Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Dubitativo Zapatero

José Tomás Cruz
Redacción
viernes, 18 de febrero de 2011, 15:54 h (CET)
La dubitatio, del latín "vacilante opinión", significa la expresión de una duda fingida, que aplicada al presidente Rodriguez Zapatero, delataria su indefinición en torno al abandono, cese o dimisión de la política activa, que tanto le está perjudicando personalmente como a sus barones.

El verdadero problema de las elecciones autonómicas y municipales, es que si se cumplen los pronósticos de las encuestas, cientos de altos cargos y dirigentes del PSOE, pasarán a la oposición, y otros muchos, carentes de profesión, oficio y ocupación anterior, lo haran directamente al frustrante desempleo. Decir adios al vehiculo oficial y tener que soportar el tuteo de la secretaria, entre otras muchas cosas, para muchos instalados en el poder desde hace años, es lo más humillante y cruel que les puede ocurrir. Actualmente, varios de ellos, barruntando lo que se avecina, viven amargados y asustados.

Barreda está cargado de razón afirmando que cuanto más dilate Zapatero su postura, menos libre será para decidir sobre su futuro. Toda esta maniobra no es producto de ninguna improvisación, sino que está perfectamente urdida por "ese oscuro y sectario grupo que gobierna nuestro pais" , desde la implantación del PSOE en el 2004, pero para que todo salga bien, tienen que darse una serie de circunstancias muy complejas.

En el fondo, metafóricamente hablando, ZP teme ser apuñalado como Julio Cesar en al año 44 A. de C., dialecticamente por su barones culpandolo de autócrata. Como siempre ocurre en estos casos, cuando la caida está próxima el enemigo se encuentra dentro del propio partido. Por lo menos, José Maria Barreda, presidente de Castilla-La Mancha, manifiesta públicamente su opinión sobre el relevo de Zapatero, no como muchos otros, que compartiendo su criterio, callan hipócritamente por temor a su futuro. Lo que no ofrece la más mínima duda es que, aplazar la decisiones, nunca fué la mejor de las soluciones.

Los comicios autonómicos y municipales ya estan a tiro de piedra, y la prerparación de un nuevo candidato para las generales no se improvisa fácilmente aunque algunos lo ven posible. Dicha estrategia, dudosamente democrática, obligaria a aclamar a Rubalcaba, con un "faisan" revoloteador que le está amargando la existencia, unido a otras causas que tampoco le favorecen; sin ir más lejos, el caso "Mercasevilla", se está complicando mucho más de lo que estimaban los politicos socialistas.

La otra alternativa, posiblemente utópica, con la cual estan engatusando a Zapatero, consistente en presentarlo nuevamente en las listas, cada dia que pasa, convence menos a sus compañeros de partido y militantes, por entender que a estas alturas, optar a una tercera legislatura, seria como tirarse desde un avion sin paracaidas.

Le guste o no al Sr. Zapatero, su continuidad e indecisión son el mayor problema del PSOE. Jugar a las intrigas en un pais con cinco millones de parados y con un más que dudoso y complejo futuro económico, lo único que añade a la ciudadania es desesperanza, asco y desesperante amargura.

Las insufribles campañas electorales, a cuyos ridículos mítines solo concurren los que ya estan convencidos a quien deben votar, solo sirven para el pretendido e imbecil lucimiento de unos cuantos payasos, que encumbrados por los falsos aplusos y movimiento de banderitas, terminen creyéndose los reyes del mambo. Lo único que aporta este penoso espactáculo es una lamentable pérdida de tiempo, esencial para dedicarlo a buscar soluciones a los tremendos problemas que todos conocemos y padecemos, lease: paro, financiacion autonómica, agujero de las cajas de ahorro (muy superior al estimado), televisiones autonómicas, recorte de pensiones, posible legalizacion de Batasuna (Sotur), y para colmo de desfachateces, el caso "Mercasevilla" con sus EREs y falsas jubiliciones, etc. etc...

Es muy triste comprobar como se dedican los políticos a insultarse y descalificarse mutuamente, solicitando dimensiones fulminantes del contrario. Si el pueblo, la sociedad española, fuese consultado, la contestación seria clamorosamente unánime:

¡¡ELECIONES GENERALES ANTICIPADAS, YA!!

Noticias relacionadas

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!

Cataluña en pie de guerra. Sólo el constitucionalismo salvará España

"Si los socialistas son derrotados en las urnas, irán a la violencia, pues antes que el fascismo preferimos la anarquía y el caos." Francisco Largo Caballero. (II República)

40 años de paz

La verdad es que ni tan buenos éramos entonces ni tan malos somos ahora, pienso yo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris