Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Entrevistas
Etiquetas:   Entrevista  

“Si la política antiterrorista del Gobierno de España está pactada con ETA, el pacto para el Gobierno vasco es una farsa”

Inma Castilla de Cortázar, presidenta del Foro de Ermua
Redacción
jueves, 24 de febrero de 2011, 10:57 h (CET)
En un momento en que la sociedad española asiste expectante a la ilegalización o no de las franquicias de ETA de cara a las próximas elecciones municipales de mayo y a las nuevas noticias que se van conociendo en torno al caso Faisán se hacen imprescindibles las voces autorizadas, conocedoras de los entresijos de lo que se cuece en el País Vasco, como la de Inma Castilla de Cortázar, presidenta del Foro de Ermua.

Su asociación está entre las convocantes de la movilización para exigir que ETA salga de las instituciones y que cesen las excarcelaciones de terroristas convocada para el próximo 9 de abril.




Inma Castilla de Cortazar.


Almudena Negro / SIGLO XXI

A.N.- España atraviesa en estos momentos una grave crisis, no sólo económica, sino institucional y moral. ¿Explica la crisis moral el que en España no tenga coste electoral, como se vio claramente en 2008 cuando 11 millones de españoles votaron PSOE, que un presidente del gobierno califique de “hombre de paz” a alguien como Arnaldo Otegui, tilde de “accidentes mortales” a atentados terroristas o que ese mismo presidente se haya sentado a negociar con asesinos?

I.C.C.- Sin duda, lo que ocurre en política antiterrorista es de antología para describir la crisis de decencia que se manifiesta en otros muchos órdenes. Cuando el relativismo a ultranza que los gobiernos de Rodriguez Zapatero han sido capaces de desplegar logrando empapar la opinión pública –sin grandes resistencias-, nuevas formas de totalitarismo nos amenazan. Algo grave ocurre en nuestra democracia y tendremos que ponerle remedio.

A.N.- ¿Qué ha cambiado para que muchos digan hoy que estamos ante el principio del final de ETA? ¿Optimismo o interés partidista?

I.C.C.- La debilidad de ETA es real y el final de ETA es posible, pero sólo si los terroristas comprenden que hay una absoluta imposibilidad de rentabilizar su desaparición, que sus asesinatos no quedarán en la impunidad, que nunca encontrarán atenuantes. El gobierno de Zapatero y Rubalcaba quiere aprovechar la debilidad de ETA, pero ETA quiere aprovechar la debilidad de España. Y la realidad es ésta: si ETA doblega a la democracia, la democracia habrá sido doblegada por una banda terrorista. Efectivamente, en estos momentos el gobierno pretende acelerar esa escenificación del final de ETA para utilizarlo electoralistamente, pero la paz “dialogada” es la derrota de la democracia ante el terror. Es así.

A.N.- El 8 de agosto de 2009 Alfredo Pérez Rubalcaba decía, en relación con los planes de la banda terrorista ETA: «Lo que van a hacer, como está escrito, es dar paso a una Batasuna que dentro de unos meses saldrá diciendo que ella, Batasuna, se separa de la violencia, que tienen que ser legalizados porque van a convencer a ETA para que lo deje, porque lo que les preocupa de verdad es la ilegalización de Batasuna, es decir, su desaparición de las instituciones y, por tanto, hay que adelantarse a eso y decirles con toda claridad que Batasuna no estará jamás en las instituciones mientras ETA siga viva». Parece que ETA está siguiendo el guión milimétricamente y, sin embargo, desde el gobierno ya no se exige la desaparición de ETA, sino un mero rechazo, de boquilla, de la violencia terrorista. ¿Es el gobierno quien ha cambiado de postura?

I.C.C.- Desde el Foro Ermua hemos venido denunciando que Zapatero no ha cambiado realmente su política antiterrorista, que sólo ha modificado su modo de presentarla y el gran actor ha sido el ministro Rubalcaba, que ha interpretado un papel a triple banda, ocultando la realidad de que el gobierno tiene la voluntad política de que “Batasuna” vuelva a las instituciones. Del mismo modo que por voluntad del gobierno ETA ha permanecido en los ayuntamientos con ANV, después de más de dos años de la sentencia en firme del Tribunal Supremo.

A.N.- Lo cierto es que se están produciendo excarcelaciones, acercamiento de presos, declaraciones como las de Eguiguren que no han sido desautorizadas por su partido…. ¿estamos ante una segunda parte de la misma negociación con el terrorismo, pero esta vez sin luz y taquígrafos?

I.C.C.- No tengo la menor duda. El gobierno ha estado “comprando” a ETA una declaración presentable, sólo así se entiende que las respuestas de Ares o Rubalcaba sean: “no es lo esperado”, “todavía insuficiente”,… ante los tediosos comunicados de la banda terrorista. Hay negociación, sin duda, con algunos cambios estratégicos. ¿Cuáles?: 1º) negar la negociación y por supuesto no constituir nuevas mesas de negociación como las de Loyola de la primera legislatura; 2º) presentar que ETA y la izquierda “abertzale” son dos realidades distintas, componente falaz en el que se lleva años insistiendo, con la inefable contribución del juez Garzón; y 3º) bruñir la aparición de ese elemento nuevo, “Los Mediadores Internacionales”. El Gobierno presenta la negociación como un requerimiento de instancias ajenas a él: hace falta cinismo….

A.N.- Los datos que se manejan parecen indicar que Sortu, la nueva franquicia electoral de ETA, podría ser ilegalizada. ¿Se colarán los terroristas en los ayuntamientos a través de agrupaciones de electores o en la lista de otros partidos políticos?

I.C.C.- En el Foro Ermua estamos convencidos de que ETA logrará su propósito de volver a las instituciones. ¿Con Sortu?: posiblemente… o con otras siglas o con un EA parasitado. El gobierno probablemente hará el paripé del “respeto a la legalidad”, como ya ocurrió con el PCTV, o lo hará zafiamente como con ANV. Nuestra pregunta es ¿por qué Zapatero y Rubalcaba se empeñan en contentar a ETA pudiendo derrotarla? La respuesta de la oposición es tímida, casi insignificante. Hemos de responder los ciudadanos antes de que sea demasiado tarde.

A.N. Tengo la impresión que en el PP del País Vasco hay un sector digamos “posibilista” dispuesto al trágala de la negociación con ETA y que defiende las bondades de pactos con nacionalistas… ¿Romperá finalmente Antonio Basagoiti con Patxi López si ETA se mantiene una vez más en las instituciones?

I.C.C.- Si la política antiterrorista del Gobierno de España está pactada con ETA, el pacto para el Gobierno vasco es una farsa. El PP estará donde hay que estar, pero mucho nos tememos que no llegará a tiempo: si ETA vuelve a las instituciones el PP vasco habrá sido penosamente utilizado. En estos momentos, hay datos más que sobrados para actuar con la determinación necesaria, no hay más que ver la orquestación que se está produciendo “embreándolo” todo, con el objeto de justificar la negociación y el final “dialogado”: esos alegatos a la reconciliación, a la generosidad, ese confusionismo en “las víctimas de ambos lados”,… Insisto: la paz “dialogada” es la derrota de la democracia ante el terror; éste es el camino para no derrotar nunca a ETA.

A.N. ¿Y el caso Faisán?... ¿Llegaremos a conocer quién dio la orden del chivatazo y veremos sentarse en el banquillo a los responsables de uno de los sucesos más graves de la democracia?

I.C.C.- El caso Faisán es sencillamente “cooperación con banda armada” desde el propio Ministerio de Interior abortando una operación policial ejecutada en colaboración con Francia… Tarde o temprano habrá que depurar responsabilidades, de otro modo tendremos herida de muerte nuestra democracia.

A.N.- Una de las cuestiones que causa cierta desazón entre buena parte de la ciudadanía que sale a la calle en defensa de la memoria y dignidad de las víctimas del terrorismo, es la notoria división de éstas, cuyas organizaciones, en mi opinión, han sido pulverizadas por el gobierno de Rodríguez Zapatero. ¿Es posible recuperar la unidad?

I.C.C.- No tengo la menor duda. El Foro Ermua ha procurado activamente que las asociaciones de víctimas no den ni la apariencia de desunión y hemos comprobado una vez más que las víctimas del terrorismo es el gran patrimonio de nuestra democracia. Es un nivel de civismo y de responsabilidad formidable. El 9 de abril tendremos una gran convocatoria de movilización contra la negociación con ETA: todos unidos.

Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris