Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Cocodrilos marinos en televisión

Mario López
Mario López
miércoles, 16 de febrero de 2011, 07:53 h (CET)
El reptil más grande del mundo es el cocodrilo marino que habita en el sureste asiático y en el norte de Australia. Puede llegar a medir hasta seis metros de longitud. A mí me resulta espeluznante y extraordinariamente repulsivo. Es capaz de irrumpir en el idílico mundo de los canguros y engullir de un solo bocado a un cangurito adolescente.

Ese odioso monstruo tiene el mérito de haber sobrevivido a decenas de especies mucho más evolucionadas que él. En esto, como en tantas otras cosas, el cocodrilo marino me recuerda a esa especie de periodistas que tanto ha florecido en estos últimos años y que, como el apestoso saurópsido, ha sobrevivido a infinidad de especies más evolucionadas. Esto es lo que se podría llamar "los eslabones contumaces de la evolución".

En el caso de los retroperiodistas españoles, hay que distinguir cuatro subespecies: el retroperiodista convencido (Eduardo García Serrano, Hermann Terstch, Cuca García de Vinuesa), el retroperiodista adaptado (Federico Jiménez Losantos, Fernando Sánchez Dragó), el retroperiodista cínico (Carlos Dávila, Alfredo Urdaci, Pilar San Sebastián) y el retroperiodista patológico (Alfonso Ussía, Salvador Sostres, Cesar Vidal). Todos ellos representan la voz de la caverna, esa voz que ha sido capaz de sobrevivir a decenas de voces infinitamente más evolucionadas que las suyas.

Son los cocodrilos marinos del periodismo nacional. Supongo que seguirán sobreviviendo por muchas décadas, sobre todo si siguen contando con apoyos del peso del de la lideresa madrileña Esperanza Fuencisla Aguirre Gil de Biedma. A ella deben plataformas como Intereconomía, desde donde pueden desarrollar sus saurias actividades. Sólo espero que el poder judicial ponga coto a lo que, al parecer, no puede poner el sentido común.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris