Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A mi manera   -   Sección:  

Fin de ciclo

Ana Ramos
Ana Ramos
viernes, 25 de febrero de 2011, 08:13 h (CET)
Se acabó lo que se daba. El Sevilla rompe con todas sus aspiraciones de conseguir algún título esta temporada. Y es que tras la eliminación el pasado miércoles de la Europa League, ya no le queda nada por lo que luchar. Bueno, sí, por estar en Europa el próximo año, pero… les queda mucho por recorrer en la Liga española.

La más pura verdad es que el equipo de Nervión parece haber tocado fondo. Eliminado de todos los torneos posibles (en algunos, con mejor o peor suerte), está en una situación bastante extraña. Y es que si la gente se quejaba de Jiménez, e incluso de Álvarez, ahora con Manzano, ¿qué? No está cumpliendo para nada los objetivos marcados y es más, el juego del plantel deja mucho que desear.

A veces bueno, a veces malo, otras veces, horrible… la regularidad sevillista está perdida esta campaña. Y que no culpen al entrenador de ello, porque visto lo visto, el problema no radica, principalmente, ahí. Sinceramente, creo que el Sevilla ha terminado su ciclo; ese ciclo donde el club aspiraba a todo, inclusive la Liga (en aquellos maravillosos años, en los que estar segundo o tercero era más que una realidad).

Pues eso, el fin de la era ya está aquí. Ya no valen las comparaciones de que se sigue siendo el equipo “grande” que puede con todo. Ahora, el Sevilla es un equipo bastante normalito, que debe hacer una restructuración en su plantilla y directiva para volver, si es que quiere, a ser lo que era. El camino por el que llegar, ya sabe perfectamente cuál es. Trabajo, trabajo y más trabajo, algo que falta, realmente, en muchos de los jugadores del equipo andaluz.

Por eso, la eliminación el otro día de la antigua UEFA no fue más que la gota que ha colmado el vaso. Vale, que el Sevilla pudo haber ganado, pero le faltaron minutos, reaccionó tarde cuando se dio cuenta que podía hacer algo más. Y como sucedió en ese partido, muchos más. Así que, está más que claro que no hay que basarse y pensar solo en lo que se ha conseguido en un pasado; hay que corregir errores, dejarse de tonterías y polémicas, y mirar hacia delante. Al menos eso pienso yo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris