Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Bandera nacional

Miguel Rivilla (Alcorcón)
Redacción
miércoles, 23 de febrero de 2011, 12:30 h (CET)
A cualquier noble español le debería causar tristeza, no exenta de cierta vergüenza y rabia, el contemplar en algunos edificios públicos –máxime si se va acompañado de extranjeros- la desidia, el abandono y la suciedad con que en bastantes centros oficiales de la capital, autonomías y ayuntamientos, ondea la enseña nacional.

Si la bandera es el símbolo de España, muy mala imagen damos como nación a los de dentro y a los de fuera por la incuria, abandono y desinterés que exhibimos al ver este símbolo descolorido, grasiento, sucio y a veces deshilachado, colgado de sus mástiles.

Es de suponer que alguien será el responsable de mandar, cambiar, lavar y colocar una bandera nueva o al menos bien presentada, cada vez que la expuesta se deteriora por el paso del tiempo o los agentes atmosféricos. Pues, que se lo tome en serio el responsable. No creo que a nadie se le ocurra arengar al sacrificio por la patria, en caso de peligro, ataque o servicio, a la que se trata con tan poco respeto y consideración en su enseña.

Buena ocasión para reflexionar lo que escribió W.Wilson el día de la Nación:”Lo que la bandera representa ha sido creado por las experiencias de un gran pueblo y construido con sangre. La bandera no es el símbolo de un sentimiento, sino de una historia. Representa las experiencias de los hombres y mujeres que viven a su sombra”.Sin comentario. Como colofón invito a todos los que me han leído escuchen este himno a la bandera española. Si no vibran al oírlo es que carecen de algo muy importante.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris