Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

¡Salario! Autócratas ¡Salario! Y después consumo

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
lunes, 21 de febrero de 2011, 12:10 h (CET)
En esto de la economía, aunque no se haya pasado por la Universidad ni por ninguna de esas Escuelas de Negocio que ahora tanto proliferan, es raro el que no se atreve a opinar. El que no se anima a enjuiciar, diría yo, como es mi caso. Es tal el impacto mediático de la palabra “economía” que uno no puede controlar sus impulsos y decir algo tan obvio como: “para que haya empleo, tiene que haber empresa; para que haya empresa tiene que haber consumo; y para que haya consumo tiene que haber ¡salario!” Indiscutiblemente.

Leyendo un suplemento de negocios observo como en el año 2.009 se redujo el consumo familiar en ¡26.000 millones de euros!, un 4,3% en términos reales. De modo que para el año 2.020 (no tan lejano), España, que era el noveno País más consumidor en el citado 2.009, habrá desaparecido de ese top-10 de los más consumidores que comandarán EEUU y China. Y no sé qué tanto por ciento de la economía supone el consumo privado aquí –en los Países desarrollados es muy alto, en USA un 70%- pero seguro que se está resintiendo bastante, pues sólo hay que mirar el sector del lujo (el más favorecido por las políticas que se están llevando a cabo y que en otros sitios se está disparando en bolsa por la demanda de los Países emergentes), para comprobar que ninguna empresa española está entre las de mayor capitalización. O sea, consumo en barrena (¡ni los ricos, los más mimados, compran!) y empresa por inventar; peor imposible.

Mas no hay que apurarse, la Sra. Merkel le ha “regalado” al Gobierno la solución: “reducir salarios”. Claro que esta buena Sra., como no sabe lo que se cuece aquí, habrá imaginado que nuestros trabajadores tienen un salario similar al de los suyos, ingleses y franceses; ignorando, seguro que no se lo ha dicho nadie, que nuestra media salarial no llega ni con mucho a la mitad de lo que cobran estos.

Así pues, lo diga quien lo diga –incluida la Sra. Merkel- si no se consigue de alguna manera que cambie el hecho de que el 63% de los trabajadores gane menos de 1.000 € brutos al mes (unos ¡25.000 €! menos al año que un alemán, y unos 15.000 o 20.000 menos que un inglés o un francés), que la lucha sea abierta contra la economía sumergida que supone un 24% del PIB (según el gobierno, poco creíble, será mayor) y que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) deje de ser el más ridículo de la UE-15 y España no sea, junto con Portugal, el País de esa UE-15 con mayor desigualdad económica, no tendrá solución el consumo y no se crearán las microempresa y las pymes que “soplen” el paro y resuelvan las carencias de nuestra economía. Amén de, como ya he señalado en otras ocasiones, “inventar” el deporte y el automóvil como hicieron americanos, ingleses, franceses, italianos y alemanes, entre otros, que algo mejor les va. Y, desde luego, mientras este País sea en el que más billetes de 500 € circula (uno de cada cuatro está aquí, el 65% del dinero en circulación) y que de los 52.244 millones de euros no se declare un altísimo porcentaje que deja un fraude fiscal de más de 16.000 millones de euros, haya empresas (autónomos que cotizan por módulos) que declaran menos ingresos que sus empleados o los pensionistas y los salarios decrezcan en un decenio mientras los beneficios empresariales crecen en ese mismo tiempo un 73% (la gran Banca ha ganado el pasado año 15.300 millones de €, no sabemos si con nuestro dinero –los rescates- o con el suyo y los directivos del Ibex-35 salen a más del millón de € de media… ¡al año!), el arreglo está un poco crudo.

Por cierto, ya que soy extremeño y vivo en esta maravilla climática de Región (claro que, “maravilla climática”, hasta que llegue esa puerca refinería para enriquecer a la familia del Sr. de los Hierros y algunos más que no hace falta nombrar), a lo mejor resulta que somos nosotros -la Región de mayor retraso económico- la que soluciona todos los problemas de la economía con esa pionera “Ley extremeña de Responsabilidad Social Empresarial”, que ya veremos si está muy bien como dice el Sr. Fernández Vara. Aunque, en cualquier caso, por lo menos de momento, pocas son las empresas que medio se acerquen a esos objetivos que señala la Ley, y la refinería -si se hace, que lo dudo- para paliar el enorme desempleo mediante el aumento del cáncer de pulmón, no podrá nunca cumplir con los requisitos de la misma, salvo iluminado que lo asegure, que pudiera ser conociendo al “personal”. Porque, fíjense lo que se propone la ya famosa Ley: incentivar y apoyar a las empresas que destaquen en ética, valores y compromiso, en conocimiento, competencia, crecimiento sostenible, cohesión social, buen gobierno corporativo, en innovación, en igualdad, integración, conciliación de la vida personal, familiar y laboral, participación e implicación de los trabajadores y sus representantes, potenciación del desarrollo individual y profesional del trabajador, estabilidad y salud laboral, talento innovador, en preservación del medio ambiente, en comunicación e información de estos valores, en diálogo permanente, compromiso con el entorno social, mecenazgo, trasparencia informativa y contable con balances económicos, sociales y medioambientales. Es decir, todo y más -la mayoría incumplible- menos SALARIO DIGNO, que ahora, con estos gobernantes, es inferior a 700 €/mes mientras ellos se están acolchando con sueldos superiores ¡al mes! equivalentes al del más aventajado de los trabajadores ¡al año! y a pesar de su inutilidad para llevar a cabo el más elemental de los proyectos para dejar de ser los más descamisados. ¡Vamos!, que los gobernantes extremeños en lugar de pensar tanto en la empresa –no parecen socialistas, ni lo son- deberían ocuparse primero de que está tierra no se convierta en un coto de beneficencia (los peores salarios del reino -ser mileurista es un privilegio-, entre las CCAA con mayor índice de paro, con la tasa más alta de contratos precarios -en las mujeres el ¡98%!-, el ¡42%! de pobreza relativa –record absoluto de España- y otras lindezas que me reservo porque la prensa no va a permitir su publicación por viciadas y Mubarakianas) y en un cortijo con el mejor acomodo para ricos, latifundistas y horteras de cualquier horma.

Noticias relacionadas

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!

Cataluña en pie de guerra. Sólo el constitucionalismo salvará España

"Si los socialistas son derrotados en las urnas, irán a la violencia, pues antes que el fascismo preferimos la anarquía y el caos." Francisco Largo Caballero. (II República)

40 años de paz

La verdad es que ni tan buenos éramos entonces ni tan malos somos ahora, pienso yo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris