Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Cine   -   Sección:   Cine

Los nazis rodaron películas en 3D

16 años antes que Hollywood
Redacción
miércoles, 16 de febrero de 2011, 16:51 h (CET)
Al parecer, lo que trata de venderse a los consumidores como el futuro del cine, el 3D, ya fue utilizado por los nazis. El australiano Philippe Mora dice que ha descubierto dos películas de 1936 de 30 minutos de duración en las que, con tecnología 3D, se puede ver propaganda del Tercer Reich.




Trabajadores nazis en los JJOO de Berlín en 1936.

SIGLO XXI

La primera de las películas se titula "Tan real que lo puedes tocar" y cuenta con tomas de una barbacoa. La segunda lleva por título "Seis chicas salen en fin semana" y cuenta con actores que Mora cree que probablemente fueron las estrellas del estudio Universum Film en tiempos de guerra en Alemania.

"La calidad de las películas es fantástica", dice Mora. "Los nazis estaban obsesionados con todo lo que tenía que ver con la grabación y cada imagen era controlada. Formaba parte de la forma en que obtuvo el control del país y su gente."

Mora descubrió las películas mientras investigaba para un nuevo documental titulado "Cómo fue grabado el Tercer Reich", que explora la forma en que los nazis usaron el cine para moldear la opinión pública y manipular al pueblo alemán.

Las películas estereoscópicas no llegaron a Hollywood a escala comercial hasta 1953 con el lanzamiento de la Casa de André de Toth of Wax, protagonizada por Vincent Price.

Mora cree que la existencia de la película de 35mm nazi confirma que los alemanes estaban muy avanzados. "Ellos hicieron un estudio independiente para el ministerio de propaganda de Goebbels".

Mora, quien cree que puede haber más películas en 3D escondidas en Alemania o en otro lugar, es algo un experto en los éxitos de los cineastas nazis. En su película "Esvástica 1973", sacó tomas de color de películas caseras privadas de Hitler y su compañera, Eva Braun, en Obersalzberg en los Alpes bávaros.

Noticias relacionadas

Sitges 2018: Pulsiones

Crónica del Festival VII

Sitges 2018: Musicales en clave política

Crónica del Festival VI

Sitges 2018: Fantasmagorías de la inocencia

Crónica del Festival V

Sitges 2018: Puzzles

Crónica del Festival IV

Sitges 2018: Las vísceras

Crónica del Festival III
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris