Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

La sucesión: Carme Chacón se postula

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 25 de febrero de 2011, 08:04 h (CET)
No paran. El PSOE, vista la debacle electoral que parece avecinarse, es un hervidero. Reunión por aquí, comida o cena por allá. En el centro de las conversaciones la sucesión de Rodríguez Zapatero, a quien casi todos, no es mi caso, dan por finiquitado antes de las elecciones generales de 2012. Se acaban de sumar públicamente a la terna Carme Chacón y, entre broma y advertencia, el presidente de Extremadura, Fernández Vara. La primera, del PSC que no del PSOE, anhela, aupada por el grupo mediático de Jaume Roures y por su esposo Miguel Barroso, a ser la sucesora de Rodríguez Zapatero. Cuenta para ello la “niña de Felipe” con la ventaja de ser considerada “zapaterista”. El mayor inconveniente es su vacuidad intelectual, salpimentada por trazos de pacifismo tontorrón, anticlericalismo demodé y feminismo radical. Zapaterismo en estado puro. Más de lo mismo.

Su presentación como precandidata corrió de la mano de la defenestrada María Teresa Fernández de la Vega. Las ministras Leire Pajín y Cristina Garmendia estaban presentes. Fue aquello un empalagoso festival de obviedades. Anunció la ministra de Defensa, tiene silentemente soliviantado por su sectarismo a buena parte del Ejército, que España está preparada para tener como presidente de la nación a una “mujer y catalana”. Tiene toda la razón. Aunque la duda es si España está preparada para tener como presidenta a una separatista catalana. Una política que apoyó a aquél impresentable Pepe Rubianes que deseaba en la tele pública oficial del nacionalismo catalán, que es TV3, que “se vaya a la mierda la puta España”. Carmen vistió en la Diada posterior una camiseta con el lema “Todos somos Rubianes”. Eran los tiempos en que sus valedores eran José Montilla y Manuela de Madre.

Además, sus rivales, aunque tocados, no son moco de pavo. Por un lado, el todopoderoso y oscuro, antaño amigo, Alfredo Pérez Rubalcaba, afectado por el “caso Faisán”. Aunque en próximas semanas pudiera desviarse la atención sobre otro importante personaje socialista, entonces con despacho en Ferraz. El odio entre Rubalcaba y Barroso es tan conocido como las preferencias de PRISA por la candidatura del ministro del Interior. Dice don Alfredo que él no apetece. Pero ya se sabe que don Alfredo sólo dice la verdad por error. El obstáculo del madrileño y madridista socialista es su propio partido. No lo quieren. Su ventaja, su experiencia. Rubalcaba, padre de la LOGSE, es un superviviente nato.

Luego está José Bono, el multimillonario cuya ex esposa cree que vive como la cada día más angustiada clase media española. Su enriquecimiento (posiblemente filtrado desde algún sitio no muy lejano de Moncloa) y sus meteduras de pata constantes han terminado con su carrera. Como mucho Bono, que perdió unas primarias frente a Zapatero, puede aspirar a ser el Alberto Ruiz-Gallardón del PSOE. El del siempre quiero y jamás puedo. José Blanco hace tiempo que se cayó de la terna. Patxi López quedó inhabilitado por la fotografía junto al batasuno Arnaldo Otegui y por una gestión más bien mediocre al frente del gobierno del País Vasco.

La debacle del PSOE podría ser de tal magnitud que sería factible que el histórico partido acabara desapareciendo por el sumidero de la Historia. Es cierto que los socialistas intentarán hacer cuanto esté en sus manos para evitarlo. Más poner al frente de un partido que aún lleva el “español” entre sus siglas a una nacionalista no parece ciertamente la mejor receta. Ni la más digna.

Me temo, doña Carme, que ni treinta años de escuela comprensiva, adormecimiento del personal, control de los medios de comunicación y la ayuda de La Sexta y Público van a ser suficientes.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris