Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde del precipicio   -   Sección:  

Gestiones populistas

Antonio Valencia
Antonio Valencia
jueves, 27 de enero de 2005, 22:19 h (CET)
A lo largo de las ltimas semanas se viene rumoreando con insistencia el posible traslado del Atl tico de Madrid desde su actual estadio Vicente Caldern al estadio de la Comunidad de Madrid, conocido popularmente como "La Peineta". Pero, es la venta de los estadios la soluci n para su crisis econmica?

A primera vista la respuesta ser a claramente afirmativa. A tenor de los nmeros hechos p blicos por los actuales gestores del club, la venta del estadio tapara el agujero del club, que se intuye gigantesco a pesar de las inyecciones con dinero p blico por las que el difunto Jess Gil ya fue condenado en su d a, y adems todav a quedara alg n dinero extra. Evidentemente, pretenden seguir el ejemplo de Florentino Prez en el Real Madrid con la venta de su Ciudad Deportiva.

Pero cuando uno empieza a pensar en situaciones similares acaecidas en otros clubes en los ltimos aos, empieza a dudar. Y es que el Espanyol, que podr a ser un caso ms o menos comparable al del Atl tico, nos demuestra lo contrario de lo que preconizan Cerezo y compa a. En este caso, la venta de Sarri, situado en una zona "golosa" inmobiliariamente hablando, no supuso ni mucho menos la panacea para el Espanyol, que ha tenido que seguir vendiendo a sus figuras para sobrevivir.

Y es que los gestores no cuentan, por miedo a la aficin, que un club de f tbol de lite es inviable econ micamente a menos que tengan una base muy fuerte de aficionados (o accionistas) o un gran mecenas tipo Abramovich. Parece que la mxima contable de que los gastos no superen los ingresos es olvidada sistem ticamente en favor de rimbombantes y caros fichajes por un lado, y en caros despidos de entrenadores y posterior contratacin de nuevos, que adem s se traen a sus propios jugadores de confianza, y as sucesivamente.

Y llegamos al punto m s impopular. Los aficionados deben decidir lo que quieren: un equipo que aspire a todo pero con la espada de Damocles de la desaparicin pendiendo sobre sus cabezas (con ejemplos como el Logro s, Burgos o M laga), o equipos econmicamente saneados pero escasamente competitivos en Primera e incluso en Segunda Divisi n. Desgraciadamente, lo primero es ms popular, y me temo que siga si ndolo hasta que caiga un grande. Ser el Atl tico?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris