Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

D a Escolar de la no-violencia, la paz y la incoherencia

Jos Snchez (Valencia)
Redacción
domingo, 30 de enero de 2005, 23:43 h (CET)
Pajaritas de papel sin gallinaza, multicolores banderas de todas las nacionalidades... El 30 de enero, aniversario de la muerte del humilde Mahatma Gandhi (el 30 de marzo para el calendario escolar del Hemisferio Sur), se celebra todos los aos, con mon tona puesta en escena, en distintos Centros Educativos el Da Escolar de la No-violencia y la Paz. Instaurada por el benevolente y emprendedor Lorenzo Vidal en 1964, la conmemoraci n se suele reducir por desgracia, desde entonces, a propagar desde los plpitos sin megafon a del magisterio espaol una beat fica buena nueva, previa y completamente desarticulada, deshuesada y desprovista de todo equilibrio, contenido y eficacia.

En efecto, y valga la paradoja, las mismas parvulistas desmayadas que ordenan formar a sus pollitos en el patio para, unidos armnicamente de las manos, escenificar en un gran corro la ceremonia de la amorosa hermandad universal, no ser n absolutamente capaces de organizar colectivamente, a su debido tiempo, el no menos significativo Da de las Fuerzas Armadas. Pero eso no es nada, porque mucho menos tienen arrestos de comparecer urgentemente, a t tulo individual, y denunciar ante el correspondiente ministerio fiscal sus inquietantes temores porque Ahmed, el ingenuo y diminuto morillo de la clase, apenas cinco aos, vaya a ser brutal e irreparablemente circuncidado un d a de estos (no falta mucho), siguiendo los torvos y cruentos designios de una tradicin intolerable.

Educar en valores? Es para ponerse a llorar. La chiquillada no merece tama a farsa con inconsistente mensaje, sobre todo Ahmed. Enseantes: est n de ms todas las simb licas palomas blancas, y falta un poquito bastante de coherencia, de vergenza y de determinaci n para defender los Derechos Humanos siquiera a nuestro alrededor. Son nios y son d biles, pero no son tontos (alguno no olvidar nunca los ecos grotescos de tanta alharaca solidaria en un mundo de total y depravada hipocres a).

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris