Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos  

Hitos de una nación en descomposición

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 22 de febrero de 2011, 07:52 h (CET)
Ortega y Gasset apostillaba al inicio del capítulo “Libertad” de su “Historia como sistema y del Imperio Romano (1,941) “No sólo se da cuenta Cicerón de que la concordia romana está en la agonía, sino también de que sucumbe la libertas…Con ella dice elegiácamente” Y es que el ilustre prócer romano sabía que, sin concordia entre los ciudadanos de una nación y sin libertades que los salven de las cadenas de la esclavitud y la tiranía del poder, no existe la posibilidad de que, cualquier tipo de gobierno que no fuere capaz de respetar los derechos y las libertades de sus ciudadanos se pueda considerar un buen ejecutor de la voluntad del pueblo. Por desgracia, si el patricio romano viviera en nuestro tiempo y observara, con detenimiento, lo que está sucediendo en esta tierra española bajo el gobierno socialista del señor Rodríguez Zapatero, es muy probable que repitiera entristecido: “ ¡ ¡adiós! a toda una forma de vida de este irreconocible pueblo español!

Lo cierto es que cuesta admitir la transmutación que, en apenas siete años de gobierno socialista, ha sufrido nuestra nación, en todos los órdenes: político, social, moral, ético, económico, financiero y religioso; como consecuencia de un demoledor ataque programado contra los valores, los principios, las costumbres, la identidad familiar, el orden, la ética y las libertades ciudadanas; de tal forma que han conseguido crear un nuevo tipo de sociedad, irreconocible, en la que no nos conocemos a nosotros mismos; a no ser que recordemos el episodio bíblico del hermano de Moisés, Aarón y el famoso “becerro de oro” de los israelitas, una idolatría provocada por los enemigos de Moisés ,aprovechado su ausencia para recibir del Señor las Tablas de la Ley. Lo curioso es que, en esta ocasión, ni tan siquiera tenemos “becerro de oro”, sino que el “botín” de esta trágica experiencia se ha reducido a 4.600.000 parados; una enseñanza que tiene el dudoso honor de ser de las peores de Europa; una competitividad que ha descendido en 10 puestos en el ranking europeo; y una situación financiera que ha conseguido alarmar a toda Europa y un modelo laboral que sigue lleno de carencias y anacronismos.

Lo cierto es que, de un tiempo a esta parte, coincidiendo con las malas expectativas electorales para los socialistas, parece que les están entrando las prisas para llevar a término todos aquellos proyectos que, con toda probabilidad tenían previstos para años sucesivos; pero, ante la posibilidad de ser desbancados del poder, han querido aprovecha el año y meses que les queda antes de la próximas elecciones, para dejar “atado y bien atado” todo lo que nos querían ir endosando con vaselina política, si hubieran podido gobernarnos durante más tiempo. De hecho, se han juntado diversas circunstancias que hace que estas prisas legislativas del PSOE, no sólo sean precipitadas, inoportunas, improvisadas y, evidentemente, atentatorias contra los derechos individuales del pueblo español, sino que vienen siendo ejecutadas, en gran parte, por las féminas de cupo que tenemos en el Gobierno. En efecto, si la señora Elena Salgado, la vicepresidenta 2ª del Gobierno, no hace más que dar palos de ciego, avanzando y retrocediendo, diciendo hoy una cosa y rectificando al día siguiente y, siempre a las órdenes de Bruselas; su colega de Sanidad e Igualdad, la señora Leire Pajín, se ha liado la manta a la cabeza y, apoyada por sus compañeras feministas del PSOE, ha iniciado su particular cruzada de despropósitos, imposiciones, cacicadas e invasión de los límites privados de los ciudadanos, para empezar a prohibir, amputar, limitar, reducir y desposeer de sus derechos fundamentales al pueblo español; aplicando la proverbial excusa de los regímenes totalitarios: el Estado debe ocuparse de que los ciudadanos cometan errores o se equivoquen en sus decisiones, como si, en lugar de ser personas libres y capaces de valerse por si mismas, precisaran de la tutela del Estado para desenvolverse o para organizarse su vida, sin la intervención de quienes pretenden adoctrinarlos o manejarlos hacia un pensamiento único, que siempre debe coincidir con al planteamiento de los que ostentan el poder. Vamos, el régimen tiránico.

Así, señores, nos encontramos con nuevas vueltas de tuerca en relación a la nueva ley sobre la prohibición de fumar en locales públicos cerrados, en lugares como parques infantiles o alrededores de colegios. No contentos con haber promulgado una de las leyes más restrictivas de Europa (sólo hay tres naciones que sean tan restrictivas), han decidido profundizar en su labor prohibitiva y ya se está hablando de que, cuando en los domicilios privados trabaje personal de limpieza, sus propietarios deberán abstenerse de fumar hasta que dichas personas acaben sus trabajos. Lo curioso es que, para ello, tienen que emplear una figura anfibológica por lo que un mismo local, en este caso una casa privada, pueda tener la categoría de público y privado, según trabajen o no empleados del hogar. ¡Bravo!, señores, ya hemos entrado de lleno en el estado policiaco, ya no nos diferenciamos del sistema bolchevique, en el que unos vecinos denunciaban a los otros; ya no hay intimidad en los domicilios privados y el empeño del Estado en “ocuparse de nuestra salud” entra directamente en confrontación con nuestro derecho a la intimidad, a nuestra libertad de actuación y, de forma muy especial, al concepto de familia. Me explico: si se impide fumar en casa porque haya personal de limpieza, ¿que impedirá que se prohíba fumar porque haya niños o parientes o amistades de visita? ¿Qué van a tener que hacer los fumadores para satisfacer su vicio, subirse a una montaña pelada para echar una calada? Evidentemente que esta situación se presta a una multitud de denuncias por parte de personas que prestan servicios en hogares particulares; en la posibilidad de chantajear al propietario o arrendatario amenazándolo con una denuncia, ¿Bastará la palabra del denunciante o habrá, como en el caso del alcohol, que utilizar medidores de aliento?¡Una locura, que convierte a una ley útil en un instrumento de fiscalización, una limitación de la libertad del dueño y, que no se descarte, una posible reacción de rechazo hacia contratar a gente de limpieza, ante la posibilidad de que se convierta en un problema para quien la contrata.

Y otra “perla” a cargo de estas feministas extravagantes y desmadradas. La señora Beatriz Sestayo, diputada del PSG en Galicia, ha rechazado el proyecto de Ley de Apoyo a la Familia y a la Convivencia de Galicia, presentado por la Xunta– que no satisface al PSOE y al BNG – argumentando que es “un ataque a la mujer” y “una vuelta al patriarcado” porque, según esa señora, “las mujeres sólo cocinarán y tendrán hijos y esto es un modelo de extrema derecha”. Para Beatriz Sestayo el que se intente ayudar a las mujeres embarazadas (sea cual fuere su situación civil) dándoles asistencia y proporcionándoles trabajo, “reproduce el discurso de la Conferencia Episcopal: que las mujeres están aquí para parir y, si tienen suerte, podrán trabajar”. Por su parte el Consello Económico Social, se ha manifestado en los mismos términos: “el anteproyecto de ley recorta derechos de las mujeres al impedirles decidir libremente e informadamente sobre su maternidad”, acusando a Feijoo de querer fomentar la natalidad y el derecho a la vida en formación. ¡Sí, señores!, siendo Galicia una de la regiones con menos natalidad en un país, España en el que el promedio de nacimientos es del 1’3 por pareja, cuando el mínimo para no entrar en peligro de extinción es el 1’5 por pareja, estas feministas pretenden que la función de la maternidad es atentar contra los derechos de las mujeres! Veremos quienes van a trabajar para garantizar las futuras pensiones, señora mía. Y es que, como dijo Butler: “Nunca es tan terca la obstinación como cuando mantiene una creencia equivocada”. Cuanta verdad.

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez y el sexo de otro Sánchez, "el Lute"

La Sesión del Pleno del Congreso de los Diputados número 162 fue atípica

Más dinero para Sanidad

Eliminación del copago, cubrir las bajas de médicos rápidamente, contratación de más médicos y personal sanitario es lo que se necesita ya y hablo de España

Toques exigentes

La magia de los toques exigentes hay que desearla; pero sobre todo practicarla

La navidad de los sesenta

Es saludable recordar viejos tiempos

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris