir que le parecía bien que los ciudadanos expresasen su opinión). Hay que recordar que una conocida locutora de la Cadena SER se manifestó también ante la sede del PP de Córdoba.

Ahora, pues, que no se quejen. Ellos mismos han legitimado estas actuaciones. Porque digo yo: si está bien sitiar sedes de partidos rivales en la jornada de reflexión, lo estará también lo acaecido el sábado ante las puertas de la SER, ¿verdad? Yo como no me he leído la Constitución, digo lo mismo que el Ministro de Justicia: pues estará bien. Ya me entienden, si a ZP le parece bien lo uno, le parecerá bien lo otro.

El tercer hecho y más grave de todos es el intento vil y rastrero de intentar convertir una manifestación de las Víctimas del Terrorismo (más de mil) en un argumento partidista en contra de las Ví­ctimas del Terrorismo y callar el grandí­simo éxito que tuvo la convocatoria, resaltando lo negativo y aislado y ocultando lo positivo y masivo. El Gobierno ha emitido hoy domingo una nota en la que anuncia para este martes una reunión de Peces-Barba con las víctimas para 'atajar los evidentes intentos de manipulación con fines partidistas de orientación extremista'. El Presidente de la AVT ya ha declarado que están recibiendo muchísimas presiones para pedir la dimisión de este seor. Se olvida el Gobierno que el señor Peces-Barba declaró en Tele 5 el dí­a antes de la manifestación que el no estaba para estas cosas y que sólo acudiría a una manifestación de ví­ctimas si hubiera que lamentar un atentado con muertos. Se olvida el Gobierno de que ellos no iban a mandar a ningún miembro de primer orden a la manifestación y que fue a última hora cuando, por la presión y el escándalo que se estaba organizando, decidieron enviar a Jordi Sevilla y decir que Rafael Simancas (que había anunciado su presencia desde el primer momento a tí­tulo personal) acudiría en representación del PSOE como miembro de su Ejecutiva. Hay que recordar que al estreno de 'Mar adentro' asistieron seis ministros. Ya tenemos, pues, vara para medir las prioridades gubernamentales.

¿Qué hay detrás de esto? Miedo. Miedo porque los reproches más escuchados a lo largo de toda la manifestación fueron '¿Dónde estás, Zetapé?' y 'Peces Barba, dimisión'. Miedo porque unos fueron aplaudidos y otros no. Era el sentir mayoritario. ¿En qué cabeza cabe que las ví­ctimas convoquen una manifestación y que el Alto Comisionado [de algunas víctimas) diga que él no está para esas tonterías, y que acudirá cuando haya muertos (para hacerse la foto, añado yo)?. Ahora, el Gobierno que pertenece al partido que ha estado dos años callado mientras en manifestaciones se insultaba al anterior Gobierno, se escandaliza.

Lo que debemos hacer los españoles de bien es estar siempre y en todo momento del lado de todas las ví­ctimas del terrorismo y acudir a cuantos llamamientos hagan a la ciudadaní­a, sin consignas ni eslóganes. Con muertos o sin ellos. Sin partidismo de ningún tipo. Las víctimas son de toda idea política, sexo, edad, clase social... Y son iguales. No hay distinciones entre ví­ctimas. Aunque Peces-Barba no lo sepa.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris