Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Comer, la salsa de la vida

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 28 de febrero de 2011, 07:54 h (CET)
La gastronomía es una parte de nuestra cultura y sentados ante una mesa y una buena comida hemos firmado pactos, hemos saboreado buenos platos, hemos vivido encuentros y momentos inolvidables. La buena mesa ha servido para sellar secretos, amores, contratos o simplemente para pasar ratos agradables de conversación, una buena sobremesa enriquece a los que en nuestro quehacer cotidiano carecemos de tiempo para estar con unos y otros.

Esta pasada semana asistí a la inauguración de un nuevo restaurante en el Ensanche barcelonés, en el corazón de esta Barcelona que palpita a veces a un ritmo más acelerado del que nos gustaría o menos equilibrado del que debería. Nos citaron en el Restaurante La Venta de Rosselló, un espacio cómodo, acogedor y en donde tienen diferenciada la zona de tapas y la correspondiente al restaurante.

Hace diez años tomar tapas en Barcelona era casi un milagro, a las personas que nos gusta tomar el aperitivo y picar algo se nos hacia una arda tarea hacerlo en esta ciudad a la que el escritor Eduardo Mendoza bautizó en uno de sus libros la Ciudad de los Prodigios.

Por trabajo he viajado por el Norte de España, por Castilla, he vivido en Madrid, amo Andalucía, Galicia o Valencia y en todas partes cuando iba a un bar y pedía un vino, una cerveza o algo sin alcohol me obsequiaban con unas aceitunas, un poco de lomo, jamón, patatas bravas, o cualquier otro platillo, cuando regresaba a casa en Barcelona y acudía a tomar un vermut con mis amigos o con mi amor me servían el vermouth, nada más, la tapa tan habitual en otros sitios era casi imposible encontrarla en mi ciudad y siempre me causó extrañeza la ausencia de este pequeño detalle por parte de los hosteleros.

Este sinsabor que me ha acompañado largo años de mi vida se ha resuelto, ya llevo unos cuantos años saboreando tapas modernas y clásicas en diversos locales barceloneses. En La Venta de Rosselló tienen un espacio sólo para degustar sus exquisitas tapas, el restaurante, más íntimo, tiene una carta en donde encontrar cocina tradicional, esa que hacían nuestras madres y abuelas y que las prisas de hoy han relegado en los hogares a favor de congelados y precocinados.

Sin apretujones y pudiendo charlar con los conocidos que allí encontré ese día pude probar algunas de las tapas que allí se sirven, recuerdo una especie de rollitos de primavera rellenos de queso fundido, un foie envuelto en chocolate, unos montaditos de lomo con mostaza, un excelente jamón ibérico y una fideuá que entonaba el cuerpo entre otras diversas especialidades de la casa, todo ello regado con Cava Más Macià Brut Nature, tinto de las Bodegas Barón Ladrón de Guevara y blanco Mil-liari Muscat d’Alexandria del Penedès. El local está decorado con antiguas fotografías de principios del pasado siglo en blanco y negro que junto con la decoración del local hacen del mismo un lugar acogedor.

Princesa de Arabia Saudí abre restaurante

Ornina es el nombre que en la antigua civilización árabe daban a la diosa de la Música cuya iconografía estaba representada por una estatua que actualmente se encuentra custodiada en un museo de Siria, y este es el nombre que le han puesto al que fuera durante años el antiguo Oliver y Hardy y que ahora con el nombre de Ornina comienza nueva andadura de la mano de su propietaria, una princesa de Arabia Saudí, ella ha querido darle al espacio una atmósfera de fusión entre lo árabe y lo mediterráneo, un restaurante fusión para Barcelona.

El arquitecto y decorador del local ha sido Jaime Beriestain que ha creado en este espacio cuatro ambientes diferentes : el restaurante y comedor principal, el Lounge Bar, el Music Club y la Terraza que podrá albergar a clientes tanto en invierno como en verano ya que su especial sistema de calefacción externa permite estar en ella tanto a los que quieren acercarse al escaso ruido callejero de aquella zona como a los fumadores destinados desde principios de año al exterior de los locales si quieren seguir deleitándose con el humo del tabaco.

El arquitecto Beriestain ha interpretado en sus planos los deseos de la propietaria del local y en la decoración del mismo, naturalmente, hay elemento que recuerdan la cultura árabe pero no de manera predominante, Ornina es un espacio internacional tanto en su decoración como en su cocina en la que los diversos plato son una buena muestra de la cocina mediterránea y de la árabe de la mano maestra del chef Romain Fornells, detentador de una estrella Michelin en el restaurante Caelis del Hotel Palace de Barcelona, quién junto con un equipo de profesionales del mundo de la cocina provenientes de todo el mundo a los que asesora hacen que los deliciosos platos de Ornina sepan a una verdadera cocina de fusión. En la carta se hallan propuestas como degustación de mezzas libanesas, tajina de cordero con especies dulces y frutos secos, vieiras sobre puerro-apio en un caldo condimentado al curry o alcachofa frita con huevo poché, rúcula y parmesano.

En esta reapertura encontramos al todo Barcelona, una mezcla de personajes bien condimentada y que agradecías, a primera hora el metro cuadrado de Ornina estaba realmente solicitado, saludamos a Cristina Puig Doria que, radiante, mostraba su barriga de embarazada: “Estoy de seis meses, estamos todos muy contentos, es un niño”, Cristina se casó hace dos años y el primero hace doblemente feliz a la familia, pues su padre, también en la inauguración, aseguraba: “Ya tenemos continuación en la familia”, su abuelo, también magnífico joyero, se llamaba José María como el padre de Cristina, su nieta, continuadora de la saga familiar, es lógico que esté contenta de tener un niño aunque ya me avanzó que no se iba a llamar José María, esperemos que le vea la carita, le faltan tres meses que pasan volando.

El doctor Radi y su esposa, con los que hacia mucho que no coincidía, me aseguraban que estaban contentos con este nuevo espacio, tienen parentesco con la dueña del local aunque ésta no había podido estar en la inauguración. Nos sorprendió gratamente la presencia del político Miquel Iceta, hombre fuerte en Catalunya del PSC, no se prodiga en estos eventos pero dejó claro el por qué de su presencia allí: “Yo he quedado esta noche con Pilar, la esposa del Dr. Radi y por eso he venido, ya sabes que no tengo tiempo para venir a estos eventos”.

El cirujano plástico Javier de Benito, siempre elegante y con una gran sonrisa, llegó al local sin compañía, raro en un hombre tan atractivo pero ya tiene una hija de 24 años y lleva año y medio separado y todo su tiempo, eso me dijo, lo emplea en dedicarse a su trabajo. Ahora abre clínica en Rusia, un proyecto ambicioso pero ya tiene una larga lista de clientas importantes de aquel país que esperan que el doctor se asiente en la clínica, de momento Javier de Benito viaja de Barcelona Rusia y al revés pues no descuida un minuto a sus pacientes en la clínica Dexeus.

Tampoco faltó el matrimonio formado por Alejandra Prat y Juan Manuel Alcaraz, los joyeros Rabat, Cristina Castañer, la reina de las alpargatas catalanes a las que dio proyección internacional al ponerlas en las pasarelas internacionales de la mano de los grandes de la “couture”, es de destacar la presencia del Regidor de Comerç del Ayuntamiento de Barcelona, es importante que las personas que están cumpliendo los designios de los ciudadanos desde la Plaça Sant Jaume se unan a estos acontecimientos y tomen parte activa, es la forma de tener contacto con la gente de la calle y ello siempre les dará la dimensión de cómo ve la ciudadanía lo que hacen ellos desde sus puestos y lo que funciona o falta para seguir adelante en la mejora de la ciudad , desde aquí felicitamos al regidor Roger Pallarols y esperamos verle en todas partes, siempre que su agenda se lo permita, claro.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris