Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Entrevistas
Etiquetas:   Entrevista  

"Los diamantes me han permitido hacer piezas con creatividad alejándome del clasicismo que muchas veces parece que impone un diamante"

Clemencia Peris, diseñadora de joyas
Redacción
martes, 15 de febrero de 2011, 08:23 h (CET)
Pasear por las calles de Barcelona es uno de nuestros placeres favoritos, tiene la inmensa ventaja de que por caminar por las calles todavía no cobran ningún peaje y el Eixample de esta ciudad es rico en construcciones dignas de admirar con la tranquilidad que no da la prisa, siempre encontramos algo en lo que fijar nuestra atención, un día puede ser cualquier mirador modernista, otro una de esas fincas de primeros del pasado siglo en cuya fachada se refleja una parte de la historia de nuestra ciudad y en alguna ocasión el descubrimiento de una tienda que nos llama la atención por su originalidad.

Es así cómo un buen día paseando por el tramo de la calle Valencia entre la Rambla de Catalunya y el Passeig de Gràcia descubrimos la tienda de Clemencia Peris. Nos llamó poderosamente la atención su pequeño escaparate en el que vimos unas joyas que reclamaron nuestra mirada por la originalidad de su diseño, habíamos tropezado con algo diferente a lo que habitualmente nos ofrecen los lujosos escaparates de las joyerías de la zona. Decididos bajamos los cuatro escalones que llevan hasta la tienda y allí nos encontramos con Clemencia Peris, pelo corto, ojos vivos y una charla interesante.




Anillo en oro negro diamantes y talla brillante.

Teresa Berengueras - Rafa Esteve Casanova / SIGLO XXI

La tienda lleva tu nombre pero nos gustaría conocer el origen del mismo ya que no es un nombre muy corriente.

Mi bisabuela se llamaba Clemencia, también mi madre y a mi me tocó, es un nombre que hasta que nació mi hija Mariona era hereditario. Mi madre cuando nació Mariona me pidió que le pusiera el nombre que habíamos llevado las mujeres de la familia desde generaciones, pero aquí dije no ¡ya basta¡ y así se cortó la tradición.

El mundo de la creatividad y del dibujo es constante en las joyas que creas, ¿cuándo empieza a formar parte de tu vida?

En mi familia no hay antecedentes artísticos. Mi abuela tenía un horno artesanal, hacía pan, pertenezco a una de las familias más antiguas de Terrassa, mi madre se casó con un valenciano que se dedicaba a vender naranjas al por mayor y al cultivo de las mismas, mi madre era una mujer de negocios como mi padre y mi abuela una artesana del pan, pero desde muy pequeña mi mundo era dibujar, lo hacia con mucha constancia, a todas horas y dicen que lo hacía muy bien.

Eres artista desde pequeña
Bueno, eso no lo sé, dibujaba, se me daba bien y quería dedicarme a ello, mi familia no estaba de acuerdo con que tomara esta opción en la vida, siempre me dijeron que nunca me ganaría la vida siendo artista, dibujando, en aquellos momentos se veía muy mal que una persona tuviera deseos de dedicarse a un trabajo creativo, me decían que estudiara y que además dibujara, pero yo no estaba por la labor.

¿Cómo les convenciste?
Vieron que tenía auténtica vocación y que además me dedicaba por entero a ello así que decidieron que tuviera una buena educación artística y para mi alegría me matricularon en la Escuela Massana, en esos momentos en la Massana había muy buenos profesores y aprendí mucho, los dos primeros años eran los de estudios comunes, aprendía pero en realidad todavía no tenía claro a lo que iba a dedicarme, eran cinco años de carrera, una carrera intensa en donde había muchas especialidades, dibujo, pintura, cerámica, escultura, etc. etc.

Pronto tuviste claro que ibas a ser joyera

Si, pasados los dos primeros años ya encaminé mis pasos hacia la creación de joyas, pero mi momento más claro y donde pude poner en práctica todo lo que aprendí fue al finalizar los estudios, una profesora de la Escuela, una profesora alemana, tenía un taller de joyería y me propuso que fuera a trabajar con ella, ya me advirtió que no me podría pagar pero a mi me interesaba mucho poner en práctica todo lo que me habían enseñado, así que estar con ella fue mi mayor acicate. Al cabo de tres meses de aprendizaje me pidió que empezara a trabajar con ella. Fue maravilloso para mí, me sirvió para reforzar todo lo que hacía y aunar todo lo que había aprendido al estar poniendo en práctica todos los días la técnica aprendida en la escuela.




Pendientes creación Clemencia Peris.

Ya estás metida de lleno en el mundo que deseabas, ¿cómo se desarrolla tu trabajo?

Obtengo el premio que llevaba por nombre “Para los futuros artistas de la joyería” y aunque los premios son eso, sencillamente premios, para una creadora o artista como yo, llamadle como queráis, fue muy importante para mi proyección, este premio que recibí durante dos veces consecutivas me dio a conocer, especialmente en Terrassa, mi ciudad, donde monté mi primera joyería.

Pero tú trabajo de envergadura y de viajar y conocer el mundo de los diamantes, que es tu punto fuerte, te viene dado a partir de que los De Beers contactan contigo para que trabajes con ellos, ¿es eso así?

Si, totalmente, De Beers, empresa conocida mundialmente en el mundo de los diamantes, quiere contactar y contar para sus proyectos con personas creativas, con diseñadores que pudieran aportar novedades en su negocio de diamantes, así fue como empecé a trabajar con ellos y a viajar mucho, montaba stands De Beers en todas partes de España y también en los grandes eventos de importantes ciudades a lo largo del mundo. Fueron muchos años de trabajar para ellos y con ellos al mismo tiempo que podía conocer de cerca los diamantes y su diversa procedencia, y empecé a hacer piezas únicas para estas exposiciones y para los actos múltiples que se sucedían uno tras otro.

Se dice que los diamantes son los mejores amigos de la mujer. Clemencia sonríe y nos responde

A mi me han dado la oportunidad de poder desarrollar todo mi mundo, los diamantes para mi han significado mucho, me han permitido hacer piezas con creatividad, alejándome del clasicismo que muchas veces parece que impone un diamante.

Tienes la joyería de Terrassa, completamente consolidada, con una clientela fiel a la que le gustan tus creaciones y la de Barcelona, coqueta, con pocos metros cuadrados pero en donde los diamantes, amén de otros elementos como las perlas y la madera noble iluminan este espacio, es difícil montar un negocio de este tipo sin venir de una tradición familiar en el mismo, tu familia ¿te ha ayudado?

Para nada, todo lo que he conseguido ha sido a base de trabajar mucho, en mis inicios guardaba mis ahorros en una caja de zapatos, luego iba con ella al banco y los ponía en la caja fuerte, aunque fuera poco lo recogido y así hasta ahora, he subido desde cero, no me puedo quejar, esa es la verdad, pero he trabajado duro y lo sigo haciendo todos los días. Ahora me ayudan mis hijos, Mariona, que tiene veintisiete años y es muy creativa también, y Marc, de veintitrés que conoce todos los avances tecnológicos y sabe cómo utilizarlos en joyería, estoy muy bien acompañada y por supuesto ellos son mis sucesores, pero yo tengo mucha cuerda y sigo, porque hay que tirar adelante y me gusta seguir dibujando.

Es decir que tus piezas son artesanales

Totalmente, me paso el día dibujando a mano, con un papel y un lápiz en blanco y negro, cuando me gusta el dibujo le doy color para ver cómo quedará la joya, desde luego que las piezas que hay en casa todas se hacen a mano, una a una, a mi me gusta hacerlo así, sé que los adelantos técnicos abundan pero no sé manejarlos y me siento mucho mejor con mi forma artesanal de trabajar, cada pieza para mi forma parte de mi vida.

Da la impresión de que las joyas que creas tienen alma y hablan

Bueno, no sé si ellas hablan o yo les hablo, pero sí, tienen vida, es mi manera de interpretarlo.

Al fondo de la tienda vemos en una estantería diversas maquetas de creaciones de Clemencia Peris encargadas por algunas empresas y entidades para obsequios muy especiales.

Este tipo de encargos hacen más fuerte mi creatividad y me gusta mucho que me los hagan, me siguen dando vida y ganas de continuar creando nuevas obras, la empresa Audi me pidió que creará un trofeo para entregar a un directivo, este trofeo debía estar muy enraizado con algo que tuviera un sello auténticamente catalán, les pedí que me dejaran hacerlo a mi aire, no hubo problemas para ello y les hice un trofeo que bauticé como “Els Castellers”, es un trofeo con láminas de oro y plata, las láminas parece que sean las olas del mar y simbolizan la piña de “Els Castellers” y en lo alto la más pequeña recuerda al anxeneta, les gustó tanto que me han hecho otros encargos. También trabajo para varias instituciones y siempre quedan contentos, yo no hago la típica placa, es que no sé y me parece más auténtico hacer algo creativo porque tiene más historia, siempre busco crear algo con historia.

Ahora el mundo de la joyería se ha diversificado y a todas horas y en cualquier momento es posible llevar una joya, digamos que todo el mundo puede comprar una pieza, ¿es eso así?

Por supuesto, esta es la evolución que ha seguido el mundo de la creación, la globalización, pero siempre he pensado que una joya, tenga el precio que tenga, nunca se puede vulgarizar, la joya debe tener un punto de elegancia, un punto de luz, es un complemento importante en la personalidad de quien la lleva y en su estilo en el vestir, a lo largo de mi vida profesional he visto que no todo el mundo sabe colocar los diamantes en su lugar.

Hace unos años mezclaste en una colección perlas con diamantes y plástico, ¿cómo lo hiciste?

Hace siete años me pidieron una colección en donde la perla tuviera mucha importancia y aún hoy esta colección tiene aceptación entre el público, realmente se pueden mezclar todos estos elementos tan dispares, las perlas eran grandes y únicas y las acompañaba con diamantes más pequeños y en los anillos la pieza que sujetaba la perla y los diamantes era de plástico, plástico claro, no transparente, en los collares usé tejido de lino de colores y puse la perla y los diamantes, son piezas únicas, nada envaradas que las puede llevar todo el mundo a todas horas y en cualquier acto si éste no es muy protocolario.

Hace pocas semanas la actriz Assumpta Serna en la entrega de los premios Gaudí del cinema catalán lució uno de tus collares con el vestido que Losson Couture crearon expresamente para la ocasión.

Con los chicos de Losson tenemos una excelente relación, conocieron a Mariona y cuando vinieron a pedirme esta colaboración acepté enseguida pues sentí que actualmente el mundo de la moda prescinde de la joyería y creo que igual que sucede con los complementos en una pasarela un punto de luz es importante para realzar el vestido. Cuando trabajaba para De Beers hacíamos este tipo de encargos y me gustaba mucho participar, muchas veces hice colecciones enteras para que desfilaran. Es más, en De Beers creaban desfiles para mostrar sus colecciones.




Pendientes trufados de brillantes y diseño de pulsera.

A la vista de lo que nos dices el mundo de la moda tal vez necesite una revisión en el aspecto de contar con la joyería a la hora de planificar sus desfiles de presentación de nuevas colecciones.

Por supuesto, en Catalunya siempre hemos sido muy avanzados en este mundo y siempre hemos tenido nuestro sitio, hace tiempo que eso no sucede y me parece que todos deberíamos ponernos de acuerdo ya que ambas industrias necesitan una de la otra y no estar para nada desligadas, ¿verdad que los zapatos y los bolsos, por decir algo, son importantes en la moda?, pues la joyería lo mismo, hoy nada está alejado de nada, las piezas con diamantes también las trabajo con madera y son tan deportivas como un anillo creado de forma casual.

En la conversación está presente José, el creador de Losson Couture quien nos habla de la colaboración que ambas empresas han establecido con el fin de aprovechar la sinergia que la misma puede emanar.

Nosotros tenemos en cuenta todo lo que tenga relación con el mundo del arte, la joyería es para Losson un punto a tener en cuenta en nuestros diseños, por eso cuando Assumpta Serna nos pidió el vestido para los Gaudí enseguida pensamos en trabajar con Clemencia, el resultado fue maravilloso para todos, ahora nosotros ya hemos acabado la colección para el próximo invierno que vamos a presentar dentro de poco y hemos hablado con Clemencia para tener una colaboración, creemos que cuando es preciso podemos hacer cosas juntos. Clemencia hace de la joya un mundo y en ese tema estamos en la misma honda. Además todos estamos ligados a Terrassa, nuestro taller y nuestra casa está en Terrassa, nosotros hace poco que hemos empezado y queremos hacerlo todo poquito a poquito pero desde luego que ahora y en esta ocasión vamos a contar con Clemencia.

A ti, Clemencia, ¿te gustan las creaciones de Losson Couture?

Si, trabajan siempre bien y me gusta su profesionalidad, además son muy creativos y muy profesionales, en sus vestidos los dobladillos están bien hechos, tienen una costura muy profesional y muy artesanal, quizá ahí está nuestro punto de unión, sus vestidos tienen la personalidad de la gente joven que sabe lo que hay en el mercado pero con un punto de elegancia, es lo que más me gusta y agrada mucho trabajar con ellos. Son jóvenes pero muy responsables, mi hija se lleva de maravilla con ellos. Tienen mucho futuro.

Nos hemos enterado que no tienes móvil ¿es eso posible?

Es cierto, no puedo soportar que suenen los teléfonos, pensad que el teléfono fijo no para de sonar durante todo el día, imaginaros si tuviera móvil, necesito tranquilidad para dibujar para hacer cosas nuevas y el teléfono, para mi, es mi peor enemigo

Una vez terminada la entrevista con Clemencia Peris, que nos emplaza a comer una estupenda paella en l’Estany de Cullera, nos enteramos que en la ceremonia de entrega de los Premios Goya Assumpta Serna lucirá un vestido diseñado y confeccionado por Losson Couture y el punto de luz y alegría en la actriz lo pondrán joyas creadas y diseñadas por Clemencia Peris. Todos están muy contentos y nosotros tenemos la primicia de ver y tener en la mano alguna de aquellas joyas, joyas creadas con amor al trabajo y de manera artesanal. Es muy difícil que alguien luciendo una de las creaciones de Clemencia Peris se encuentre en un evento con otra persona que luzca la misma creación, son las ventajas del trabajo artesanal.

Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris