Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Los descendientes cristianos de los faraones

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 17 de febrero de 2011, 07:42 h (CET)
Mucho se menciona el hecho la importancia que tiene la Hermandad Musulmana, el partido más antiguo y fuerte de Egipto, en haber influido en Hamas y otros movimientos islámicos y en la posibilidad de transformar a su país en una suerte de nuevo Irán.

Sin embargo, Egipto no es solo la cuna del más antiguo e influyente nacionalismo mahometano, sino también de la mayor población cristiana del mundo árabe y del Medio Oriente.

Se estima que entre el 10% al 15% de los 80 millones de egipcios creen en la biblia y no el Corán. Uno de ellos, Boutros Ghali, fue el secretario general de Naciones Unidas en 1992-96.

Hay muchas personas que suelen identificar a los árabes con el Islam, lo cual es un grave error. Si bien el Corán está en árabe, solo 1 de cada 6 de los 1,500 millones de musulmanes que hay en el mundo tiene a ésta como su lengua materna. Por otra parte, hay 40 millones de cristianos y más de 1 millón de judíos árabe-hablantes.

En el Medio Oriente nació el cristianismo 6 siglos antes que Mahoma y el judaísmo al menos 2000 años antes que dicho profeta. Los judíos y los cristianos más antiguos que hay provienen de esa región.

Si bien casi todos ellos usan el árabe a diario, algunos prefieren reclamar sus raíces en los pueblos previos a la invasión árabe. Muchos de los 3,5000,000 maronitas, quienes componen casi la mitad del Líbano, país que fue separado de Siria por los franceses para crear la única república árabe dominada por cristianos, pretenden ser ‘fenicios’. Hay entre 3 a 4,5 millones de cristianos provenientes de Irak y Siria que se consideran asirios.

Hay entre 10 a 20 millones de coptos quienes vienen del valle del Nilo. Ellos son la principal minoría religiosa en Egipto y Sudán, donde se proclaman como los herederos directos del pueblo de los faraones, mientras que hablan una lengua demótica que proviene de ellos.
Esta es el copto, la misma que se escribe en el alfabeto griego (y no en jeroglíficos) y que se ha venido convirtiendo (como el latín) en una lengua litúrgica.

Muchas de esas iglesias tienen su propia estructura local. Por ejemplo, los coptos tienen a Shenouda III como su 117avo Papa, el cual reside en Alejandría. Sin embargo, hay congregaciones coptas, asirias, libanesas, armenias y en todo el Medio Oriente que son ortodoxas, católicas o protestantes.

Los coptos en Egipto llegaron a ser muy importantes durante la monarquía y la dominación británica. La mayoría de los grandes negocios estaban en sus manos. Sin embargo, el régimen actual que Nasser impuso en Egipto desde 1952 afectó las propiedades de muchos de ellos, mientras que la ideología pan-arabista buscaba hacer que los coptos se arabizasen. En Sudán los coptos perdieron los privilegios que tuvieron durante la colonia británica y a muchos de ellos se les ha negado la ciudadanía.

Los cristianos han jugado un rol clave en la independencia de Sud-Sudán, mientras que en Egipto siguen siendo la principal minoría no musulmana dentro de un gran país islámico.
Es bueno recordar que una gran parte de los cristianos del Medio Oriente emigraron a las Américas. Una decena de jefes de Estado o de gobierno de América Latina han tenido ancestros árabes. En el Nuevo Mundo hay tantos o más maronitas que en el Líbano. Las mayores concentraciones de ellos están en Brasil, Argentina y México. En EEUU hay entre 100 a 500 mil asirios y uno de ellos (Andre Agassi) llegó a ser el número 1 del tenis mundial.

Noticias relacionadas

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación

Mi discalculia

Algunos profesores de ciencias simplemente se contentaban con recordarme que no “servía para estudiar”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIV)

Aunque no sea por convicción sino por estrategia, es mejor no mentir ni ocultar la verdad

Sánchez habla de reconciliación mientras sigue abriendo viejas heridas

Quien salga elegido nuevo presidente del PP deberá aprender del pasado y devolverle, al PSOE del señor Sánchez, golpe por golpe, traición por traición

Pasado, presente y Casado

Diario de una no tan joven promesa a la que se le acaba el tiempo si no se lanza ya a la piscina
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris