Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

El azaroso silencio de don Mariano

Mario López
Mario López
martes, 15 de febrero de 2011, 07:48 h (CET)
Al PP se le ha atascado la fumata blanca de Valencia. Ningún miembro de la dirección del partido quiere confirmar la candidatura de Francisco Camps a la presidencia de la Generalitat valenciana. Los rumores de togas les han sellado los labios. La solicitud de la Fiscalía Ancticorrupción, también. Cuarenta y tantos mil pavos son una pasta, dan para equipar a todo un equipo de fútbol profesional y aún sobra para pagar una buena mariscada en Combarro. Dicen que don Mariano no sabe cómo hacerle entrar en razón al "curita", que el hombre quiere seguir estando en misa y repicando; no encuentra las palabras para disuadirle de su empeño. Quizá lo que le falta a don Mariano es esa empatía, esa capacidad de seducción que tiene Álvaro Pérez Alonso "El Bigotes".

¿Por qué no habla con él? Quizá, aprovechando esa cosa tan "bonita" que tienen entrambos Francisco y Álvaro, pueda resolver este terrible galimatías que le pone a él, a don Mariano, en una posición muy delicada, que hace sospechar a propios y extraños que no va a ser el político que dice ser, el estadista capaz de ponerle los puntos sobre las íes a Angela Merkel y pararle los pies al mismísimo gobernador del Banco de España, si tales cosas fueran necesarias para preservar el interés general de los españoles. A don Mariano, de un tiempo a esta parte, y utilizando su propio lenguaje, le están ocurriendo cosas muy notables. Me temo que, de seguir en esta línea, le acabarán sucediendo cosas verdaderamente sobresalientes.

De momento, todo parece apuntar a que dentro de su partido ya están empezando a velar armas algunos de sus barones, en espera de la definitiva batalla interna para alcanzar el liderazgo del partido y el consiguiente asalto a la Moncloa. Don Mariano aún no lo tiene todo perdido, pero está haciendo méritos.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris